El gigante tecnológico Google acaba de introducir nuevas medidas para proteger a los menores de 18 años de los peligros de Internet. Y es que la compañía de Mountain View va a poner en marcha una nueva política que permitirá a los menores, a sus padres o tutores, pedir que se retiren sus imágenes de los resultados de Google Imágenes.

La intención de Google es que los jóvenes tengan un mayor control sobre sus imágenes en Internet, aunque aclaran que al suprimir una imagen de los resultados de la búsqueda en Google Imágenes no supondrá la eliminación en la propia web.

La compañía introducirá estas nuevas políticas en las próximas semanas, según ha informado en un comunicado en su blog oficial, en el que se comprometen a diseñar productos que preserven la seguridad y la privacidad de las personas y les den más control sobre sus imágenes.

En dicho comunicado, Google también ha informado que en las próximas semanas y meses se introducirán cambios en las cuentas de la compañía para este colectivo. De esta manera, en Youtube se harán más visibles las funciones de Bienestar Digital y ofrecerán garantías y formación sobre los contenidos comerciales. 

En el caso del buscador de Google, la compañía cuenta con medidas que evitan que los usuarios se lleven sorpresas desagradables a la hora de hacer las búsquedas, como la de Búsqueda Segura, que cuando está activada facilita que se filtren los resultados para que no aparezcan contenidos explícitos. Esta herramienta está activada de forma predeterminada para todos los usuarios menores de 14 años que tienen cuentas gestionadas por medio de Family Link, aunque esta medida se activará para los usuarios menores de 18 años con cuentas ya existentes o para las cuentas nuevas.

En cuanto al Asistente de Google, se introducirán nuevas protecciones predeterminadas, aplicando la tecnología de Búsqueda Segura al navegador web de las pantallas inteligentes.

En relación al historial de ubicaciones, Google extenderá el hecho de que está desactivado de manera predeterminada a las cuentas de los menores de 18 años en todo el mundo, y no se podrá activar tampoco.

Google también introducirá novedades en Google Play. En concreto, la compañía lanzará una nueva sección de seguridad que permitirá a los padres saber qué apps cumplen con las políticas de familia de la empresa y sabrán cómo se utilizan los datos que se recogen, pudiendo conocer mejor si una aplicación es adecuada para sus hijos antes incluso de descargarla.

Pero Google también ha incorporado cambios en su política de publicidad. Así, los menores de 18 años verán que está bloqueada la segmentación de anuncios en función de la edad, el sexo o los intereses.