Generalmente, asociamos la riqueza con lujos, mansiones y excentricidades de toda clase… Sin embargo, en este mundo de derroche existen casos de exitosos millonarios que, a pesar de haber amasado gigantescas fortunas, siguen viviendo con sencillez, ya sea por su personalidad descomplicada, por respeto a una propia filosofía de vida o porque están acostumbrados desde su infancia a vivir humildemente.

En esta oportunidad, te presentamos a 10 millonarios que viven sin lujos; 10 exitosos profesionales de distintas ocupaciones que no sólo han logrado llamar la atención del público por su talento, éxito y creaciones, sino también por su marcada austeridad, la cual es visible en muchas de sus apariciones públicas o en las anécdotas que cuentan sus amigos más cercanos.

¡Comencemos!

[embedded content]

Mark ha pasado a ser reconocido como uno de los millonarios más modestos del planeta por una razón: nunca se le ha visto participando en algún evento estrafalario y siempre va vestido de jeans y camisetas sencillas. Incluso, algunos ya consideran que ese es su uniforme de trabajo, pues siempre va vestido como un universitario de clase media vaya a donde vaya. Curiosamente, esta forma de vestir le representa un enorme beneficio como empresario, pues, según expertos, al usar siempre el mismo tipo de ropa, reduce la cantidad de decisiones que debe tomar en su día a día, lo cual le permite enfocar su tiempo y energía en decisiones importantes acerca de su compañía.

Por otra parte, Zuckerberg nunca se interesó por tener autos deportivos lujosos ni las camionetas más sofisticadas. Siempre ha preferido autos de tracción manual de gama media.

Sus amigos, conociendo bien su forma de ser, no esperaron grandes eventos el día de su boda con Priscilla Chang o el día del babyshower de su primer hijo; y así fue… en lugar de celebraciones que hicieran gala de un derroche nunca antes visto, los eventos fueron bastante tranquilos, modestos y discretos, todo lo necesario para un cálido ambiente familiar y no una alfombra roja de egos y prensa.

Además, al igual que muchos otros multimillonarios, este exitoso empresario tecnológico desde el año 2015 ha manifestado su interés en donar el 99% de sus bienes a instituciones de caridad a medida que vaya pasando el tiempo.

Esta superestrella de Hollywood, reconocido por haber interpretado a Neo en Matrix y a Jhon Wick en la cinta del mismo nombre, posee una fortuna de más de $370 millones de dólares; no obstante, su forma de vida dista mucho de lo que la mayoría espera de un actor reconocido en todo el mundo.

Keanu es una persona sencilla, a la que le gusta viajar en metro como a cualquier otra persona, en lugar de ir a toda velocidad en costosos Lamborghinis. Además, suele andar por la ciudad sin guardaespaldas, mientras se toma un café o se come un helado, como si se tratara de un ciudadano cualquiera buscando estar tranquilo en espacios de la vía pública.

En algunas oportunidades, se le ha visto dialogando por largas horas con ciudadanos sin techo. Incluso, en una ocasión, decidió tomar una siesta con uno de ellos en medio de la calle.

Sin duda alguna, en su caso, la frugalidad y la sencillez no son un mero detalle, sino todo un estilo de vida, el cual el actor ha defendido, pues los bienes materiales no son, en lo más mínimo, su mayor satisfacción. Gran parte de lo que gana prefiere donarlo a diversas fundaciones dedicadas a la lucha contra el cáncer y a la protección de animales.

“Vivo en un departamento y tengo todo lo que necesito en cualquier momento que lo desee, ¿Para qué elegiría una casa grande y vacía?” -Son sus palabras.

El Oráculo de Omaha pasó a la historia por ser uno de los mejores inversionistas y uno de los hombres de negocios más sabios de la historia. El respeto que inspira en todo tipo de economistas y empresarios difícilmente puede ser igualado por alguien. Sin embargo, pese a todos sus logros y a su inmensa fortuna de más de $99 mil millones de dólares, Warren Buffett también es famoso por su sobriedad.

Para empezar, es muy cuidadoso con sus finanzas y siempre busca reducir los gastos lo máximo posible, tanto en su vida personal como en su actividad empresarial. Su casa, en la cual ha vivido por más de 60 años, la adquirió por $31.500 dólares, y jamás se ha visto interesado en una vivienda mega lujosa ubicada en otro sitio que no sea su natal Omaha, Nebraska.

Warren tampoco es muy fanático de los restaurantes lujosos ni de los dispositivos móviles de alta gama, por eso está acostumbrado a frecuentar restaurantes donde los platillos no tienen un costo de más de $40 dólares y usa un viejo celular sin WhatsApp.

Pero, siendo sinceros, si hay un lujo diario que este exitoso inversionista no puede dejar de darse: la coca-cola y los cheetos, pues ha confesado ser un fanático acérrimo de estos productos.

