Elon Musk, cortesía de Twitter.

Tesla sigue dando pasos para poder abrir su super fábrica en Alemania. Y es que el director ejecutivo de la compañía de fabricación de coches eléctricos, Elon Musk, se ha reunido con los líderes de Brandeburgo, el estado alemán donde se está construyendo las instalaciones presupuestadas en 5.800 millones de euros.

Así lo ha afirmado el ministro de Economía de Alemania, Joerg Steinbach en una publicación en Twitter acompañada de una fotografía en donde aparece Musk durante la reunión, a la que asistió también el primer ministro del estado, Dietmar Woldke.

Tesla se enfrenta a retrasos para poder poner en marcha la nueva fábrica en Alemania, ubicada en Grünheide, que está cerca de Berlín. 

Por el momento, no está claro cuándo podrán salir a la luz los primeros modelos que se están fabricando en estas instalaciones, ya que se han enfrentado a la burocracia y a la resistencia ambiental, según ha informado Reuters.

Tesla ya ha retrasado la apertura de esta fábrica prevista para finales de 2021. Y es que la agencia medioambiental de Brandeburgo todavía no ha dado su aprobación final al proyecto, lo que significa que podría retrasarse aún más, hasta 2022.

No es la primera vez que Musk visita Alemania para estar al día del proyecto de super fábrica de Tesla. En mayo, el multimillonario verificó el progreso de la planta, aprovechando también para criticar la difícil burocracia alemana.

Aún así, la fe en el proyecto está clara, ya que hace poco, Musk apostaba por la fábrica en un tuit de respuesta a un artículo en el que se decía que la oposición pública a la planta estaba disminuyendo.