Rate this post

SpaceX, la compañía fundada por Elon Musk, se ha encontrado con algunos problemas en el espacio. Y es que 40 de los 49 satélites de su proyecto Starlink, que busca dotar de conexión a Internet a las zonas más inhóspitas del planeta, han sido alcanzados por una tormenta geomagnética, provocando que se cayeran de la órbita y se quemaran.

Los satélites afectados fueron puestos en órbita una semana antes de que fueran alcanzados por esta tormenta solar, que son causadas por poderosas explosiones en la superficie del sol, que escupen plasma y cuyos campos magnéticos pueden golpear la Tierra.

Su misión era la de unirse a otros satélites que se encuentran en la órbita de la Tierra para el proyecto Starlink, que busca proporcionar Internet de alta velocidad utilizando estos satélites.

Los últimos satélites en unirse a este proyecto fueron 49 y se lanzaron el pasado 3 de febrero, y no tuvieron ningún problema en su momento de lanzamiento. Sin embargo, un día después, la tormenta geomagnética golpeó la Tierra y fueron alcanzados por ella, lo que supuso la pérdida de una buena parte de los satélites desplegados.

Según informó SpaceX, en declaraciones recogidas por BBC, “el GPS a bordo sugiere que la velocidad de escalada y la gravedad de la tormenta hicieron que la resistencia atmosférica aumentara hasta un 50 por ciento más que durante los lanzamientos anteriores”.

SpaceX trató de poner los satélites en un “modo seguro”, haciéndolos volar de lado para minimizar la resistencia. 

De acuerdo con la compañía de Elon Musk, los satélites se desintegran al chocar con la atmósfera y por lo tanto no suponen ningún riesgo. 

Actualmente, SpaceX cuenta con unos 1.800 satélites Starlink en órbita alrededor de la Tierra, aunque la intención de la compañía es llegar a las 42.000 unidades.

Este proyecto de Starlink está lleno de polémica por la cantidad de satélites que se utilizan, ya que los astrónomos se quejan de que producen mucha luz y ruido en el espacio, provocando que sea más difícil la investigación del universo y del cielo desde la Tierra.