Rate this post

El gigante tecnológico Google se enfrenta a otra demanda. En esta ocasión, ha sido la empresa Match Group, matriz de las apps de citas Tinder, Match y OK Cupid, ha demandado a la compañía de Mountain View alegando abuso de poder a la hora de que los desarrolladores de apps utilicen su sistema de facturación en los dispositivos Android.

La demanda, presentada el pasado lunes en el Distrito Norte de California, en Estados Unidos, acusa a Google de implementar “tácticas anticompetitivas” para mantener el monopolio del ecosistema móvil Android.

En concreto, el documento publicado por TechCrunch, indica que “hace diez años, Match Group era socio de Google. Ahora somos sus rehenes”. 

La demanda señala que “Google atrajo a los desarrolladores de apps a su plataforma con la seguridad de que podíamos ofrecer a los usuarios una opción sobre cómo pagar por los servicios que deseaban”. Añade además que “una vez que monopolizó el mercado de la distribución de aplicaciones de Android con Google Play siguiendo los pasos de los desarrolladores de apps más populares, Google buscó prohibir los servicios alternativos de procesamiento de pagos en la app para poder quedarse con una parte de casi todas las transacciones dentro de la app en Android”.

La demanda de Match Group es un ejemplo más de desarrolladores de aplicaciones que exigen una compensación de Google y Apple por el recorte estándar del 30 por ciento, ahora a veces del 15 por ciento, que esos gigantes tecnológicos extraen de los pagos dentro de la app.

Hay que recordar que todo comenzó cuando Epic Games demandó a Apple en 2020 por las violaciones antimonopolio en un caso que no resultó en una victoria clara, pero que obligó a Apple a permitir que los desarrolladores indicaran a sus usuarios opciones de pago alternativas.

De acuerdo con Match, Google ha rechazado sus esfuerzos por formar parte de un programa piloto que permitirá a las apps ofrecer una opción de pago alternativa, en el que está participando también Spotify.

El director ejecutivo de Match Group, Shar Dubey, indicó en declaraciones recogidas por TechCrunch que la demanda ha sido una medida de último recurso, ya que considera que “controlan la distribución de apps en dispositivos Android y pretenden que los desarrolladores puedan llegar con éxito a los consumidores en Android en otros lugares”.

Por su parte, Google ha desestimado la nueva demanda de Match Group como una campaña de interés propio para “evitar pagar su justa parte”.