Rate this post

El gigante tecnológico Microsoft está decidido a meterse de lleno en la industria de los videojuegos. Y es que la compañía está preparando la compra de Activision Blizzard, creadora de videojuegos tan populares como World of Warcraft, Call of Duty o Candy Crush.

La operación de compra venta se saldará con una transacción en efectivo de 68.700 millones de dólares, pagando 95 dólares por acción, ha indicado Microsoft en un comunicado.

Microsoft se convertirá así en la tercera compañía de juegos más grande del mundo por ingresos, ya que cuenta con sagas tan importantes y populares como Call of Duty o Candy Crash, entre otras, sin olvidar las actividades globales de eSport a través de Major League Gaming.

Activision Blizzard cuenta con estudios en todo el mundo y con unos 10.000 empleados. 

Según ha explicado Microsoft en dicho comunicado, Bobby Kotick continuará siendo el director ejecutivo de Activision Blizzard y tanto él como su equipo se centrarán en impulsar los esfuerzos para fortalecer aún más la cultura de la empresa y acelerar el crecimiento comercial.

Cuando se cierre el trato, el negocio de Activision Blizzard informará a Phil Spencer, director ejecutivo de Microsoft Gaming.

Satya Nadella, presidente y CEO de Microsoft ha señalado que “los juegos son la categoría de entretenimiento más dinámica y emocionante de todas las plataformas”, añadiendo que “desempeñarán un papel clave en el desarrollo de plataformas de metaverso”.

Asimismo, Nadella ha indicado que “estamos invirtiendo en contenido de clase mundial, comunidad y la nube para marcar el comienzo de una nueva era de juegos que pone a los jugadores y creadores primero y hace que los juegos sean seguros, inclusivos y accesibles para todos”.

Gracias a esta alianza, Microsoft y Activision Blizzard permitirá a los jugadores disfrutar de las franquicias más inmersivas desde cualquier lugar.

Activision Blizzard cuenta con casi 400 millones de jugadores activos mensuales distribuidos en 190 países y franquicias. 

La operación de compra venta se oficializará cuando pase la revisión regulatoria y la aprobación de los accionistas de Activision Blizzard, pero se espera que esté listo para el año fiscal 2023. La compra también ha sido aprobada por las juntas directivas de ambas compañías.

La industria del videojuego está valorada en más de 200.000 millones de dólares y ha experimentado un crecimiento importante en los últimos años. De hecho, en 2021 la cantidad de lanzamientos de videojuegos aumentó un 64 por ciento, en comparación con los datos de 2020. 

De acuerdo con Microsoft, esperan que el número de personas que juegan a videojuegos en el mundo alcance los 4.500 millones para 2030.