La plataforma de innovación abierta, BIND 4.0, acaba de abrir su sexta convocatoria, durante la celebración de su evento anual “Open Innovation Showcase: The Best of BIND 4.0”, donde se han presentado los 30 proyectos tecnológicos desarrollados en la quinta edición, con las startups participantes y las empresas colaboradoras.

Cada año, BIND 4.0 busca a las startups tecnológicas más innovadoras con el objetivo de poder crear nuevos proyectos disruptivos de la mano de 65 grandes empresas colaboradoras de referencia internacional. Esta sexta edición recibirá candidaturas en los ámbitos de la industria inteligente, energía limpia y sostenible, la alimentación y la salud, hasta el 10 de septiembre. Y el programa, que comenzará en enero de 2022, se impartirá a través de un modelo mixto, de forma online y presencial.

BIND 4.0 es una iniciativa público-privada de Industria 4.0 creada por el Departamento de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente a través del Grupo SPRI, que se ha convertido en un programa de referencia internacional, desde su fundación en 2016.  No en vano, solo el año pasado recibió un total de 750 candidaturas, un 30% más que en la edición anterior, una prueba de que las startups continúan apostando por BIND 4.0 como forma de acelerar su llegada al mercado de la mano de clientes de referencia.

Para esta sexta edición, la comunidad de BIND 4.0 sigue creciendo y suma ya un total de 65 compañías de referencia internacional y con sede en Euskadi, que este año participarán en la selección y el desarrollo de nuevos proyectos innovadores.  Este año 2021 se unen a la comunidad de BIND 4.0 10 nuevos partners: Arteche, Celsa Group, Cofares, Hitachi ABB, Matz-Erreka, Onnera Group, Osakidetza, P4Q Electronics, Ramondin, y Suez Treatment Solutions.

Grandes compañías que se unen a las grandes firmas ya existentes en el programa, como son Ferrovial, EDP, Sarralle, ArcelorMittal, Iberdrola, Michelin, Quirónsalud o Siemens Gamesa, entre otras.

Concretamente, estas empresas tractoras serán las encargadas de seleccionar las startups que finalmente participarán en la sexta edición del programa. El año pasado, de las 750 candidaturas presentadas, las compañías de BIND 4.0 seleccionaron un total de 31 startups y han desarrollado 40 proyectos.

Una vez dentro del programa de aceleración e innovación abierta, una de las grandes ventajas de BIND 4.0 para las startups es que están guiadas por más de 40 mentores expertos en aceleración de empresas, estrategias de mercado de nuevas tecnologías, innovación y emprendimiento.

Además, cuentan con diferentes oportunidades de inversión, gracias a que el programa cuenta con un Venture Club.  Se trata de un club de inversores, alineado con la especialización de la aceleradora, cuyo objetivo es reforzar los servicios de apoyo y promover el contacto entre las startups participantes y entidades de inversión especializadas.

Otro de los grandes reclamos es que todas las startups participarán en distintas actividades de networking con las empresas tractoras y el ecosistema de Industria 4.0 de Euskadi, para facilitar la inmersión de startups en el tejido industrial, uno de los que más proyección tiene en Europa. Del mismo modo, tan solo con su participación también cuentan con acceso a distintas fuentes de financiación y ayudas económicas, así como acceso gratuito a un espacio de trabajo en los BICs, Centros de Empresas e Innovación de Euskadi.