Cortesía de Facebook

Facebook ha tenido que recular y ha decidido cerrar su sistema de reconocimiento facial, que identifica automáticamente a los usuarios en fotos y vídeos.

La decisión se ha tomado tras las crecientes preocupaciones sociales sobre el uso de esta tecnología.

Así lo ha indicado el vicepresidente de Inteligencia Artificial en Facebook, Jerome Pesenti, en un comunicado publicado en su blog oficial en el que ha señalado que “los reguladores aún están en el proceso de proporcionar un conjunto claro de reglas que rigen su uso”. Debido a esta incertidumbre, “creemos que es apropiado limitar el uso del reconocimiento facil a un conjunto reducido de casos de uso”, ha afirmado el directivo de Facebook.

La eliminación del reconocimiento facial por parte de la red social se produce cuando la industria tecnológica se ha enfrentado a críticas sobre la ética del uso de esta tecnología. Los críticos aseguran que esta tecnología podría comprometer la privacidad, apuntar a grupos marginales y normalizar la vigilancia intrusiva.

De acuerdo con Facebook, este cambio representará uno de los mayores cambios en el uso de reconocimiento facial en la historia de la tecnología. Y es que más de un tercio de los usuarios activos diarios de Facebook han optado por la configuración de reconocimiento facial y pueden ser reconocidos, pero tras esta decisión se eliminarán sus perfiles, lo que supone la eliminación de más de 1.000 millones de plantillas de reconocimiento facial individuales de personas.

A pesar de que se está cerrando esta tecnología, Pesenti ha hablado de forma positiva sobre la misma, considerando que es una “herramienta poderosa” para que las personas puedan verificar su identidad o se pueda prevenir el fraude o la suplantación de identidad. Por todo ello, Facebook continuará trabajando en estas tecnologías pero involucrando a expertos externos.

La decisión de cerrar esta herramienta de Facebook supondrá una serie de cambios, como que no reconocerá automáticamente los rostros de las personas que aparecen en recuerdos, fotos o vídeos. Asimismo, los usuarios no podrán activar este reconocimiento facial para el etiquetado sugerido o ver una etiqueta con su nombre en las fotos o vídeos, pero Facebook seguirá animando a los usuarios a etiquetar a las personas que aparecen en las fotos, pero tendrá que ser manualmente.

Este cambio también afectará al texto alternativo automático, una tecnología que se utiliza para crear descripciones de imágenes para personas ciegas o con discapacidad visual. 

Facebook cambió de nombre hace tan solo unos días, convirtiéndose en Meta, una compañía que abarcará todas las redes sociales, aplicaciones y servicios, como ya hizo Google con Alphabet.

La eliminación se implementará a nivel mundial y se espera que esté completa en diciembre.