El mundo de la tecnología sigue cambiando y evolucionando, y junto con ella lo hacen los hábitos bancarios. Hoy en día los consumidores cuentan con muchas más opciones para realizar sus operaciones bancarias. La banca tradicional aún cuenta con personas que son leales a ella, por lo que es un poco complicado competir en este sector, ya que muchos usuarios tienen miedo de administrar su dinero de otra manera.

La interacción humana que hay al realizar transacciones bancarias, directamente en las oficinas, puede que nunca vaya a desaparecer debido a que la sociedad se encuentra acostumbrada a ello. Sin embargo, los bancos tradicionales cuentan con una amplia reputación en donde existen quejas por el cobro de tarifas altas y en muchos casos un sin fin de pequeños cargos ocultos.

En comparación con los bancos tradicionales, en los últimos años ha surgido una nueva alternativa para todas aquellas personas que están más en la onda de lo digital. Se trata de las cuentas bancarias online, las cuales ofrecen mejores tasas de interés así como gastos de mantenimiento por transacciones muy bajos, logrando que tus ahorros puedan aumentar y crecer. En este artículo se dará a conocer todo sobre las cuentas bancarias online, así como los beneficios que ofrece el abrir una.

¿Qué es un banco o cuenta bancaria online?

Un banco online es una institución financiera que está encargada de ofrecer sus servicios a los clientes a través de Internet. Lo que quiere decir es que jamás será necesario dirigirse a una sucursal física. A este modelo bancario también se le conoce como banca virtual o e-banking.

Es una alternativa ideal que ha sabido moverse en el mundo y en los avances que ha tenido la tecnología, buscando que se reduzcan las oficinas bancarias físicas, con la idea de que los costes disminuyan.

Las cuentas bancarias online están dirigidas, mayormente, a un público que está acostumbrado al mundo digital. Los bancos tradicionales han visto la gran popularidad que han obtenido estos bancos online, por lo que han comenzado a ofrecer esta modalidad. Esto también ha sido ventajoso para empresas independientes, ya que han podido entrar en el sector.

¿Cómo funcionan las cuentas bancarias online?

Para abrir una cuenta en un banco tradicional era necesario solicitar una cita en la mayoría de los casos así como dirigirse personalmente a la oficina para realizar los trámites correspondientes. Ahora, gracias a la banca online, los usuarios van a poder solicitar la apertura de su cuenta en minutos vía Internet. Solo deberán entrar en la página web o aplicación móvil del banco, y luego seguir las instrucciones que se les van a ir indicando.

Únicamente será indispensable que se tengan los documentos necesarios digitalizados, para así poder verificar la identidad de la persona. Aunque muchas veces una simple fotografía de un documento de identidad acompañado de un selfie es suficiente. Una vez que la solicitud ya se haya completado, la persona tendrá que esperar la confirmación por parte del banco, indicando que se cumplió con todos los requisitos solicitados.

Luego de esta confirmación se podrá solicitar, hasta el domicilio, el envío de la tarjeta. Sin embargo, para comenzar a disfrutar de los servicios que ofrece el banco online, muchas veces no es ni siquiera necesaria la tarjeta; si se cuenta con un dispositivo móvil, se puede pagar directamente con ellos. De este modo, el proceso ya va a estar listo, sin tener que hacer trámites de papeleos, desplazarse ni hacer largas colas.

Una vez que ya se tenga abierta la cuenta online, la gestión va a ser realizada de forma digital. Todos los servicios y las operaciones que se vayan a hacer estarán a disposición del cliente mediante Internet. En muchos de los casos, estas gestiones son realizadas, de forma exclusiva, en la app móvil.

¿Qué requisitos tienen estas cuentas para ser usadas?

Toda cuenta bancaria online se maneja diferente. Es por ello que, en ciertas ocasiones, algunas de estas cuentas llegan a pedir requisitos para ser utilizadas. Los requisitos más comunes que piden son:

Domiciliar recibos: No es nada extraño que el banco te exija que pagues algún recibo con la cuenta que vayas a abrir. Cualquier recibo que te pidan debe tener valor, bien sea desde el recibo de agua, de luz o de Netflix.

