En el año 2014, una pareja rusa tuvo a su primera hija, pero la recién nacida fue diagnosticada con parálisis cerebral. Devastados, los padres decidieron iniciar un prometedor tratamiento y documentaron en YouTube el desarrollo de la niña. Hoy en día, esta pequeña es una de las youtubers más exitosas y mejor pagadas del mundo, con ingresos por más de $28 millones de dólares anuales¿Cómo lo logró?

[embedded content]

¿Cómo se convirtió Like Nastya en la youtuber más rica del mundo?

La protagonista de esta historia es Anastasia Radzinskaya, mejor conocida como Nastya, quien nació el 24 de enero del 2014 en el Krai de Krasnodar, un territorio ubicado en el suroeste de Rusia, cerca de Crimea y de Georgia.

Sus padres, Anna Radzinskaya y Sergey Radzinskij, se conocieron a través de una página de citas y, desde entonces, iniciaron una relación amorosa hasta su matrimonio.

En el año 2013, Anna quedó embarazada. Así nacería Nastya, pero este acontecimiento iría acompañado por una lamentable noticia: los médicos informaron a los padres que la niña había nacido con parálisis cerebral y que era muy probable que nunca llegara a caminar ni hablar.

La noticia fue desoladora; sin embargo, Anna y Sergey se comprometieron a hacer lo posible para que su hija tuviera el mejor tratamiento a su alcance. Los médicos les recomendaron un conjunto de terapias para mejorar el desarrollo de la menor, y ellos sin dudarlo aceptaron. Además, decidieron grabar las actividades de su hija y subir los videos a YouTube para que familiares y amigos pudieran observar los progresos de la pequeña en su lucha contra la parálisis.

Con el tiempo, personas distintas a su entorno se empezaron a interesar por su historia, lo que llevó a sus padres a crear el canal “Like Nastya” con el fin de organizar el contenido que generaban, el cual resultó ser de gran inspiración para la naciente audiencia.

Convirtiendo un pasatiempo en un negocio

Para el 2016, cuando Nastya tenía 2 años de edad, llegaron dos grandiosas noticias: la primera, que la niña ya no mostraba ningún signo de la enfermedad, lo que llevó a los padres a pensar que el tratamiento que habían seguido resultó ser muy exitoso o que el diagnóstico médico fue errado; y, la segunda, que el canal de YouTube había crecido tanto que Nastya ya era toda una sensación en la plataforma.

En este contexto, Anna y Serguey decidieron aprovechar la cantidad de seguidores que tenía el canal y buscaron patrocinio en marcas que estuvieran interesadas en enviar productos para realizar el respectivo unboxing, especialmente juguetes con los que la pequeña podía jugar en sus videos.

Al año siguiente, con el objetivo de obtener liquidez para mejorar la calidad de los contenidos, la pareja vendió sus respectivos negocios: un salón de novias en Krasnodar y una empresa constructora.

Como en Rusia ciertas restricciones impedían que el canal de YouTube generara más ingresos y llegara hasta el siguiente nivel, la familia se mudó al estado de Florida en Estados Unidos, donde compraron una mansión que se convertiría en una nueva sede para la producción de una enorme cantidad de videos sobre la vida de Nastya, videos que iban enfocados al público infantil y que trataban asuntos típicos de la vida de un niño, como juegos con los padres, piruetas y brincos en un castillo inflable, un día de excursión, unas vacaciones, o los primeros días de escuela. El público, que cada día era mayor, reconocía en el contenido de “Like Nastya” una historia de superación maravillosa que lograba encantar fácilmente a los niños.

En el 2018, Anna y Serguey firmaron un contrato con una compañía de entretenimiento y gestión llamada Yoola, la cual los ayudó a traducir el contenido en 10 idiomas distintos, incluido el español; y los impulsó para que el canal creciera a nivel mundial. Adicionalmente, la red de afiliados de Yoola, como intermediaria, se encargó de apoyarlos en asuntos como resolución de conflictos, comunicación con anunciantes y optimización del contenido.

“Hay miles de reglas en YouTube que un vlogger inexperto puede romper sin saberlo. Por ejemplo, en uno de los videos, Nastya saltó sobre un trampolín y el borde de su ropa interior se iluminó en el video. Nuestro abogado vio el video e inmediatamente dijo que no lo dejarían pasar, que era necesario volver a filmarlo.” -Comentó Anna Gradil, COO de Yoola.

