Durante la época de COVID-19 y cuarentena obligatoria, se volvió frecuente ver a nuevos emprendedores buscando la manera de comenzar negocios independientes que les den estabilidad económica frente a posibles imprevistos, como pérdidas de trabajo o suspensiones laborales inesperadas.

En este post, vamos a dar algunos conceptos básicos sobre franquicias low-cost y por qué pueden ser una buena opción para emprender en épocas de inestabilidad económica global.

Franquicias low cost
Imagen por Freepik

¿Qué es una franquicia Low-Cost?

Primero, es importante aclarar qué es una franquicia. Es un modelo de negocio en dónde existen dos partes: una, que puede ser una persona o empresa que otorga a otro, un tercero, el derecho de utilizar su marca, por ejemplo, para comercializar su producto o servicio bajo ciertas condiciones preestablecidas.

El que otorga el derecho de franquicia será acreedor de regalías, por ejemplo, mensuales, por otorgar el derecho de uso de su marca.

El tercero, que contrata la franquicia, tendrá el beneficio de tener un negocio independiente sin la necesidad de emprender desde cero, y con un proyecto que ya funciona con éxito.

Una franquicia Low-Cost es este mismo tipo de modelo de negocios, pero sin el obstáculo que representa una alta inversión, ya que requiere una inversión inicial baja respecto a las franquicias tradicionales y además es rentable en un corto plazo.

Ventajas de elegir una franquicia Low-Cost

  • Como ya indicamos anteriormente, la inversión es mucho menor que en una franquicia clásica y puedes conseguir una buena opción por menos de 30.000 €, lo que representará menor riesgo económico que una franquicia tradicional, que no suele bajar de los 100.000 €.
  • Estamos invirtiendo en un negocio ya probado y con garantías de rentabilidad. Aunque la inversión sea más baja que las franquicias tradicionales, no deja de ser una inversión importante, sin embargo, la probabilidad de fracaso es mucho más baja frente a elegir emprender en un negocio desde cero.
  • Los cánones a pagar a la franquiciadora suelen ser bajos y estables, lo que permite un crecimiento exponencial de la ganancia y una rápida recuperación de la inversión.
  • Los valores de inversión en publicidad suelen ser muy bajos e incluso nulos, ya que, al ser una cadena de franquicias, la franquiciadora suele tener implementada la difusión en su plan de negocios.
  • En medio de una crisis mundial económica conseguir financiación de los bancos para invertir se vuelve cada vez más difícil y muchas franquiciadoras ofrecen financiación por formar parte de ellas.
  • La capacitación y soporte constante por parte de la franquiciadora será también una ventaja muy valiosa frente a emprender solo, ya que brinda seguridad y apoyo. Además, no requiere de nuestro esfuerzo en buscar capacitaciones constantes e innovación.
  • Probablemente, necesiten menos personal que una franquicia clásica, puesto que suelen ser negocios más pequeños e, incluso, existen opciones para emprender desde casa con un uso mínimo de recursos.
Ventajas de una franquicia low cost
Imagen por Matriales de Fábrica

¿Qué se debe tener en cuenta para elegir correctamente una franquicia Low-Cost?

Si bien las ventajas son muchas para emprendedores primerizos, es clave estar atentos y seguros al momento de elegir una franquicia.

Es fundamental estudiar a fondo las diferentes opciones para poder encontrar una franquicia que se adapte a nuestras necesidades o gustos, pero que a su vez tenga una buena trayectoria y respaldo. Actualmente, las franquicias más populares y redituables se centran en el consumo masivo, la gastronomía, la estética y la inmobiliaria.

También es relevante analizar las condiciones de la franquicia a largo plazo para asegurarnos de que sean estables y de que estemos en condiciones de cumplirlas obteniendo el margen deseado de beneficio. Hay franquicias que tienen una inversión inicial muy baja, pero cánones periódicos muy altos, lo que puede no ser conveniente para lograr nuestro objetivo.

Por otra parte, es importante elegir una franquicia que tenga soporte y capacitaciones constantes, ya que eso nos permitirá mantenernos actualizados e innovados.

No olvidarnos de la situación global actual. Al estar en época de Covid y estar la posibilidad de tener restricciones, es aún más relevante tener en cuenta el tipo de franquicia elegida y dónde se desarrollará. Quizás sea conveniente apostar por una franquicia que pueda llevar su actividad a cabo desde casa, sin la necesidad de alquilar un local, lo que no solo significará menor inversión, sino que también tendrá menor riesgo de fracaso.

Cómo iniciar una franquicia

Ejemplos de franquicias Low-Cost en España

A continuación, damos algunos ejemplos sobre las franquicias Low-Cost más conocidas, que pueden inspirarte a iniciarte en este interesante emprendimiento:

1. Peluquerías Low Cost

Es una famosa y exitosa cadena de peluquerías low cost, con cientos de franquicias en toda España, Portugal e Italia, y comercializa servicios de estética, peluquería y productos de alta calidad.

Esta franquiciadora ofrece bajos costes de asociación y financiación, lo que la hace accesible.

2. Mi lavandería

Es una reconocida franquicia de lavanderías con varias ventajas: No tiene canon de entrada, royalties mensuales ni gastos publicitarios. También ofrece financiación para montar la lavandería, servicio técnico y diseño del local.

3. Pide Ya

Es una franquicia de delivery, que requiere una baja inversión de 9500 € + IVA. Ofrece exclusividad geográfica, formación y asesoramiento en la puesta en marcha, publicidad inicial y merchandising.

Tiene un canon mensual de 350 € + IVA y un canon por pedido de 0,35 € + IVA.

4. La casa de las Latas

Es una franquicia low cost que requiere de un local de 40 m², pero dónde el franquiciador se ocupa de la decoración del local y de la gestión de todos los trámites necesarios para comenzar el negocio.

Ofrece también exclusividad en las zonas y variedad de productos para regalar, con una baja inversión mínima.

5. Piojitos No

Es una franquicia de tratamientos contra la pediculosis que ofrece asesoramiento continuo, formación y publicidad con un bajo costo de inversión.

Ejemplos de franquicias low cost

Conclusión

Frente a un mercado muy golpeado por la crisis financiera que ha traído la pandemia, las franquicias Low Cost se instalan en todo el mundo como una opción accesible y segura de inversión.

En los últimos años ha representado una valiosa salida para muchos emprendedores y una buena opción ante situaciones inesperadas como pérdida de trabajo o cierre de negocios por la pandemia, las cuales han obligado a la población a buscar un nuevo ingreso de forma independiente pero segura, sin alto riesgo y con éxito asegurado.

Por otra parte, la creciente incorporación de la tecnología al mercado y el exponencial desarrollo del marketing on-line genera aún más oportunidades de bajo costo para emprender, generando un abanico de posibilidades mucho mayor para elegir y adaptarse a cada necesidad y a cada emprendedor.

Luciana SánchezAcerca de la autora: Este artículo fue escrito por Luciana Sánchez.

Miembro del equipo de Comunicación y Marketing de Materialesdefabrica.com y Habitium.com.

Formación: Licenciada en Periodismo – Especialización en Marketing Digital y Social Media.

Contacto: [email protected]

RRSS: @mdefabricaFb.com/materialesdefabrica

Contenido Relacionado: