El gigante tecnológico Google sigue creciendo, al menos en cuanto a oficinas se refiere. Y es que la compañía de Mountain View comprará un edificio histórico en Nueva York por 2.100 millones de dólares. 

Se trata del edificio de St. John’s Terminal que se encuentra en la ciudad que nunca duerme en Estados Unidos y que se convertirá en el centro de su nuevo campus en el barrio de Hudson Square, donde establecerá sus equipos de ventas y colaboraciones. 

La directora financiera de Google, Ruth Porat, ha señalado en un comunicado publicado en su blog oficial que el nuevo espacio, cuya compra se completará en el primer trimestre del año que viene, abrirá sus puertas a mediados de 2023, según las previsiones de Google.

Los gigantes tecnológicos, con miles de millones de dólares en reservas de efectivo, se han aprovechado de los precios más bajos de los edificios de oficinas en las ciudades de Estados Unidos, ha indicado Reuters.

Porat ha señalado que la última inversión de Google “se basa en nuestros planes existentes de invertir más de 250 millones este año en nuestra presencia en el campus de Nueva York”.

La inversión se produce en un momento en que la mayoría de los empleados de Google están teletrabajando y también se ha ampliado una política de regreso voluntario a las oficinas de la compañía que comenzará en enero.

El edificio de St. John’s Terminal se encuentra ubicado en el 550 Washington Street, y Google ya está presente en él, pero en forma de alquiler. Se convertirá en la oficina más grande de Google fuera de California.

St. John’s Terminal es una antigua instalación de carga que se está reinventando en un edificio altamente sostenible, adaptable y conectado. Su diseño contará con numerosos espacios abiertos al aire libre y volverá a conectar el vecindario de Hudson Square con el paseo marítimo. De acuerdo con Google, el edificio también compensará el 100 por cien de su carbono en apoyo de los ambiciosos objetivos de carbono de Google.

El edificio que será propiedad de Google incluye un espacio de oficina para la compañía, un salón de comidas público, espacio comunitario, galerías, espacio público en la azotea más grande de la ciudad y programas educativos y ambientales.

Google quiere así seguir con su proyecto de inversión en la ciudad de Nueva York que según ellos se ha visto afectada por la pandemia del coronavirus. De hecho, Google ha recordado que han realizado varias multimillonarias inversiones a las comunidades de esta ciudad estadounidense.

Google también ha señalado que estas inversiones que se están realizando en Nueva York “nos darán la capacidad de aumentar nuestra fuerza laboral en la ciudad a más de 14.000 empleados en los próximos años y esperamos continuar siendo una parte activa de la vibrante comunidad de la ciudad de Nueva York”.