Rate this post

El gigante tecnológico Google sigue luchando contra los anuncios falsos. De hecho, la compañía suspendió en tan sólo un año 5,6 millones de cuentas de anunciantes que no cumplían con sus políticas de uso, además de eliminar más de 3.400 millones de anuncios y restringir más de 5.700 millones de anuncios.

Estas son las cifras desprendidas del informe anual de seguridad de anuncios en 2021, un informe sobre los esfuerzos de Google para evitar el uso malintencionado de las plataformas publicitarias de la compañía. En dicho informe, Google apunta que se han bloqueado o restringido la publicación de anuncios en 1.700 millones de páginas de editores, y se tomaron medidas de aplicación más amplias a nivel de sitio en aproximadamente 63.000 sitios de editores.

A pesar de que el informe sólo recoge los datos relacionados con 2021, Google ha querido también compartir una actualización sobre la respuesta a la guerra en Ucrania. La compañía ha prohibido que los anuncios se beneficiaran o explotaran la situación. Hay que añadir también las políticas que ha tomado la compañía que prohíben el contenido que incita a la violencia o niega la ocurrencia de eventos trágicos para publicar como anuncios o monetizar el uso de los servicios de Google.

Otra de las medidas tomadas al respecto en Google es la paralización de las actividades comerciales en Rusia de todos los productos, incluida la pausa de los anuncios para que no se muestren en Rusia y los anunciantes con base en Rusia.

Hasta ahora, Google ha bloqueado más de ocho millones de anuncios relacionados con la guerra en Ucrania y se han eliminado los anuncios de más de 60 sitios de medios financiados por el estado en todas las plataformas.

En cuanto a los datos del informe, Google ha registrado un aumento de la actividad fraudulenta durante la pandemia. Asimismo, Google ha detectado que los malos actores operan de una manera más sofisticada y a mayor escala, utilizando una variedad de tácticas para evitar la detección de los profesionales trabajando para la compañía.

Google ha explicado que afrontar este tipo de problemas es un esfuerzo conjunto, ya que cuentan con la verificación de las identidades de los anunciantes y la identificación de la actividad coordinada entre cuentas que usan señales en la red, verificando activamente anunciantes en más de 180 países. Si un anunciante no completa el programa de verificación cuando se le solicita, la cuenta se suspende automáticamente.

Google también ha bloqueado la publicación de anuncios en más de 500.000 páginas que violaban las políticas de uso en relación a las afirmaciones perjudiciales para la salud y vinculadas al coronavirus, así como afirmaciones falsas demostrables que podrían socavar la confianza y la participación en las elecciones.

Desde que comenzó la pandemia por coronavirus, Google ha bloqueado más de 106 millones de anuncios relacionados con la COVID-19. 

En cuanto al futuro, Google ha prometido que continuarán abordando las áreas de abuso en todas sus plataformas para proteger a los usuarios y ayudar a los anunciantes y editores fiables.