Hacer uso de la tarjeta: Si cuando abres tu cuenta te entregan una tarjeta, bien sea de débito o crédito, lo más común es que el banco te pida que hagas uso de la misma cada mes. Sin embargo, esto no es algo preocupante, puesto que puedes utilizar la tarjeta para hacer tus compras en el supermercado, un restaurante, etc.

No debes ir a la oficina: en muchos casos, estas cuentas bancarias son filiales de bancos tradicionales. A pesar de esto, no vas a poder dirigirte hacia sus sucursales para hacer algún trámite con la cuenta. Todo problema que tengas deberás resolverlo por Internet o por tu móvil.

Por otro lado, uno de los requisitos que exigen muchas veces es que domicilies tu pensión, nómina o prestación por desempleo. Esto con la idea de que accedas a una cuenta nómina, la cual te va a brindar mejores beneficios, así como rentabilidades más altas.

Rentabilidad que tienen las cuentas bancarias online

Existen diferentes tipos de cuentas bancarias online que puedes contratar. La rentabilidad de estas va a depender del tipo de cuenta que estés necesitando y vayas a escoger. Las cuentas más típicas que puedes encontrar son:

  • Cuentas corrientes: Estas son las cuentas que casi todas las personas tienen, por lo que son las más normales para solicitar. Te permiten que deposites tu dinero y hagas las operaciones bancarias más comunes que podrías hacer en un banco tradicional. Dentro de estas operaciones están vincular tarjetas, realizar transferencias, domiciliar tu nómina o pagar recibos. El interés que se paga por tu dinero es bastante bajo o nulo, por lo que la rentabilidad llega a ser casi ninguna.

  • Cuentas corrientes remuneradas: Este tipo de cuentas online te permite que operes, debido a que se trata de una cuenta corriente que ofrece mayores rentabilidades. Lo que exigen es que tu nómina la domicilies con ellos.

  • Cuentas de ahorro: Otra de las opciones de cuentas bancarias que puedes encontrar son las cuentas de ahorro. Son cuentas que están pensadas para que ingreses dinero, de manera que tus ahorros crezcan. No es necesario ningún tipo de operativa (tener tarjetas, domiciliar recibos, etc.), y te ofrecen muy buenas rentabilidades.

Te recomendamos leer esta guía sobre cuentas bancarias online escrita por Mejor-Banco en la que puedes encontrar muchos más detalles de los bancos específicos que brindan servicios de cuentas virtuales y cuáles tipos de cuentas ofrecen.

Para resumir este punto, las cuentas online corrientes te van a brindar un interés casi nulo. Por el contrario, las cuentas online corrientes remuneradas y las cuentas online de ahorros sí te van a dar rentabilidad por tu dinero.

Ventajas que tiene la banca en línea

Una de las primeras ventajas que tiene la banca en línea es la conveniencia. Las transacciones bancarias más básicas, como la transferencia de fondos entre cuentas y el pago de facturas, pueden ser realizados durante las 24 horas al día y los siete días de la semana, siempre que la persona lo desee.

Otra ventaja es que los bancos online son muy eficientes y rápidos. Las transferencias se realizan casi de forma inmediata, especialmente cuando ambas cuentas pertenecen a la misma institución. Los clientes podrán abrir y cerrar varias cuentas, bien sea desde depósitos fijos o cuentas de depósito recurrentes, las cuales suelen ofrecer tasas de interés mucho más altas.

Por otro lado, los consumidores van a poder manejar y monitorear su cuenta de cerca. Gracias a esto, se permite que puedan mantener sus cuentas lo más seguras posibles. Con el acceso las 24 horas al día se puede detectar si hubo actividades fraudulentas, teniendo la ventaja de actuar ante los daños o las pérdidas financieras.

Desventajas de las cuentas bancarias online

Para una persona que está comenzando en este mundo de los bancos online, lo más seguro es que el uso de sistemas, por primera vez, le llegue a presentar diferentes desafíos que dificulten se realicen las transacciones. Es por ello que muchos clientes prefieren realizar las transacciones de manera personal con un cajero.

