Rate this post

Ya no hay vuelta atrás, el negocio de Netflix va a cambiar por completo y dejará de depender exclusivamente de los clientes y de las suscripciones. Y es que la plataforma de vídeo en streaming acaba de lanzar un nuevo plan de suscripción más barato pero con publicidad. 

El nuevo plan de Netflix es más barato, sí, aunque no demasiado. En concreto, el nuevo servicio que incluirá anuncios antes, después y durante el contenido a ver costará 5,49 euros al mes. Si se compara con el plan básico de Netflix, que actualmente tiene un precio de 7,99 euros y que se puede utilizar con una sóla pantalla simultánea, no es demasiado barato, ya que son solo dos euros de diferencia. 

El nuevo plan de Netflix no viene a sustituir a ninguno de los ya existentes, sino a darles una oportunidad a aquellos usuarios que no pueden o no quieren pagar por el servicio los entre 7,99 y 17,99 euros. 

La compañía tiene previsto que el lanzamiento en España tenga lugar el próximo 10 de noviembre a las 17 horas. El nuevo plan llamado ‘Básico con anuncios’ ofrecerá 20 segundos de publicidad al inicio de los capítulos de las series y de las películas, aunque también habrá interrupciones a lo largo de la emisión de dichos contenidos. 

Netflix ha explicado que en total se verán entre cuatro y cinco minutos de publicidad a la hora, algo similar a lo estipulado en la televisión generalista, y parece que los usuarios no van a poder escaparse de ellos.

Eso sí, los usuarios de este nuevo plan con publicidad contarán con el contenido en HD aunque hay un problema, este plan no tendrá todos los contenidos ofrecidos en el resto de los planes de Netflix, ya que algunas series y películas, por cuestiones de licencias, desaparecerán de las listas.

Otra de las desventajas de contratar este plan con publicidad es que los usuarios no podrán descargar el contenido, algo que sí se ofrece con el resto de planes.

Por tanto, Netflix contará con cuatro planes diferenciados. El más barato será el ‘Básico con anuncios’, que costará 5,49 euros, que sólo se podrá ver en una pantalla a la misma vez y que no ofrecerá la posibilidad de descargar el contenido.

El siguiente en la lista será el tradicional plan básico, que cuesta 7,99 euros, que ofrece descargas en un dispositivo pero sólo una pantalla de manera simultánea, eso sí, contarán con todos los contenidos de la lista de Netflix.

Los planes más caros serán el Estándar, por 12,99 euros, con dos pantallas simultáneas y dos dispositivos para descargas, y el Premium, por 17,99 euros, con cuatro pantallas simultáneas y la posibilidad de descargar el contenido en los cuatro dispositivos.

El nuevo plan de Netflix también ofrecerá una serie de controles para anunciantes para que así puedan llegar al público adecuado y garantizar que la publicidad sea relevante para el usuario que está viendo el contenido. 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here