El inicio de la digitalización de las microempresas surgió como necesidad a consecuencia de la pandemia. La nueva era digital incluyó a “las pymes españolas como las empresas con el mejor nivel de digitalización por encima de las microempresas en Alemania, Francia e Italia“. Así lo arroja el tercer informe “Observatorio sobre digitalización de GoDaddy 2021“ elaborado por Go Daddy y Kantar.

Este estudio profundiza sobre la madurez digital de las microempresas en España y Europa y aportó datos concluyentes sobre la nueva era digital.

Las pymes españolas son el principal motor de la economía constituyendo la mayor parte del tejido empresarial en nuestro país. Debido a su alto porcentaje, fueron las grandes afectadas por la pandemia, viéndose obligadas a adaptarse a las nuevas necesidades. “El 53% de las pequeñas empresas españolas mejoró su digitalización en estos últimos meses“ según el informe sobre la madurez digital de las empresas presentado este jueves.

Lo que quedó claro es que “la digitalización llegó a las pequeñas empresas y autónomos para quedarse“, según lo afirmó Gianluca Stamerra, director senior en el Sur de Europa de GoDaddy. Quedó así reflejado que “la pandemia obligó a este colectivo a modificar su negocio haciendo frente a la innovación y la transformación“.

Más de 5.100 empresas y emprendedores repartidos equitativamente entre España, Alemania, Italia y Francia se analizaron con diferentes corrientes de contenido: negocio, marketing y tecnología. El estudio realizado en torno a esta digitalización concluyó que “este mayor nivel de digitalización ayudará a recuperar las pérdidas surgidas durante la pandemia“.

Los hábitos de las pequeñas empresas tenían el objetivo de llegar al éxito. En el 2019, un cliente más digital demandaba a las empresas estar online. Actualmente, con el inicio de la digitalización anteriormente mencionada, las empresas comenzaron su momento de adaptación a esta nueva era tecnológica como una “obligación”.

Las empresas españolas son las más “pioneras digitales“

Las empresas españolas se sitúan a la cabeza como “pioneras digitales“ con un 28% de las empresas encuestadas, por delante del entorno europeo, con una mayor puntuación del 45. Le siguen las empresas italianas con un 44, alemanas con un 42 y las francesas con un 37. Estas empresas se caracterizan por “tener un comportamiento de uso intensivo y una actitud muy ambiciosa“.

El indicador de madurez digital de las pequeñas empresas europeas, GoDaddy Digital Index, comparó la importancia de la digitalización para las empresas en una escala de 0 a 100. Basado en dos macroelementos, la actitud y el comportamiento, el informe dividió a las empresas en “pioneras digitales, asentadas digitales, escépticas digitales e iniciadas digitales“.

Con un promedio de puntuación de 42 de digitalización, las pioneras digitales tienen gran afinidad con el mundo digital, incluidas las redes sociales, las ventas online y las actividades de marketing. El 26% de las empresas españolas son “asentadas digitales“ con un nivel medio de digitalización, bien equipadas con dispositivos técnicos, herramientas de colaboración y servicios de seguridad.

Las “iniciadas o starters digitales“ están convencidos de la digitalización, pero aún no están muy bien equipados. Por último, los “escépticos digitales“ muestran un escaso compromiso con las cuestiones digitales y tampoco invirtieron en equipos técnicos.

La venta online fue el canal más demandado

La venta online aceleró su proceso de forma exponencial de manera que se convirtió en el principal canal para el consumidor. Durante los dos últimos años, 4 de cada 10 negocios de venta virtual empezó a ofrecer sus productos en internet.

En este sentido, Alemania tiene la mayor experiencia online frente al resto de países. Mientras que en España la adaptación al cambio, la exploración de nuevas áreas de negocio y el lanzamiento o ampliación de tiendas online les mantuvo a flote a las pymes durante todo el proceso de confinamiento.

En la misma línea, el estudio reveló que 7 de cada 10 empresas en Alemania, España e Italia ya tienen página web o presencia en las redes sociales. Las españolas están a la cabeza en el manejo de redes sociales.

Principales retos de los negocios europeos

Optimismo y propensión hacia la digitalización en España son algunos de los retos a los que se enfrentan los negocios en el entorno europeo. Gracias al alto nivel de digitalización, “el 78% de las empresas españolas creen que los negocios podrán recuperarse mejor y poder crecer en el entorno posterior a COVID 19“.

El reto más importante al que se tuvieron que enfrentar la mayoría de las empresas fue “mantener el negocio abierto“. Un 31% de las empresas estudiadas mantuvieron que la digitalización fue relevante en este fin.

El teletrabajo supuso un cambio en el ámbito laboral. Por ello, “el 70% de los autónomos españoles facilitaron dispositivos digitales a sus empleados para realizar el trabajo mejorando la adaptabilidad de las empresas a la nueva situación“.