Rate this post

Según ha podido saber TodoStartups, Kombucha ha cuadruplicado sus ventas en 2021 y está ya presente en más de 1.500 puntos de venta de ámbito nacional. Su éxito reside en la elaboración, hecha de la manera tradicional con ingredientes ecológicos de proveedores locales y respetando los tiempos de fermentación, aseguran sus promotores.

Este crecimiento ha permitido la entrada de la empresa en Veritas (Ecorganic), GM Food y Herbolarios Navarro. Además de su página web, sigue añadiendo puntos de venta a los que ya tenía en canales de distribución física, como El Corte Inglés, Alcampo, grupo Covalco o Covirán, sin olvidar su proliferación en establecimientos ecológicos.

Situar en el mercado un producto alternativo a los tradicionales refrescos azucarados y bebidas alcohólicas permite aportar propiedades saludables que pueden repercutir en beneficio de la sociedad, explican en un comunicado. Es el caso de la kombucha, una bebida fermentada elaborada con té, agua, azúcar de caña ecológico y una simbiosis de levaduras y bacterias (scoby), que actúa como una especie de masa madre para iniciar el proceso de fermentación.

Según se indica en el comunicado, en julio de 2021, Víver Kombucha, empresa radicada en Granada, cerró una ampliación de capital de 200.000 euros, en la que han participado inversores como Andrés Casal, cofundador de Wetaca, y consultores de firmas como Accenture y McKinsey, con el objetivo de potenciar el crecimiento de la compañía en marketing, plantilla y capacidad productiva.

Tras dieciocho meses con un crecimiento sin financiación de ningún tipo, el pasado mes de septiembre la marca granadina inició una ronda de inversión con Business Angels. Por otro lado, fue reconocida, recientemente, como la mejor iniciativa emprendedora de Granada, premio otorgado por la Asociación de Jóvenes Emprendedores (AJE).

 Víver Kombucha se dedica desde marzo de 2020 a la producción y distribución de este producto con propiedades antioxidantes y probióticos naturales. Sus fundadores, Raúl De Frutos y Fernando Martín, de Cádiz y Granada, respectivamente, con cinco años de experiencia en Estados Unidos en la expansión de startups y en gestión de operaciones y logística, se centraron en un producto accesible para todos y que fuera demandado, sobre todo, por ciudadanos que optan por poner en práctica buenos hábitos alimenticios.