Hace algún tiempo, parecía que solicitar un préstamo online asustaba, ya que no se creía que fuese un sistema seguro para hacerlo. Hoy en día, las cosas han cambiado y, a pesar de que hay personas que todavía prefieren el método tradicional, son cada vez más los ciudadanos que optan por pedir un préstamo vía online. En este post vamos a hablar de cuántos tipos hay y por qué los usuarios recurren a ellos.

Préstamos online

¿Qué tipos de préstamos online podemos encontrar?

Para comenzar, tenemos que decir que los préstamos online, como su nombre indica, son préstamos de carácter personal donde el proceso de solicitud y la concesión se realiza por medio de Internet. Estos préstamos online tienen poca duración normalmente. Hace algunos años que aparecieron y podemos encontrar diferentes tipos de entidades que los ofrecen:

  • Entidades bancarias tradicionales. Bancos de toda la vida como BBVA, Banco Sabadell, Banco Santander, entre otros que ofrecen los préstamos mediante sus plataformas de banca digital.
  • Empresas Fintech. Empresas privadas que asesoran financieramente a los clientes y gestionan sus inversiones.
  • Empresas EFC. Se puede pedir créditos sin necesidad de tener dinero en esa entidad.
  • Plataformas de crowdlending. Son competencia de los bancos tradicionales y quienes prestan dinero son, en realidad, inversores particulares.

En este sentido, cabe señalar que los préstamos personales online cuentan con sus propios términos y condiciones, plazos de devolución y tipos de interés.

¿Por qué se piden cada vez más préstamos online?

Existen diversos motivos por los cuales las personas escogen la vía online para pedir sus préstamos, ya que cuentan con ventajas como que son rápidos, cómodos y no exigen demasiados requisitos.

Son una solución rápida

Se destacan por la rapidez y facilidad con la que se puede conseguir el dinero necesario. En solo unos minutos podemos disponer del dinero que necesitamos sin tener que pasar un proceso de trámite y tiempo de espera que se lleva a cabo en los bancos tradicionales. Además, basta con tener conexión a internet desde un PC o smartphone para acceder a la entidad financiera que mejores condiciones nos ofrezca.

Este tipo de préstamos se pueden conseguir sin intermediarios ni fiadores, que son culpables de que muchas veces se ralentice todo el proceso para conseguir el dinero de forma rápida. Así mismo, los formularios para solicitar el dinero online son sencillos, ya que piden algunos datos personales y económicos y, mediante un mensaje, avisan si la solicitud está o no aceptada.

Conseguir préstamos independientemente de nuestra situación

En muchas ocasiones, no podemos pedir un crédito debido a nuestra condición laboral, personal o financiera. Es posible que estemos en paro o porque falte cierta documentación para demostrar la solvencia económica como carecer de nómina. Igualmente, en muchas ocasiones las entidades bancarias piden avales o patrimonio a nombre del solicitante para que este pueda solicitar el préstamo y que sea aceptado.

Debido a estos factores y otros tantos, hace que muchas personas opten por conseguir créditos rápidos online.

Podemos elegir la opción que mejor se adapte a nosotros

Debido a la proliferación de entidades financieras de préstamos urgentes o rápidos, la manera más práctica de encontrar la entidad es buscar aquella que mejor se adapte a nuestra situación o que nos dé mejores condiciones, cantidades de dinero y plazos de devolución.

Así mismo, en los comparadores podemos encontrar opiniones de otros usuarios para encontrar casos como el nuestro y valorar su experiencia personal para tomar o no la decisión de escoger entre una entidad u otra.

¿Cuándo solicitar créditos online?

En las entidades de dinero rápido, tenemos que tener en cuenta que conseguiremos lo que necesitamos de forma rápida, pero la devolución también será en poco tiempo (30 a 60 días), por lo que hay que usarlos en momentos puntuales ante falta de liquidez.

Estos préstamos también tienen intereses que se suman al importe, aunque hay minicréditos de hasta 300€ donde el tipo de interés es del 0% y que suelen pertenecer a promociones por primer préstamo, porque el importe es bajo o debido a que son creados para mantener una óptima relación con el cliente.

En estas entidades de dinero rápido solo hay que tener vigente el DNI, tener cuenta bancaria en España, ser mayor de edad, dar un número de móvil y una dirección e-mail.

Los bancos tradicionales también promocionan este tipo de créditos, aunque sus requisitos están más controlados por el Banco de España.

Como conclusión, solicitar préstamos online tiene múltiples ventajas, sobre todo si son cuantías no muy grandes. Esto hace que las personas opten por ellos en caso de necesitar pagos puntuales como pagar una boda, viajes o vacaciones, estudios, etc.

Acerca de la autora: Este artículo fue escrito por Raquel Guitián.

Contenido Relacionado: