Rate this post

SpaceX va a llegar a la luna antes de lo previsto, pero en forma de basura espacial. Y es que una parte de un cohete de la compañía fundada por Elon Musk podría impactar contra el satélite de la Tierra.

La colisión contra la Luna de este cohete de SpaceX está prevista para el próximo 4 de marzo. Este cohete pasó a convertirse en basura espacial hace siete años, tras una misión para poner en órbita un satélite meteorológico de Estados Unidos encargado de vigilar el clima. Su desaparición proyectada de Falcon 9 fue identificada por el periodista Eric Berger en el sitio web espacial Ars Technica y por el analista de datos Bill Gray en su blog.

El astrónomo Jonathan McDowell ha indicado en declaraciones recogidas por BBC News que será la primera colisión no controlada de un cohete con la Luna. También ha explicado que el cohete ha sido atraído por diferentes fuerzas gravitatorias de la Tierra, la Luna y el Sol, lo que hace que su camino sea algo caótico.

El profesor también ha señalado que “a lo largo de las décadas, ha habido tal vez 50 objetos grandes de los que hemos perdido totalmente la pista. Esto puede haber sucedido muchas veces, simplemente no nos dimos cuenta, y este sería el primer caso confirmado”.

Los astrónomos del Proyecto Plutón, el Falcon 9 no puede modificar su trayectoria por sus propios medios, por lo que podría ser inevitable que impacte contra la Luna el próximo 4 de marzo a pesar de que pudiera haber algunas variaciones en su órbita.

Según McDowell, este cohete es un “tanque de metal vacío de cuatro toneladas, con un motor en la parte trasera” que podría dejar un pequeño cráter artificial en la superficie de la Luna.

Se prevé que el cohete de SpaceX caiga en la cara oculta de la Luna, que es justo el lugar en el que China está haciendo ahora mismo una misión.

Periodista y Filóloga. Dos áreas que se dan de la mano para informar de la actualidad emprendedora y tecnológica.