El gigante tecnológico Microsoft dará un plazo de diez días a los usuarios insatisfechos con Windows 11, ya que podrán volver a la versión de Windows 10 si no están contentos con la nueva actualización del sistema operativo. 

Ya queda poco para poder instalarse la nueva versión de Windows 11, de la que tanto se ha hablado y que introducirá diferencias significativas con su predecesor. La compañía permitirá a los usuarios que así lo deseen el descargarse el Windows 11 de manera gratuita, aunque el ordenador deberá de cumplir una serie de requisitos. 

Pues bien, los usuarios que no estén contentos con la nueva versión podrán volver a Windows 10 de una manera sencilla. Solo tendrán que realizar lo que se llama una “instalación limpia”, que no es otra cosa que formatear el equipo e instalar la versión del sistema operativo desde cero. Eso sí, sería conveniente realizar una copia de seguridad de los datos y los archivos para no perderlos. 

Windows 11 llega con un nuevo diseño y nuevas características de las que ya informamos hace unos días. Los usuarios tienen la opción de actualizar a esta nueva versión de manera gratuita pero también de quedarse con Windows 10, ya que Microsoft ha garantizado el soporte del mismo hasta el 14 de octubre de 2025. Así que todavía hay tiempo para poder disfrutar de Windows 10.

TodoStartups es un portal de emprendedores, startups y negocios en internet de habla hispana.