Siempre que su amigo Bill Gates decide visitarlo, él no dispone de largas limosinas o camionetas costosas para recibirlo, sencillamente se desplaza en su Cadillac versión 2014, su único vehículo, para recogerlo y llevarlo hasta su hogar de toda la vida.

Al igual que Mark Zuckerberg, también se comprometió a donar a la caridad la mayor parte de su fortuna.

4. Leonardo DiCaprio

DiCaprio es una de las leyendas vivas más grandes del cine, protagonista de múltiples películas que serán recordadas por todos los amantes del séptimo arte. Además de su talento sin igual para la interpretación, este actor californiano también es reconocido por su activismo ecológico, pues se ha convertido en portavoz de distintas causas ambientales, en las cuales ha brindado tanto su tiempo como su dinero a través donaciones.

A Leonardo se le considera un hombre bastante sencillo, que no realiza gastos extravagantes y que suele usar con mucha frecuencia el servicio público de bicicletas neoyorquino, casi que convirtiéndose en un embajador y promotor de este tipo de transporte que es amigable con el medio ambiente. Sin embargo, pese a lo anterior, el intérprete de Titanic sí tiene un auto, un Toyota Prius híbrido, el cual es menos contaminante que muchos de los costosos autos deportivos que poseen otras celebridades.

Como su modestia no es sólo fruto de sus preocupaciones ambientales, sino también de su filosofía de vida, DiCaprio ha expresado varias veces lo siguiente:

«La riqueza y el éxito no te hacen feliz.»

Este exitoso futbolista de origen senegalés es grande dentro y fuera de la cancha. Actualmente, es uno de los jugadores mejor pagados del fútbol inglés, con un salario de más de $7 millones de dólares anuales. Pese a que creció lleno de limitaciones, el haberse convertido en millonario no lo ha llevado a adoptar un estilo de vida derrochador. Él prefiere usar su dinero para ayudar a los demás:

“¿Para qué quiero diez coches Ferrari, veinte relojes con diamantes y dos aviones? ¿Qué harán estos objetos por mí y por el mundo? Yo pasé hambre, trabajé en el campo, jugué descalzo y no fui al colegio. Hoy puedo ayudar a la gente. Prefiero construir escuelas y dar comida o ropa a la gente pobre.” –Afirma de forma contundente Sadio Mané.

A lo largo de su carrera, ha realizado diversas donaciones para financiar la construcción de escuelas y hospitales en su país natal. Además, apoya económicamente a familias que viven en extrema pobreza para ayudarlas a salir adelante.

Pero su grandeza no solo se evidencia en su generosidad, sino también en su humildad. Por ejemplo, todo el mundo lo aplaudió en una ocasión en que decidió detenerse a ayudar a la persona encargada de empacar el agua en el autobús de la Selección de Senegal. Aunque llevaba auriculares y tenía las manos ocupadas, no dudó en recoger dos packs de botellas de agua para colaborar con la tarea del utilero. Esta es solo una de las muchas anécdotas detrás de este talentoso futbolista que ha ganado decenas de títulos dentro de la cancha y miles de corazones fuera de ella.

Pese a poseer una fortuna de más de $83 mil millones de dólares, de haber sido el hombre más rico del mundo en el año 2015 y de continuar siendo el más rico de España, este exitoso empresario suele comer con sus trabajadores en la cafetería del poderoso grupo textil Inditex. Al terminar su jornada va junto con su esposa a un apartamento en la coruña, durante años ha tratado de mantener al máximo su vida privada, fuera de los focos de la prensa, es por esto que son muy pocas las imágenes que se tienen de él.

Su colosal fortuna no ha cambiado sus sencillos hábitos que sus humildes padres le inculcaron desde niño. Su disciplina e inversión constante, le han permitido construir uno de los imperios textiles más grandes del mundo.

A nivel social, cuenta con su propia fundación, desde la cual lidera diversas iniciativas relacionadas con educación, salud pública, alimentación y apoyo a personas con discapacidades.

“No vale la pena ser empresario sólo para ser rico. El dinero, en esas dimensiones a las que hemos llegado nosotros, no nos va a hacer falta. El dinero sólo tiene sentido, para mí, si se orienta a conseguir objetivos. Y si tienes éxito, que sirva para ayudar a que lleguen a ser algo en la vida tantas personas que dependen de nosotros.” -Afirma Amancio Ortega.

7. Jim Pattinson

Pattinson es conocido como “el Warren Buffett de Canadá”. Se le considera así, tanto por su fortuna y su capacidad para los negocios, como por el estilo de vida sencillo que ha cultivado desde siempre, especialmente en sus años de niñez y juventud.

Este empresario, único propietario del conglomerado Jim Pattinson Group, nació en octubre de 1928, unos meses antes de la Gran Depresión, hecho que marcaría su infancia, ya que la escasez y la difícil situación económica lo llevarían a vivir en condiciones bastante precarias. De adolescente, trabajó en múltiples ocupaciones, como recolector de cosechas, vendedor de donas, repartidor de periódicos, obrero de construcción, vendedor de semillas puerta-a-puerta y mesero de un vagón-restaurante. Su suerte cambiaría el día que, mientras trabaja lavando autos usados, el dueño del concesionario no se encontraba, entonces tuvo la oportunidad para mostrar sus dotes de vendedor. Así inició su camino al éxito.

Actualmente, la fortuna de Pattinson es de aproximadamente $10 mil millones de dólares, y, a pesar de que se ha podido dar algunos lujos, las enseñanzas de su juventud y de la escasez de la Gran Depresión, lo han convertido en un hombre moderado y ahorrativo, pues conoce de primera mano lo que es la pobreza.

Sobre los años de su niñez, el canadiense menciona:

“Viví en el áspero lado oeste de Vancouver. La mayoría de las veces no tenía dinero para comprar nada que fuera bueno, así que tenía que conformarme con cosas que nadie quería.”

8. Matthew McConaughey

Este actor texano también es distinguido en el opulento mundo de Hollywood por ser una de aquellas personas que maneja un bajo perfil y cuya personalidad descomplicada lo hace un hombre de gustos simples. El actor empezó a ver el crecimiento de su carrera en la década de los años 2000, y, a pesar de ese florecimiento profesional y de su nueva posición económica, vivió durante muy buen tiempo en un remolque, algo bastante insólito para una adinerada estrella de cine.

Según el propio actor, vivir en un tráiler fue una muy buena idea, ya que el minimalismo extremo era un arma perfecta contra el estrés y las preocupaciones innecesarias, algo que lo condujo a mentalizarse y seguir creciendo actoralmente.

La inclinación por la sobriedad de Matthew también es producto de su infancia y del tipo de vida que pasó en Texas. Al respecto, el propio actor ha mencionado en varias oportunidades lo siguiente:

“Mi padre tenía una gasolinera en un pueblo muy pequeño de la América profunda. Nuestra casa era una cabaña tan humilde, que mi madre nos obligaba a estar fuera todo el día corriendo y montando en bicicleta. Hasta los 18 años sólo había pisado un cine en dos ocasiones: para ver King Kong y para ver Orca, la ballena asesina.”

A pesar de ser el hombre más rico de México y de haber llegado a estar en el primer puesto de los más rico del mundo según la revista Forbes, Carlos Slim es un hombre bastante sencillo y modesto, rasgos acentuados, sobre todo, si se tiene en cuenta que su fortuna personal es de más de $75 mil millones de dólares.

Slim es hijo de inmigrantes libaneses. Desde muy pequeño, fue educado por su padre, quien era comerciante minorista y le enseñó el valor de la moderación y el ahorro.

La mayor pasión de este exitoso empresario es el arte, razón por la cual tiene una importante colección, la cual no constituye un derroche de dinero, pues la compra de obras de artista aclamados, más que un caprichoso costoso, es una forma de inversión dado que le apuesta a la futura valorización de las piezas.

Cuando su esposa Soumaya Domit falleció en el año 1999, Carlos decidió honrar su memoria con la construcción del “Museo Soumaya”, un recinto museográfico de ingreso gratuito y en donde se exhibe una de las colecciones de arte más valiosas de toda Latinoamérica.

A nivel social, cuenta con su propia fundación dedicada a liderar programas relacionados con educación, salud, empleo, desarrollo económico, migrantes, seguridad vial, deporte, medio ambiente, justicia, cultura, desarrollo humano y ayuda humanitaria.

10. Charlie Ergen

Este millonario estadounidense, como muchos otros colegas y compatriotas, fue un hombre que recibió una buena educación financiera por parte de sus padres, los cuales tuvieron que enfrentar la dura situación de la Gran Depresión del 29 y los condujo a valorar mucho la moderación en gastos y el ahorro preventivo, conocimientos que transmitieron a su hijo.

Para Charlie Ergen es muy importante la buena salud, por ello se aleja de cualquier tipo de extravagancias y excesos. Prefiere dedicarse a realizar actividades como el senderismo y la escalada; incluso, ya ha escalado el Kilimanjaro, el Aconcagua y el Everest, además de todas las montañas de más de 3.500 metros en el estado de Colorado, entre muchas otras.

Este exitoso empresario, fundador de Dish Network Corporation y poseedor de una fortuna estimada en más de $12 mil millones de dólares, suele empacar su almuerzo para llevarlo a su trabajo. Pero, ¿Qué tipo de manjares prepara un ejecutivo billonario de su rango? Su menú preferido es un sándwich de atún y un Gatorade.

Así concluimos esta interesante lista de exitosos millonarios que se han caracterizado por ser los más destacados embajadores de la sencillez en medio de la riqueza. Personajes que, con sus hábitos y sus gustos, han demostrado que el dinero no siempre va de la mano de la opulencia, sino que este puede ser utilizado para gozar de un estilo de vida tranquilo a la vez que contribuimos con causas que nos apasionan.

Más historias inspiradoras:

Contenido Relacionado: