El gigante tecnológico Apple ha decidido hacer un cambio en las políticas de su plataforma App Store en lo que afecta a los pequeños desarrolladores, por lo que a partir de ahora se podrá informar a los clientes sobre otros métodos de pago externos a iOS.

Apple confía en que los cambios que se pondrán en marcha dentro de poco sean el fin de una demanda colectiva que los desarrolladores de apps de Estados Unidos pusieron denunciando que la App Store funcionaba como un monopolio.

La compañía ha llegado a un acuerdo que, según ha dicho Apple en un comunicado, “ayudarán a que la App Store sea una oportunidad de negocio aún mejor para los desarrolladores, al tiempo que mantiene el mercado seguro y confiable que quieren los usuarios”.

Este acuerdo establece que los desarrolladores pueden compartir opciones de compra con usuarios fuera de la app de iOS y amplía los puntos de precio que se pueden ofrecer para suscripciones, compras dentro de la app y aplicaciones de pago online. 

De esta manera, Apple y los desarrolladores han acordado varios puntos que se pondrán en marcha pronto, como la posibilidad de que los desarrolladores puedan enviar mails con otros métodos de pago ajenos a la app de iOS sin que Apple consiga una comisión por las compras que se realicen fuera. Eso sí, los usuarios deberán dar su consentimiento a la comunicación y tener derecho a optar por no participar.

Otro de los cambios anunciados por Apple es que se ampliará el número de puntos de precio disponibles para los desarrolladores para suscripciones, pasando de las 100 a más de 500, por lo que los desarrolladores podrán continuar estableciendo sus propios precios.

Apple también mantendrá la opción para que los desarrolladores apelen el rechazo de una app basándose en un trato injusto percibido, y se han comprometido a añadir contenido a su sitio web de App Review para ayudar a los desarrolladores a comprender cómo funciona el proceso de apelaciones.

Otra de las novedades es que Apple ha acordado crear un informe anual de transparencia basado en los datos recogidos en la App Store, compartiendo estadísticas significativas sobre el proceso de revisión de la app, incluyendo la cantidad de apps rechazadas por diferentes motivos, la cantidad de cuentas de clientes y desarrolladores desactivadas, los datos objetivos sobre consultas de búsqueda y resultados y la cantidad de apps eliminadas de la App Store.

Pero Apple no se ha quedado ahí, sino que también ha prometido la creación de un fondo para ayudar a los pequeños desarrolladores.