Rate this post

Una nueva encuesta de la empresa de ciberseguridad NordVPN revela que el 86% de los españoles están preocupados por ser rastreados online, mientras que el 55% piensa que son rastreados casi siempre. Sin embargo, los expertos afirman que la gente facilita este rastreo aceptando cookies, utilizando redes Wi-Fi públicas, e incluso llevando un smartwatch, entre muchas otras formas.

«No solo los ciberdelincuentes tienen interés en tus datos. Las redes sociales, los proveedores de servicios de internet, las organizaciones de terceros, las webs y las instituciones gubernamentales recopilan de forma regular los datos personales y los hábitos de navegación de los usuarios, ya sea con fines de marketing o de otro tipo. Con frecuencia utilizan las cookies para rastrear tus huellas digitales», añade Daniel Markuson, experto en privacidad digital de NordVPN.

Un 79% de los españoles cree que son rastreados por los ciberdelincuentes

La gran mayoría de los españoles cree que son rastreados principalmente por los delincuentes (79%) y por los gigantes de las redes sociales como Facebook (45%). No es de extrañar el porqué: también creen que Facebook (74%), WhatsApp (52%) e Instagram (44%) son las plataformas que más datos recogen de sus usuarios. Irónicamente, estas tres apps pertenecen a la misma empresa. Merece la pena añadir que más de la mitad de los españoles (65%) considera que las apps piden más información de la necesaria.

A los españoles también les preocupa que el gobierno (39%), las plataformas de información y publicidad como Google (37%), y las marcas o agencias de publicidad (34%) estén rastreando sus actividades online.

Los españoles temen fundamentalmente que su información bancaria o financiera sea hackeada

La encuesta mostró que los españoles temen sobre todo que sean hackeados sus datos bancarios o financieros (69%), así como sus contraseñas (60%). También les preocupa que les hackeen los correos electrónicos (24%), sus fotos y videos personales o íntimos (24%), y que se revelen sus números de teléfono (19%).

Pese a que los españoles temen los posibles hackeos sobre su información financiera, más de un tercio (39%) almacena sus datos de acceso bancario en diversos dispositivos y plataformas, lo cual es muy arriesgado. «Introducir de nuevo los datos de tu tarjeta de crédito cada vez que compras algo online puede que no parezca muy conveniente, pero es lo más correcto. Internet no es un lugar seguro, y no debes confiar tus datos a terceros», dice Daniel Markuson, de NordVPN.

¿Cómo se rastrea a los españoles?

La gente utiliza los smartphones todo el día, todos los días: para trabajar, divertirse, ponerse en contacto con sus amigos o hacer sus compras. Quizá por eso, el 86% de los españoles cree que su teléfono móvil es la mejor forma de rastrearlos online, seguido de los ordenadores portátiles o de sobremesa (75% y 67%, respectivamente), y las tablets (64%). Por contra, apenas consideran que los electrodomésticos inteligentes puedan espiarlos: fueron mencionados como los culpables menos probables.

El hecho de que la mitad de los españoles (49%) se sientan escuchados por sus dispositivos confirma aún más la preocupación generalizada de los gadgets que espían a las personas.

En cuanto a la utilización de sus datos online, la mayoría de los españoles cree que se utilizan para ofrecerles anuncios dirigidos (68%) y para venderlos a otras empresas (58%). Aunque piensan que los ciberdelincuentes son las personas que más los rastrean, los españoles también suponen que sus datos son analizados con la intención de robar su identidad (45%).

El estudio también revela que un tercio (28%) de los españoles acepta «siempre» las cookies, mientras que el 32% lo hace «a menos que parezca sospechoso». Solo el 2% no las acepta «nunca».

«Otro aspecto en el que la gente suele caer es la aceptación de cookies, que pueden rastrear y recopilar datos de tu navegador y enviarlos al propietario de la web. Además, si no rechazas las cookies de terceros, la web que las instala puede vender tus datos de navegación a otras compañías», comenta Daniel Markuson, de NordVPN.

El Wi-Fi te permite conectarte… a cambio de valiosos datos personales de registro

«Cuando utilizas una conexión Wi-Fi ‘gratuita’, es muy probable que esté gestionada por un proveedor externo que te permite navegar a cambio de tus valiosos datos de acceso, como direcciones de correo electrónico, perfiles de redes sociales y números de teléfono.

Lo que puede sorprenderte es que algunos proveedores de hotspots están llevando la recopilación de datos un paso más allá, y rastreando silenciosamente el paradero de millones de usuarios, incluso después de que hayan abandonado el establecimiento», revela Daniel Markuson, especialista en privacidad digital de NordVPN.

Los españoles son los más propensos a utilizar sus redes sociales con inicio de sesión automático (48%) y a acceder a sus correos electrónicos personales (33%) mientras están en una red Wi-Fi pública. Además, un gran porcentaje de personas en España ha utilizado una red Wi-Fi pública para iniciar sesión en otras cuentas (25%) y acceder a recursos relacionados con el trabajo (25%).

«Aunque siempre se nos rastrea de una forma u otra cuando nos conectamos a internet, para minimizar este riesgo deberías instalar una VPN que oculte tu IP y tu ubicación, utilizar navegadores privados, evitar Google –que rastrea muchos datos sobre ti–, y, en general, tener cuidado siempre que estés online. Es fundamental mantener buenos hábitos de higiene cibernética para estar a salvo en internet», añade Daniel Markuson.

La encuesta fue encargada por NordVPN y realizada por la empresa externa Cint entre el 4 y el 12 de octubre de 2021. El grupo objetivo de la encuesta estuvo compuesto por residentes mayores de 18 años de Francia, EE.UU., Canadá, Australia, Alemania, España, Países Bajos y Polonia, (representativos a nivel nacional), y la muestra fue tomada entre usuarios de internet. Se establecieron cuotas por edad, sexo y lugar de residencia. Se encuestó a 7800 personas en total, incluyendo 800 personas de España, y 1000 personas de cada uno de los países restantes.