Rate this post

El Ateneo Mercantil ha acogido la jornada Transforma 21, organizada por la consultora tecnológica Exponentia. El evento ha contado con una ponencia de César Romera, CMO de Kyndryl sobre “La transformación digital y su impacto en la cadena de valor”. Kyndryl, surgida de la escisión de IBM en dos empresas independientes, es líder mundial de servicios tecnológicos por volumen de negocio. En España gestiona los sistemas de información crítica que sostienen la transformación digital tanto en áreas clave del sector público, como en las principales compañías financieras, aseguradoras, de telefonía y energía.

Romera ha hablado de la tecnología como el principal factor de disrupción o cambio esencial en el modelo de negocio en las empresas. Para Romera “la Inteligencia Artificial, Blockchain, Cloud, Internet de las cosas, Quantum Computing son fuerzas disruptivas y tecnologías exponenciales que están reconfigurando los negocios, las profesiones y las industrias”.

El CMO de Kyndryl ha destacado que vivimos un momento histórico por la rapidez de un cambio de paradigma en el que las fronteras entre sectores se diluyen, se impone la economía de los ecosistemas, de las plataformas, de nuevas profesiones y donde la privacidad y la seguridad son claves, no solo para la diferenciación, sino para la propia supervivencia. “Hoy el consumidor está mejor informado, conectado, equipado y es muy influyente. Mejor prueba-error que parálisis, quién se quede fuera de la transformación digital compromete su futuro”, ha concluido.

Durante la mesa redonda “Casos de uso en distintos sectores” José Manuel García Duarte, director general de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones de la GVA, ha destacado la dificultad de aplicar la transformación digital al sector público, tanto por su dimensión como por su resistencia al cambio.

García Duarte ha subrayado que la Generalitat tiene más de 100 proyectos en marcha dentro del Plan Estratégico Gen Digital 2025: “Hasta ahora nuestro departamento daba soluciones a problemas hipotéticos de terceros, la gran fortaleza de nuestro proyecto junto al refuerzo presupuestario, -contamos con un respaldo de mil millones de euros-, es que han participado en él todos los órganos directivos de la Generalitat”. Asimismo, ha puesto el acento en la importancia del Big Data: “La administración tiene una cantidad ingente de datos dispersos y debemos poner esa información en valor de los ciudadanos y las empresas”.

Manuel Boggiero, Chief Digital Transformation Manager de Grupo Romeu, ha señalado que para una compañía familiar con más de 150 años de historia los objetivos del proceso de evolución tecnológica son sobrevivir y prosperar. “Estrategia, tecnología y cultura son los pilares de la transformación digital. Lo digital es un habilitador exponencial, en nuestro caso estábamos cansados de responder a llamadas de clientes preguntando dónde estaba su carga; la solución es que fuimos uno de los primeros operadores en poner un contenedor en un mapa, tradujimos el problema en una solución de trazabilidad”.

Majo Gimeno, CEO de Mamás en Acción ha contado la experiencia del proceso de digitalización en su organización “Si tengo que escoger un hito en nuestra historia es la implantación de nuestra plataforma de gestión. Contamos con una organización de 3000 voluntarios que gestionábamos con un excel y grupos de watsapp. Hemos crecido en otras ciudades con la tranquilidad de controlar la gestión y ser más eficientes. Por poner un ejemplo, gracias a la inteligencia artificial de manera automática se organizan las agendas de manera que voluntarios experimentados pasen el turno a uno nuevo. Hoy podemos llegar al hospital el mismo día que un niño ingresa porque la tecnología nos lo permite. En abril de 2020, durante la pandemia, pasamos de tener presencia en Madrid con una experiencia piloto a poder estar presentes en nueve hospitales gracias a la tecnología”.

En la segunda mesa de la jornada sobre las “Oportunidades de financiación” en materia de transformación digital, Juan Ángel Poyatos, director general de Coordinación de la Acción de Gobierno de la GVA, ha señalado que “Los fondos europeos han generado expectativas inéditas por el volumen de los recursos que suponen. Podemos entender la magnitud de la oportunidad que representan, tanto para el sector público como privado, tomando como referencia que en los últimos 14 años nuestra Comunidad ha accedido a 2.900 millones de euros en ayudas europeas, mientras que solo en 2021 ya se han consignado cerca de 1.000 millones”.

Poyatos ha resaltado que los fondos van a observar de manera rigurosa el cumplimiento de objetivos y reformas marcados por Europa y ha destacado la relevancia de los proyectos tractores: “Son novedosos no por su tamaño sino porque trabajan en sectores estratégicos a partir de proyectos colaborativos de multitud de empresas, siendo pymes el 40% de los miembros del consorcio”.

Ángel Vaillo, socio director del área de fiscal de Gómez-Acebo & Pombo Valencia ha comentado los beneficios de la nueva legislación en materia de emprendimiento, que eleva tanto el capital aportado a empresas emergentes -hasta 100.000 euros- como la deducción aplicable, al 40% y reduce su impuesto de sociedades, aunque ha lamentado que la tributación siga siendo muy superior a la que se aplica a las SICAB, sociedades de capital riesgo.

Asimismo, ha reclamado a la Generalitat mayor ambición fiscal para convertir la Comunidad Valenciana en un polo de atracción tecnológica. Por su parte, Máximo Fernández Espejo, director comercial de empresas en Valencia y Castellón de Bankinter ha señalado que “los fondos son una oportunidad única para las empresas y Bankinter pone a su disposición asesoramiento y facilidades financieras para que puedan acceder a esos proyectos”.