Rate this post

Rusia ha cumplido su promesa y a partir de hoy, los usuarios de Instagram no podrán utilizar la red social. Y es que la app propiedad de Meta se ha restringido en todo el país, lo que ha provocado que muchos influencers hayan mostrado su desagrado, invitando a sus contactos a seguirles en otras redes sociales sí aceptadas por el Kremlin.

El regulador ruso de las telecomunicaciones, Roskomnadzor así lo informó en un comunicado, explicando que el cierre sería efectivo el 14 de marzo. “Como saben, el 11 de marzo, Meta tomó la decisión sin precedentes de permitir la publicación de información que contenía llamados a la violencia contra ciudadanos rusos en sus redes sociales Facebook e Instagram”.

La decisión ha tenido lugar justo unas horas después de que Meta anunciara la determinación de dejar a determinados usuarios, sobre todos ubicados en las zonas de conflicto, a publicar contenido de odio en contra de las tropas rusas, incluyendo amenazas al presidente ruso, Vladimir Putin, y al biolorruso, Aleksander Lukashenko.

Pero la decisión de la compañía tecnológica no ha sentado nada bien al Kremlin y pocas horas después, Rusia anunció que iniciaría acciones legales contra Meta.

Los usuarios de Instagram han tenido algo de tiempo para poder descargar, guardar y transferir sus fotos y vídeos a otras plataformas, además de notificar a sus seguidores de esos cambios. 

De acuerdo con Adam Mosseri, responsable de Instagram, “esta decisión separará a 80 millones en Rusia entre sí y del resto del mundo, ya que el 80 por ciento de los rusos siguen una cuenta de Instagram fuera de su país”.

El cierre de Instagram no ha sentado nada bien entre los influencers rusos que han expresado su disgusto entre lágrimas.