Rate this post

La startup chilena Ainwater revoluciona el entorno de las plantas de tratamiento de aguas mediante el empleo de la inteligencia artificial para optimizar el funcionamiento dentro de estos centros.

La compañía continúa su crecimiento y además de estar presente nueve plantas de su país de origen, se encuentran ya en dos naciones más -México y a Brasil- y comienzan a implementar un modelo similar en otras industrias.

Sus tres socios fundadores son Camilo Huneeus, quien estudió ingeniería industrial química en la Universidad Católica; Martín Concha, ingeniero en biotécnica; y Marcos Pérez, doctor en física teórica y cientista de datos, cuenta el reporte del portal Prensa Digital.

Camilo, quien además estudió un magister en gestión de recursos hídricos en Yale, tenía la idea de emplear inteligencia artificial para optimizar los procesos de las plantas de tratamiento de aguas.

A partir de su proyecto, contactó con Concha y ambos postularon al fondo Corfo Crea y Valida y quedaron primeros en la evaluación entre 540 proyectos. Poco después, cuando comenzaron el desarrollo tecnológico de su propuesta, llegaría Pérez, el tercer socio fundador.

“Durante ocho meses, los tres fundadores de Ainwater estuvieron construyendo y testeando su modelo para salir al mercado pensando en el núcleo del proceso de cualquier planta de tratamiento de aguas. En ellas, los tanques que contienen las aguas servidas contienen bacterias aeróbicas que se comen la materia orgánica que ensucia el agua. Después de ese proceso se forman sedimentaciones que se van hacia el fondo, por lo que el agua limpia queda arriba para poder ser retirada. En ese proceso, lo más importante es que las bacterias sean bombeadas con aire para que puedan realizar su tarea, lo que normalmente suele significar la mitad del consumo de energía de una planta”, detalla el medio.

Ante esta situación, los fundadores pensaron en cómo optimizar el proceso, para lo cual generaron un gemelo digital, que no es más que “la generación de una réplica virtual de un producto, servicio o proceso que simula el comportamiento de su homólogo físico, con el objetivo de monitorizarlo, analizar su reacción ante determinadas situaciones y mejorar su rendimiento y eficacia”, explica BBVA.

A partir de este gemelo digital de cada planta, pueden tener el control de todas las variantes que pueden incidir en el trabajo, para así tomar las decisiones óptimas. Para ello, modelaron con inteligencia artificial el comportamiento de las bacterias en tiempo real.

Según Huneeus, con este modelo están en condiciones de “predecir el comportamiento para generar alertas de lo que va a pasar y recomendaciones para controlar el proceso y sobre todo airear bien, echar la cantidad de aire justa. Lo normal es poner todo el aire posible para asegurar que la cuestión funcione y no tenga incumplimiento normativo, pero nosotros, al tener los datos y modelos en tiempo real, podemos indicar la medida precisa para evitar gastar energía y evitar problemas de incumplimiento normativo”.

En LATAM, el Banco de Desarrollo Interamericano, publicó AGTECH: Mapa de la innovación Agtech en América Latina y el Caribe que “busca ilustrar la evolución reciente del sector, profundizar el conocimiento en torno a las nuevas tecnologías y su aplicación e identificar cuáles son los retos futuros para generar impacto”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here