Rate this post

Twitter quiere dar más poder a sus usuarios. Y es que la red social de microblogging acaba de estrenar una nueva herramienta, Círculo de Twitter, que permitirá a sus usuarios compartir una publicación con un grupo determinado de usuarios y no al público en general.

Twitter sigue así el modelo de Instagram, que cuenta con una función similar llamada “mejores amigos”.

La intención de Twitter, que ha estado en los titulares de todos los medios de comunicación tras la compra por parte del multimillonario Elon Musk por 44.000 millones de dólares, es favorecer que los usuarios puedan “mantener conversaciones más íntimas y establecer conexiones más estrechas con un público más reducido”.

La nueva herramienta de Twitter permite escoger qué cuentas pueden ver e interactuar con un tuit. Eso sí, el usuario deberá seleccionar previamente una lista de usuarios de su círculo, con un máximo de 150 personas, y elegir antes de publicar un tuit quién puede ver esa publicación, si con todos sus seguidores o sólo con ese “círculo” de amigos.

Las cuentas que estén dentro de ese círculo lo sabrán, ya que aparecerá el tuit con un distintivo verde.

Otra de las novedades de este círculo en Twitter es que los usuarios elegidos por el propietario de la cuenta no podrán retuitear el contenido, pero sí responder a ese tuit las veces que consideren.

Asimismo, el propietario de la cuenta podrá modificar el listado de los círculos de Twitter en cualquier momento, añadiendo o eliminando usuarios sin que estos sean notificados.

Eso sí, por el momento, esta nueva herramienta de Twitter está en fase de pruebas y sólo algunos usuarios podrán acceder a ella. Todavía se desconoce cuándo estará al alcance de todos los usuarios.

Hay que recordar que Twitter cuenta desde hace unos meses con la función de comunidades, que normalmente tratan sobre temáticas determinadas y que cuentan con moderadores que pueden eliminar o bloquear a los usuarios que no cumplan con las reglas del grupo en cuestión.

Twitter ha estado en boca de todos desde que Elon Musk hizo una oferta por la compra de la red social, que finalmente se oficializó por una cantidad de 44.000 millones de dólares. El multimillonario ya llevaba bastante tiempo criticando a la red social por la falta de libertad de expresión, bandera que ahora alza como principal objetivo a la hora de desarrollar esta red social.