Rate this post

El gigante tecnológico Meta está tomando nuevas medidas para favorecer la privacidad de sus usuarios. En concreto, el propietario de Facebook e Instagram prohibirá a sus usuarios compartir una dirección postal de un domicilio si esta aparece como disponible públicamente.

Se trata de una de las medidas que Meta acaba de anunciar para frenar el doxing y que se ha tomado tras recibir una resolución del Consejo asesor de la compañía sobre el uso e intercambio de información residencial privada.

Meta ha señalado en un comunicado que “el acceso a direcciones residenciales puede ser una herramienta importante para el periodismo, el activismo cívico y otros discursos públicos”, añadiendo que “sin embargo, exponer esta información sin consentimiento también puede crear un riesgo para la seguridad de una persona e infringir la privacidad”.

El Consejo asesor de Meta recomendó a Meta el poner en marcha medidas para evitar el doxing, una práctica que consiste en la investigación y la publicación de información privada sobre un individuo u organización con el fin de emprender una campaña en su contra.

De acuerdo con el consejo, difundir las direcciones e imágenes residenciales privadas podría crear infracciones graves contra el derecho a la privacidad, tanto para los usuarios de Facebook o Instagram como para los que no utilizan estas redes sociales.

Estas recomendaciones por parte del consejo asesor se aplicarán antes de que finalice el año.

Otra de las recomendaciones que el Consejo asesor ha propuesto es la introducción de las Normas de la Comunidad de Instagram en un plazo de 90 días, para informar a los usuarios de que si un contenido se considera infractor en Facebook, también lo es en Instagram.

Esta medida, que se recoge en el Centro de Transparencia de Meta, va a contar con especificaciones en las normas de Instagram, identificando los casos en los que las políticas de ambas redes sociales difieran.