Cortesía de Facebook

Facebook está decidida a destacar en el sector del teletrabajo. Y es que la compañía fundada por Mark Zuckerberg acaba de presentar su nueva plataforma Horizon Workrooms que nace con la intención de permitir a los usuarios llevar a cabo reuniones online a través del uso de sus cascos de realidad virtual Oculus Quest 2, por lo que la interacción entre los participantes en dicha reunión se puede hacer por medio de los avatares de cada uno.

El teletrabajo se ha convertido en una realidad sobre todo tras el confinamiento por la pandemia del coronavirus, que ha obligado a muchas empresas a dejar las oficinas y centrarse en el trabajo desde casa, incluso cuando el confinamiento ya se acabó. Pero “trabajar sin colegas a su alrededor puede sentirse aislado y la lluvia de ideas con otras personas no se hace igual si no se está en la misma habitación”, ha indicado Facebook en un comunicado

Por eso nace Workrooms, una experiencia de colaboración que permite a los empleados reunirse para trabajar en la misma sala virtual, independientemente de la distancia física. Este nuevo espacio funciona tanto en la realidad virtual como en la web y está diseñado para “mejorar la capacidad de su equipo para colaborar, comunicarse y conectarse de forma remota”.

Workrooms ya está disponible en beta abierta en todos los países donde Oculus Quest 2 tiene soporte y los participantes en esta reunión online pueden acceder a la sala virtual con su avatar desde el ordenador.

Las reuniones con los avatares en Horizon Workrooms se pueden personalizar y los usuarios podrán utilizar los nuevos avatares que se lanzaron a principios de este año. 

El nuevo espacio de Facebook contará también con una pizarra virtual en cada sala de Workroom donde los usuarios podrán dibujar cosas en tiempo real. También se podrán anclar imágenes en dicha pizarra virtual lanzándolas desde el ordenador y luego se podrán marcar y revisar con los colegas. Estas pizarras pueden estar en las salas de Workrooms el tiempo que sea necesario y una vez que se acabe la tarea, se podrá exportar para así compartirla como una imagen más.

Las salas de Workrooms también se pueden adaptar a las necesidades de la reunión, ya que cuentan con varios diseños que pueden incentivar la colaboración, conversación o presentación, dependiendo del uso que se vaya a hacer en la sala.

Ahora bien, Facebook ha indicado que los participantes de estas reuniones en Workrooms no tendrán la necesidad de contar con un visor de realidad virtual, por lo que podrán acceder a ellas a través del ordenador por medio de una videollamada. También se pueden invitar a otros usuarios. Habrá un límite, claro, de hasta 16 personas en realidad virtual juntas en la misma sala pero la cifra aumenta hasta los 50 en una llamada.

Cada sala de Workrooms incluye un lugar en la web para tomar notas durante la reunión, compartir enlaces y archivos y conversar con el equipo. Además, se podrán sincronizar Outlook o Google Calendar para así facilitar la programación de las reuniones y el envío de las invitaciones para participar en las mismas.

Facebook ha señalado que las Workrooms no utilizarán las conversaciones y materiales de trabajo para dar información para publicidad en Facebook. Del mismo modo, Facebook se ha comprometido a mantener la seguridad de los usuarios por lo que los usuarios que accedan a las Workrooms deberán aceptar los estándares de la comunidad. En el caso de que haya participantes de las reuniones que molesten, los usuarios siempre podrán denunciarlos por violar dichas políticas.