Nastya, que en un principio se había dedicado al unboxing de juguetes cuando todavía vivía en Rusia, en su nuevo país empezó a diversificar sus contenidos realizando visitas a parques de diversiones y comercializando sus propios productos, cómo juguetes, ropa y libros para niños.

Una de las youtubers más ricas y exitosas del mundo

En el 2019, la pequeña youtuber lograría algo realmente sorprendente: aparecer, por primera vez, en el ranking de los youtubers mejor pagados del mundo según la revista Forbes, obteniendo la medalla de bronce del tercer lugar con una facturación de $18 millones de dólares, lo que llamó la atención de gigantes como Legoland y Dannon, compañías dispuestas a desembolsar cheques de hasta 6 cifras con tal de trabajar con ella. Delante de Nastya se ubicaron los canales “Dude Perfect”, que facturó $20 millones de dólares; y “Ryan’s World”, canal de Ryan Kaji, otro pequeño que, con apenas 9 años, ya facturaba $26 millones de dólares con su contenido.

En el 2020, Nastya ocuparía la séptima posición en el ranking, con unos ingresos de $18,5 millones de dólares. Los ganadores de esta edición fueron Ryan Kaji, obteniendo de manera consecutiva el primer puesto con $29,5 millones de dólares en ingresos; y Jimmy Donaldson, mejor conocido como MrBeast, que facturó $24 millones de dólares con sus retos y juegos por YouTube.

Por otro lado, este mismo año los padres de Nastya se aventuraron a ampliar su número de canales de videos, creando algunos como “Like Nastya Vlog” y “Like Nastya show”. Además, incursionaron en otras plataformas como Tik Tok, donde lograron rápidamente obtener una base de 6,7 millones de seguidores que les permitía ir consolidando su audiencia global entre el público infantil.

Más tarde, los padres de la niña firmarían un contrato con Spotter, una empresa dedicada a la compra de los derechos de viejos contenidos. En el contrato se acordaba la venta del contenido antiguo de Nastya por dinero en efectivo pagado por adelantado, pero conservando los derechos de cualquier video nuevo que se publicara.

En el 2021, por tercera vez consecutiva Nastya aparecería en el ranking de los youtubers mejor pagados del mundo, esta vez ocupando el sexto lugar con un significativo aumento de ingresos, que fueron en total $28 millones de dólares. Gracias a esta cifra, se posicionaba simultáneamente como la mujer y la persona de menor de edad mejor paga del mundo en YouTube, pues este año superó a su dura competencia, Ryan Kaji, que quedó en séptimo lugar con ingresos por $27 millones de dólares. Los primeros lugares del ranking fueron ocupados por Jimmy Donaldson, con $54 millones de dólares; Jake Paul, el hermano del youtuber Logan Paul, que logró aumentar su popularidad y obtuvo ingresos de $45 millones de dólares gracias a sus publicitadas peleas de boxeo; y Mark Edward Fishbach, un comediante que sabe como nadie más dedicarse a comercializar merchandising por sus canales digitales.

Actualmente, Nastya tiene 8 años de edad y, aunque está cursando sus primeros años escolares, ya es millonaria. Sumando el número de seguidores de sus siete canales, la pequeña tiene un aproximado de 250 millones de suscriptores. En su canal principal en inglés, “Like Nastya”, cuenta con más de 88 millones de suscriptores; y en su canal en español cuenta con 32 millones. Sus videos son de los más reproducidos dentro de la plataforma y juntos suman miles de millones de visualizaciones. Su video más visto ya cuenta con más de 900 millones de reproducciones. Por otro lado, sus padres, Anna y Serguey, se esfuerzan cada vez más en la educación de Nastya, y son muy cautelosos con la gran fama que ya posee la niña, pues reconocen que en una situación así se debe tener mucho cuidado con la crianza.

“La situación Nastya es la misma que con las estrellas de cine infantiles. A menudo, esto destruye su destino: una fuerte caída en la popularidad puede afectar en gran medida la forma en que un niño percibe el mundo.” –Dijo su madre en una entrevista.

Así concluimos la historia de Anastasia Radzinskaya, la encantadora Nastya, que le ha dado la vuelta al mundo con su gracia, optimismo y carisma, una niña que le ha brindado esperanza a millones de adultos y niños que han enfrentado situaciones difíciles y ven en ella un ejemplo de superación para vencer cualquier adversidad que pone la vida.

Más historias inspiradoras para emprendedores:

Contenido Relacionado: