Cuando nació, su padre la abandonó. Durante su infancia, sufrió todo tipo de abusos por parte de familiares y amigos. A los 14 años, quedó embarazada y perdió a su bebé por un parto prematuro. A los 22 años, trabajaba como reportera y su jefe la despidió porque era muy emotiva. Hoy en día, es reconocida como una brillante productora de televisión, actriz, periodista y empresaria, además de ser considerara por diversos medios como la “mujer más influyente de nuestra generación” y posee una fortuna personal de más de $2.700 millones de dólares¿Cómo lo logró?

[embedded content]

¿Cómo se convirtió Oprah Winfrey en una de los mujeres más ricas, influyentes y exitosas del mundo?

La protagonista de esta historia es Oprah Gail Winfrey, quien nació el 29 de enero de 1954 en Kosciusko, un pequeño pueblo rural del estado de Mississippi.

La concepción de Oprah fue el resultado de la aventura amorosa de una noche entre su madre, Vernita Lee, que en ese entonces tenía 18 años, y un chico dos años mayor que ella, el cual desaparecería de su vida, dejando a la joven madre y a su pequeña hija en medio de enormes dificultades.

Oprah pasó los primeros 6 años de su vida en Mississippi, en la humilde granja de su abuela. Su familia era tan pobre que, para vestirla, su abuela le confeccionaba vestidos con sacos de patatas, hecho que hacía que sus compañeros de escuela se burlaran de ella.

Su madre no tenía muchas esperanzas sobre el futuro de la pequeña, ya que en aquella época la discriminación racial era muy fuerte y a lo mucho que podría aspirar Oprah era a convertirse en una sirvienta.

Más tarde, se mudó con su madre a un barrio pobre de la ciudad de Milkwaukee, en Wisconsin. En esta ciudad sería donde Oprah, con tan solo 9 años de edad, sufriría repetidos abusos por parte de uno de sus primos. A esta desgracia se sumarían luego los abusos de tres hombres diferentes, todos supuestos “amigos de la familia”. Estos abusos duraron más de 5 años y ocasionaron que la pequeña quedara embarazada a sus 14 años de edad. El bebé producto del embarazo nació prematuramente y murió pocos minutos después del parto.

Devastada por su dura infancia, se convertiría en una “chica problema” en su adolescencia. Solía andar por las calles ignorando los toques de queda y en algunas ocasiones se le encontró robando. Su rebeldía estuvo a punto de llevarla a un reformatorio para menores; sin embargo, como una alternativa para cambiar el rumbo de su vida decidió escapar e irse a vivir con su padre, aquel joven fugitivo que abandonó a su madre y del que nunca más se volvió a saber en Mississippi.

Cuando se enteró de que su padre, llamado Vernon Winfrey, vivía en Nashville y se ganaba la vida como barbero, no dudó en ir en su búsqueda.

Su progenitor era un hombre muy estricto y le enseñó el valor de la disciplina y el trajo duro. Esto le ayudó a dejar atrás sus años de delincuencia y pasó a ser miembro del cuadro de honor y la estudiante más popular de Nashville High School, además de coronarse como la ganadora del “Miss Black America”, un certamen de belleza para jóvenes afroamericanas, similar al popular concurso “Miss America”. Más tarde, en el año 1971, gracias a que ganó un concurso de oratoria, obtendría una beca para ingresar a la Universidad Estatal de Tennessee, donde estudiaría comunicación.

“Siento que la suerte ocurre cuando la preparación se cruza con la oportunidad.” -Dijo en una entrevista.

Historia de Oprah Winfrey

Incursionando en la industria de los medios de comunicación

A los 19 años, gracias a su carisma y esfuerzo, la brillante joven trabajaba en diferentes medios de emisión radial y televisiva, hecho que la llevaría a convertirse en la primera mujer afroamericana de la historia en aparecer en un noticiero de Nashville. Este logró le abrió las puertas a nuevas oportunidades en su carrera profesional.

En 1976, se mudó a Baltimore, en el estado de Maryland. Allí empezó a trabajar como reportera en las noticias de las 6 de la tarde en el canal WJZ-TV. Sin embargo, fue despedida poco tiempo después porque, según el productor, “Oprah no encajaba en el programa debido a que se involucraba emocionalmente con las historias que relataba”. Fue un duro golpe para su carrera. Cómo consuelo, le ofrecieron algunos trabajos en programas de baja repercusión en la cadena.

En 1978, se le presentó la oportunidad de trabajar como presentadora en “People are talking”, un popular talk show liderado por Richard Sher, un presentador muy reconocido en la ciudad. El programa gozó de un considerable éxito gracias, en gran parte, al carisma frente a la cámara y el compromiso periodístico de Oprah.

