Rate this post

Cortesía de Meta.

El gigante tecnológico Meta, antes conocido como Facebook, está trabajando en un proyecto de altos vuelos. Y es que la compañía fundada por Mark Zuckerberg está construyendo un superordenador que aspira a ser el más rápido fabricado por la humanidad.

Se trata del superordenador AI Research SuperCluster que estará finalizada a mitad de este año y que ya está siendo usada por los investigadores para entrenar modelos grandes en procesamiento de lenguaje natural y visión artificial para investigación, según explica Meta en un comunicado.

Este superordenador de Meta ayudará a los investigadores de Inteligencia Artificial (IA) de la compañía a construir nuevos y mejores modelos de IA que puedan aprender de billones de ejemplos, así como trabajar en cientos de idiomas diferentes y analizar sin problemas texto, imágenes y video, sin olvidar el desarrollo de nuevas herramientas de realidad aumentada, entre otras cosas.

De acuerdo con Meta, este superordenador favorecerá la traducción automática facilitando la comunicación en el esperado metaverso, además de ayudar a mantener la seguridad de las personas en los servicios ofrecidos por la compañía tanto hoy como en el futuro, según se avanza en la construcción del metaverso.

El nuevo superordenador puede ejecutar flujos de trabajo de visión por ordenador hasta 20 veces más rápido, entre otras cosas, lo que significa que “un modelo con decenas de miles de millones de parámetros puede terminar el entrenamiento en tres semanas, en comparación con las nueve semanas anteriores”, ha indicado Meta en dicho comunicado.

La compañía ha explicado que el desarrollo de este superordenador ha sido posible gracias a la colaboración con socios desde hace tiempo, aunque han tenido que sortear diversos problemas, entre ellos el coronavirus y el confinamiento derivado del mismo.

Asimismo, Meta ha indicado que para solucionar el problema del almacenamiento de los datos, se desarrolló un servicio llamado AI Research Store.

La seguridad también es importante para Meta, por lo que han asegurado que toda la ruta de datos desde los sistemas de almacenamiento hasta las GPU está encriptada de extremo a extremo, contando con herramientas y procesos necesarios para verificar que estos requisitos se cumplan en todo momento.

El nuevo superordenador de Meta ya está funcionando pero todavía queda trabajo por hacer para convertirse en la más rápida del mundo, con un rendimiento de casi cinco exaflops de cómputo de precisión mixta. La intención es que a mediados de 2022, el superodenador aumente el rendimiento del entrenamiento de IA en más de 2,5 veces, contando también con un ancho de banda de entrega objetivo de 16 TB/s y una capacidad de escala de exabytes para satisfacer la mayor demanda.