Asimismo, los bancos online no van a ayudar a los clientes si necesitan tener acceso a cantidades grandes de efectivo. Es posible que se pueda tomar una cantidad de dinero del cajero automático, aunque va a ser necesario trasladarse hasta la sucursal para poder obtener el resto.

Una de las desventajas que también poseen las cuentas bancarias, es que estas siguen siendo vulnerables al tratarse de la piratería. Lo más recomendable es que los usuarios hagan uso de sus propios planes de datos, evitando el uso de redes Wi-Fi públicas cuando vayan a utilizar la banca en línea. De esta manera, se estará evitando un acceso no autorizado.

Además, los bancos online podrán ser utilizados con una conexión a Internet que sea de fiar. En este caso, suelen ocurrir problemas de conectividad en algunas ocasiones, por lo que pueden dificultar que se termine de realizar alguna transacción bancaria.

Servicios bancarios que ofrecen los bancos en línea

Por lo general, los bancos online ofrecen tarifas más bajas y tasas más altas. Sin embargo, algunos de ellos aún cuentan con las características bancarias básicas que se pueden encontrar en los bancos tradicionales. Dentro de estas características están:

  • Se puede tener acceso a cajeros automáticos: Un buen banco online va a formar parte de una red de cajeros automáticos, los cuales van a contar con máquinas gratuitas que van a estar disponibles en cualquier parte del país. Si tu caso es que necesitas retirar efectivo en una máquina que se encuentra fuera de la red, algunos de estos bancos te van a reembolsar las tarifas que haya cobrado el dueño del cajero automático.

  • Mayor seguridad: Este tipo de bancos, que tienen medidas de seguridad estándar, suelen ser igual de seguros que un banco tradicional. Vas a tener a tu disposición servicios para el monitoreo de cifrado y de fraude. Una medida que puedes tomar para garantizar más seguridad, es que evites hacer uso de redes públicas de Wi-Fi, como ya se comentó, así como mantener tu software actualizado con un antivirus.

  • La accesibilidad es mayor: No vas a tener problemas al acceder a tus cuentas bancarias online y a sus servicios, ya que lo puedes hacer desde cualquier lugar que tenga Internet, bien sea tu ordenador o dispositivo móvil, durante las 24 horas al día. Otra opción que tienes disponible es que te puedes comunicar con el servicio de atención al cliente para resolver algún inconveniente que tengas. Esto lo puedes hacer durante los siete días de la semana y las 24 horas al día.

  • Un servicio extra y súper vanguardista que muchos nuevos bancos ofrecen, es la posibilidad de realizar transacciones trading desde su misma interfaz. Revolut es un excelente ejemplo, que cuenta con una sección en su aplicación para visualizar señales y cambios de tendencia forex, comprar y vender acciones en la bolsa de valores y criptomonedas con comisiones muy muy bajas y una plataforma extremadamente sencilla de usar.

Una cuenta bancaria online es una genial idea para tu negocio

Como ya se comentó, los bancos online son entidades financieras, las cuales te van a ofrecer sus servicios a través de Internet. Son servicios que están orientados a un público moderno, que se encuentra acostumbrado a todo el mundo de lo digital, por lo que su oferta de productos es bastante sencilla.

Unas de sus ventajas principales es que tendrás la posibilidad de acceder a cualquier tipo de operación, que quieras realizar, de manera inmediata y cómoda, ya que lo podrás hacer desde un dispositivo que tenga conexión a Internet. Por otro lado, los requisitos que te solicitan son muy flexibles, y se mantendrá la ausencia de comisiones.

Dentro de sus inconvenientes se encuentran que no cuentan con una oferta tan amplia de servicios y productos, como sucede con un banco tradicional. Asimismo, no existe un trato personal en la oficina bancaria, todo se hace a través del sitio web o por el servicio de atención al cliente.

Esta es una gran opción para todos aquellos que cuentan con su negocio propio y están buscando una solución que sea rentable, sencilla y moderna, en donde puedan gestionar los ingresos que tienen y hacer compras, tanto físicas como online.