En 1984, la joven recibió una tentadora oferta proveniente de otra ciudad. La propuesta fue realizada desde un canal de televisión en la ciudad de Chicago, en el estado de Illinois. La idea del canal era realizar su propio programa matutino: “AM Chicago”, con el objetivo de competir con un programa de entrevistas llamado “The Phil Donahue Show”, que se trasmitía a la misma hora. El resultado de esta iniciativa llevaría a que Oprah se convirtiera en toda una estrella, pues su particular estilo, abierto y de buen corazón, terminaría cautivando al público estadounidense y la catapultaría a la fama a nivel nacional.

Oprah Winfrey - Historia

Iniciando su propio programa de televisión: The Oprah Winfrey Show

Gracias a la fama que iba cosechando, en 1985 se arriesgó a presentar un programa de su propia producción, nada más y nada menos que “The Oprah Winfrey Show”, que rápidamente se convirtió en uno de los programas más populares de la televisión estadounidense.

Pese a su gran talento, las cosas no fueron fáciles para ella. En aquella época, aún sus recursos económicos eran muy limitados y, además, había muy pocas mujeres en la producción televisiva, por lo que lanzarse a hacer un programa por cuenta propia en ese contexto era un reto enorme. Sin embargo, el show fue un éxito total, llegando a trasmitirse en más de 120 canales nacionales, sumando una audiencia de aproximadamente 10 millones de personas y recaudando más de $120 millones de dólares en anuncios publicitarios para el final de su primer año. De esos $120 millones, Oprah recibió $30 millones de dólares, que la convirtieron en millonaria con apenas 31 años de edad.

Para finales de 1985, The Oprah Winfrey Show lograría derrotar a su mayor competidor: “The Phil Donahue Show”, el antiguo primer programa de entrevistas de la televisión americana.

Ese mismo año, Oprah incursionaría en el cine, consiguiendo un papel en la película “The color purple”, dirigida por Steven Spielberg. Gracias a esta actuación, sería nominada a un Óscar como “mejor actriz de reparto”. Si bien muchos consideraron su nominación como un gran acierto, otros la cuestionaron y afirmaron que su reconocimiento sólo obedecía al marketing y a la corrección política. A pesar de las opiniones divididas, Oprah terminaría recibiendo después un Óscar honorífico, el Premio Humanitario Jean Hersholt en el año 2011, por ser «una de las figuras más influyentes del entretenimiento y de la filantropía».

«Yo nunca me hubiera imaginado recibiendo un Óscar, especialmente por lo que considero que es mi vocación.» –Fueron sus palabras en esa ocasión.

En 1986, daría un paso importante en su carrera al fundar “Harpo Productions”, su propia productora y la cual lleva su nombre, pues “Harpo” es Oprah al revés. Con esta productora la famosa presentadora y empresaria pudo obtener el control total de su programa The Oprah Winfrey Show, logrando así incrementar sus ganancias a través de la redifusión de sus contenidos. Otras notables producciones desarrolladas por Harpo son: la miniserie de televisión “The women of Brewster place”, protagonizada por Oprah y la cual tuvo una muy buena acogida; y la película “Beloved”, basada en la novela de la ganadora del Premio Pulitzer, Gloria Naylor, también protagonizada por Oprah y por el actor Dany Glover, la cual tuvo críticas mixtas y no logró estar al nivel de la expectativa creada.

Oprah también contribuiría enormemente en el mundo editorial al lanzar “El Club de libros Oprah” como parte de su programa de entrevistas. Este segmento no sólo ayudó a que muchos autores llegaran a volverse reconocidos alcanzando la cima de los Best-sellers, sino que también generó un positivo protagonismo de la lectura y la literatura en la vida del estadounidense promedio. Oprah, además, sería co-autora de cinco libros y se convertiría en editora de la revista “O, The Oprah Magazine” desde el año 2004 hasta el 2008. De esta revista nacería otra versión llamada “O at home”. En el año 2002, la Revista Fortune la catalogó como la revista más exitosa en la industria editorial estadounidense.

En cuanto a su popular show, este resistió con dignidad el nuevo auge de programas de entrevistas que exploraban temas vulgares y sensacionalistas. En un principio, el show se vio ligeramente afectado por las nuevas propuestas, pero eventualmente el público estadounidense supo apreciar la dignidad del clásico The Oprah Winfrey Show. Esto permitió que siempre mantuviera un promedio de hasta 10 millones de espectadores que sintonizaban el show diariamente. Su impacto era tan grande que casi todas las personalidades del espectáculo querían aparecer en él: actores, cantantes, deportistas, empresarios e incluso políticos tuvieron espacio en el programa, los cuales narraron y revelaron asuntos muy importantes que eran de interés nacional.

