Rate this post

La startup madrileña Livall Europe se ha alzado como ganadora de la VIII edición del Premio Emprendedores y Seguridad Vial de la Fundación Línea Directa. Se trata de unos cascos inteligentes para bicicletas y patinetes con un sistema automático de iluminación LED que incluye indicadores de cambio de dirección controlables desde el manillar, y de los que informó hace unos días TodoStartups.

Los cascos también poseen altavoces incrustados en el chasis, micrófono antiviento y bluetooth. En caso de accidente, su patente mundial SOS, basada en sensores gravitacionales y de movimiento, es capaz de detectar una caída seguida de un periodo de inmovilidad de 90 segundos, tras lo que manda automáticamente un mensaje a los contactos de emergencia establecidos en la APP con la geolocalización del accidentado.

Como startup ganadora de esta edición del Premio Emprendedores de la Fundación Línea Directa, Livall recibirá un premio de 20.000€ netos sin arrastre ni conversión, además de acceso a formación y mentoringEn una fase posterior, podrá acceder también a rondas de financiación de la Fundación para la Innovación Bankinter y de IESE Business School.

La segunda startup reconocida en esta edición ha sido la riojana Segurvital Roadscuyo objetivo es evitar o reducir las lesiones tras un accidente de moto o bicicleta mediante ‘Segurvital’, una estructura que se acopla en la parte inferior de los quitamiedos para reducir el impacto y gravedad en caso de accidente. Dispone de una banda de rodillos fabricados con neumáticos reciclados que impiden que un motorista o ciclista accidentado sea despedido al centro de la calzada en una colisión. Esta solución también contribuiría a evitar posibles amputaciones o lesiones medulares.

Este reconocimiento permitirá a Segurvital Roads, junto a la startup ganadora, participar en la próxima edición de South Summit, encuentro líder del ecosistema del emprendimiento y la innovación que se celebra del 8 al 10 de junio en Madrid, donde podrá acceder a actores clave del ecosistema.

Con este galardón, la Fundación Línea Directa pretende potenciar, a la vez que reconocer, el emprendimiento en materia de seguridad vial, mediante el apoyo y la financiación de ideas innovadoras que ayuden a luchar contra la accidentalidad en nuestras carreteras y a mejorar el tratamiento de las víctimas en el post accidente.

Las cinco startup finalistas de esta octava edición del premio, a la que se han inscrito un total de 62 candidaturas, han presentado sus propuestas, mediante el formato elevator pitch, ante un jurado compuesto por ocho prestigiosos profesionales de la empresa, el ecosistema emprendedor y la administración pública, que han elegido al ganador en función de criterios como la viabilidad económica del proyecto, el grado de innovación y su efectividad para mejorar la seguridad vial, según una nota.