Elon Musk, cortesía de Twitter

El multimillonario Elon Musk ha decidido vender una parte de sus acciones de Tesla valorada en 6.900 millones de dólares a lo largo de la semana pasada, aprovechando el incremento producido en el valor de las acciones de la compañía de fabricación de automóviles eléctricos.

El fundador de Tesla vendió el viernes 1,2 millones de acciones en poder de su fideicomiso por más de 1.200 millones de dólares, siendo ésta la última de una serie de transacciones, según un documento de valores de Estados Unidos consultado por Reuters.

La venta se produce unos días después de que Musk, considerado como la persona más rica del mundo y principal accionista de Tesla, hiciera un encuesta en Twitter en la que se preguntaba si debía vender el diez por ciento de sus acciones de Tesla, lo que supondría unos 17 millones de acciones.

Tras este tuit, que generó polémica y que acabó ganando la respuesta del sí por parte de sus seguidores, Musk ha vendido 6,36  millones de acciones esta semana, lo que significa que es alrededor del 37 por ciento de 17 millones. Ahora necesitaría vender otros 10 millones de acciones más para así poder cumplir con el compromiso establecido tras la encuesta en su cuenta oficial de Twitter.

Las acciones de Tesla cerraron a la baja en la Bolsa el pasado viernes, rompiendo con una racha ganadora de once semanas.

Al hacer que los usuarios de Twitter dieran luz verde a la venta de las acciones de Tesla, Musk ha mitigado las posibles críticas de cobrar en un momento en que la valoración de la compañía estaba por las nubes. Y es que tras la encuesta de Twitter, las acciones de Tesla cayeron un 15,4 por ciento esta semana.

A pesar de estas pérdidas en el valor de sus acciones, Tesla continúa siendo el fabricante de automóviles más valioso del mundo. De acuerdo con la agencia de noticias, vender algunas acciones de Tesla podría liberar fondos para pagar los impuestos.