Durante el tiempo que estuvo al aire, el programa se caracterizó por albergar memorables momentos de la televisión que marcaron tendencias y recibieron grandes picos de rating, como la confesión de Oprah en vivo sobre los abusos que sufrió durante su infancia, la cual animó a otras mujeres víctimas a levantar su voz de lucha contra el abuso sexual. También, abrió paso para que muchos famosos y artistas contaran sus secretos más profundos, como adicciones y problemas que enfrentaban. Tal fue el caso de la comediante Ellen Degeneres, quien habló abiertamente sobre su inclinación sexual, algo que le dio mucha tranquilidad y le permitió continuar con más confianza su carrera, hasta el punto de iniciar su propio show, que también se hizo muy popular.

En el año 2009, Oprah anunció que abandonaría el programa una vez finalizado el contrato con la ABC en el año 2011. Al dejar el programa, comenzó a trabajar en su propia cadena televisiva: “Oprah Winfrey Network”, creada en conjunto con Discovery Communications.

En marzo del 2015, la exitosa empresaria anunció que la sede de Harpo Studios en Chicago cerraría a finales de año para trasladar sus operaciones a Los Ángeles, California. Dicho estudio de Chicago había sido el hogar del imperio televisivo de Oprah hasta la finalización de The Oprah Winfrey Show.

Fortuna de Oprah Winfrey

Productora, periodista, actriz, empresaria, millonaria, activista y filántropa

Gracias a su tremendo éxito empresarial, Oprah se convirtió en la mujer afroamericana más rica del siglo XX y en la primera mujer negra en aparecer en la lista de multimillonarios de la Revista Forbes. Para el año 2000, contaba con una fortuna de $800 millones de dólares, y, para el 2014, la cifra ascendía a más de $3 mil millones de dólares. Además, la Revista Life la nombró como “la mujer más influyente de su generación” y el medio Business Week la reconoció como “la mayor filántropa negra de la historia de los Estados Unidos”, pues también ha destacado por ser una persona con un gran compromiso social. Algunas de sus iniciativas filantrópicas son: la creación de la fundación “Family for better lives”, cuyo propósito es ayudar a las familias pobres a desarrollarse; la creación de “A better chance”, una institución dedicada a otorgar becas a estudiantes de afrodescendientes; la creación de “Oprah’s Angel Network”, una fundación que logró recaudar más de $51 millones de dólares destinados a la educación de niñas en Sudáfrica y para ayudar a las víctimas del huracán Katrina; y contribuyó a la elaboración de un proyecto para la creación de una base de datos a nivel nacional de convictos abusadores de niños, el cual fue firmado por el presidente Bill Clinton en el año 1994.

En otra de sus facetas, Oprah también ha participado activamente en política, pues siempre consideró importante apoyar las ideas y proyectos que contribuyeran positivamente al desarrollo del país. Por ejemplo, en el 2007 apoyó fervientemente al candidato presidencial Barack Obama. En una ocasión lo invitó a su popular show y se unió a él en una serie de asambleas en Iowa, New Hampshire y Carolina del Sur, siendo ésta la primera vez que la empresaria apoyaba tan activamente la campaña de un candidato para un cargo político.

Aún hoy en día, Oprah continúa siendo una gran defensora y activista de diversas causas sociales. Una de sus iniciativas más sobresalientes fue la realizada en contra de los abusadores sexuales dentro de las industrias del entretenimiento, todo a raíz del terrible caso del productor de cine Harvey Weinstein. Oprah dio un discurso en los Globos de Oro del año 2018 denunciando estos abominables casos de abuso de poder, todo en medio del desarrollo de la campaña viral denominada “Me Too”, lo cual contribuyó a la difusión e impacto del mensaje.

Actualmente, a pesar de haber concluido su icónico programa de entrevistas hace varios años, Oprah sigue realizando una labor muy importante como presentadora y periodista. Su fortuna personal es de más de $2.700 millones de dólares y día a día lucha por defender los derechos de las mujeres en su industria y vela por el bienestar de miles de personas que apoya a través de sus fundaciones.

Así concluimos la inspiradora historia de Oprah Winfrey, una mujer que nació y creció en medio de enormes dificultades, pero que supo reponerse y salir adelante gracias a su talento y disciplina, logrando convertirse en una de las personalidades más importantes, influyentes y reconocidas de la actualidad, generando un impacto positivo en la sociedad y luchando incansablemente contra los abusos a las mujeres y la desigualdad social. Sin lugar a dudas, un gran ejemplo de éxito y superación. En sus propias palabras:

“No te preocupes por ser exitoso. Trabaja para ser significativo y el éxito llegará naturalmente. Lo único bueno del éxito a nivel económico es que te confiere la habilidad de poder concentrarte en las cosas que realmente importan, y ello significa marcar la diferencia, no sólo en tu propia vida, sino, sobre todo, en la de los demás.”

Más historias inspiradoras:

Contenido Relacionado: