Rate this post

Un grupo de empresarios tecnológicos rusos han dado con la clave para poder esquivar la prohibición de Instagram y van a lanzar una nueva red social que funciona prácticamente igual que Instagram pero con nuevas funcionalidades.

La nueva red social, bautizada como Rossgram, se lanzará el próximo 28 de marzo y tendrá funciones adicionales como crowdfunding y acceso a pago a algunos contenidos.

Alexander Zobod, director de relaciones públicas de la iniciativa, ha señalado en un post en la red social VKontakte mencionado por Reuters que “mi socio Kirill Filimonov y nuestro grupo de desarrolladores ya estaban listos para este giro de los acontecimientos y decidieron no perder la oportunidad y crear un análogo ruso de una red social popular amada por nuestros compatriotas”.

Hay que recordar que el regulador estatal de comunicaciones de Rusia, Roskomnadzor, bloqueó el acceso a Instagram en el país después de que el propietario de la red social, Meta, dijera que permitiría a los usuarios de las redes sociales en Ucrania publicar mensajes de odio en contra de los “invasores rusos”.

Se trataba de un cambio de las políticas de Meta en relación a los comentarios de odio que sólo se aplica a Ucrania debido a la guerra con Rusia aseverando que sería un error evitar que los ucranianos “expresen su resistencia y furia contra las fuerzas militares invasoras”.

Rusia ya había prohibido Facebook unos días antes y decidió abrir una investigación criminal contra Meta y los fiscales pidieron a un tribunal que designara al gigante tecnológico estadounidense como una organización extremista. 

Rossgram será entonces la sustituta de Instagram tras la prohibició, que cayó como un jarro de agua fría entre los influencers rusos que compartieron su pesar por no poder compartir su día a día con sus seguidores. Y lo hará con una estética muy similar a Instagram, aunque con algunas funcionalidades añadidas, como crowdfunding y acceso a pago a algunos contenidos.

Mientras tantos, muchos usuarios rusos están decantándose por el uso de VPN para así esquivar las prohibiciones de uso de las redes sociales más importantes del país.