Nadia Calviño, vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, manifestó este lunes la necesidad y oportunidad de enfocar desde la iniciativa público-privada el proceso de transformación digital y el apoyo y creación de cuantas empresas de corte tecnológico favorezcan lo que llamó una “digitalización humanista”.

En el marco de la presentación del Fondo Next Tech, que el Gobierno pone en marcha con el Instituto de Crédito Oficial (ICO), Calviño afirmó que en España “tenemos mucho talento y muchas buenas ideas” y, en este sentido, el fondo se presenta como “un instrumento más para apoyar la colaboración público-privada” en la generación de startups y empleo con futuro.

El Fondo está listo para movilizar en cuatro años hasta 4 mil millones de euros, y Calviño animó a la iniciativa privada a sumarse a este carro porque, enfatizó, “puede parecer obvio, pero si todos remamos en la misma direccione es más probable que tengamos éxito”.

Explicó la vicepresidenta que el Fondo se articula “como un fondo de fondos” y el objetivo es que, “en última instancia, estas empresas (tecnológicas) se puedan financiar en España y no tengan que ir a otros países, con el fin de retener el talento e, incluso, atraer otros proyectos, sobre todo relacionados con las tecnologías digitales”

Este fondo de inversión público-privado, busca impulsar el emprendimiento y crecimiento de empresas digitales y la inversión en tecnología innovadora de alto impacto en España. Next Tech se constituye como un fondo de fondos de capital riesgo cuyas inversiones irán principalmente destinadas a posicionar a las entidades en el estadio scale-up y el impulso de proyectos de tecnologías

Si Calviño despedía el evento, la inauguración corría por cuenta de la secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, Carme Artigas, quien subrayó que el español es el segundo fondo más grande en Europa, tras Alemania, que cuenta con 7.000 millones.

Tal y como apuntó la vicepresidenta, la idea, reiteró Artigas, es que “no quede ni una sola idea de negocio buena en España que no cuente con financiación”. “Lo que queremos es invitar al sector privado a que afronte proyectos tecnológicos más arriesgados, queremos ayudar al sector privado a arriesgarse. Y si el fondo privado se arriesga, lo hará el Estado con ellos”, afirmó.

Un fondo destinado a proyectos de tecnología trasformadora, como el big data, el internet de las cosas, la inteligencia artificial… proyectos, explicó Artigas, que “son transformadores de la economía y generadores de empleo cualificado”. Con esta iniciativa, cerró la secretaria de Estado, “podemos llegar a ser un país que también tenga unicornios”.