Rate this post

Huawei ha decidido apostar por un producto que aspira a redefinir el concepto de seguridad para usuarios de bicicleta y micro-movilidad. Se trata de LIVALL, un helmetphone para ciclistas urbanos que cuenta con funciones inteligentes al estilo de un smartphone,  como llamadas Bluetooth, navegación por voz o la posibilidad de escuchar música mientras se circula por los entramados urbanos.

LIVALL es una startup co-fundada en Shenzhen por el empresario español Manuel Marín, cuya filial europea cuenta con sede en Tres Cantos y un centro de distribución en Albacete, según se explica en una nota.

LIVALL no ha dejado de crecer en reconocimiento y autoridad, con amplia cobertura en prensa especializada y varias apariciones en programas de televisión prime time como El Hormiguero. Huawei, el gigante de las telecomunicaciones, ha llegado a un acuerdo con LIVALL para distribuir este “helmetphone” de la firma con ADN español en China, uno de los mercados más importantes del mundo y “harmony-zar”, el sistema interno del casco con su nuevo y flamante sistema operativo  (HarmonyOS).

Fuera de China, los usuarios Europeos pueden comprar el helmetphone directamente del fabricante LIVALL con total compatibilidad con dispositivos Apple o Android, a través de LIVALL APP, disponible para descarga en Google Play Store y Apple App Store.

Un casco que previene accidentes urbanos y en carretera

Además de proteger a  los usuarios de lesiones por caídas, el casco también ofrece luces LED en la parte delantera y trasera. Otorgando una importante mejora de visibilidad frente a los otros usuarios de la vía, pudiendo así prevenir multitud de accidentes.

Sensores fotoeléctricos y de aceleración permiten al sistema de  luces señalizadoras encenderse  automáticamente  cuando el usuario reduce la velocidad así como en situaciones de poca visibilidad, como el anochecer o al atravesar bancos de niebla. Por si esto fuera poco el usuario puede indicar un cambio de dirección gracias a luces intermitentes controlables desde el manillar.

Finalmente, el helmetphone LIVALL ofrece un sistema exclusivo de SOS. Los sensores de casco mencionados anteriormente detectan deseleraciones, caídas e inmovilización para, en el evento de un accidente, activar automaticamente un protocolo de emergencia; el cual, si el usuario está inconsciente o incapacitado, envía a los contactos de emergencia preestablecidos su geolocalización via GPS.

Este mecanismo ya ha demostrado su eficacia salvando vidas, con varios casos confirmados. El futuro de la movilidad segura está en la prevención, así como en  la integración de dispositivos y usuarios de la vía, gracias a tecnologías digitales, inteligencia artificial y experiencias de usuario aumentadas y conectadas, áreas  en las que empresas como LIVALL están siendo pioneras y marcando el camino a seguir.