Rate this post

Está claro que Facebook está muy enfocado en los contenidos de vídeos. Pero está aún más centrado en los formatos de vídeo corto, los Reels, que siguen la estela de su rival más difícil, TikTok. Prueba de ello es que la compañía fundada por Mark Zuckerberg ha anunciado que su función de compras en vivo cerrar en un par de meses para así poder enfocar su estrategia en los Reels.

La fecha de finalización de los Live Shopping, la función de compras en directo antes mencionada, será el próximo 1 de octubre, según ha informado la compañía en un comunicado. 

Después de esa fecha, ya no se podrán organizar eventos de compras en vivo nuevos o programados en Facebook. 

Eso sí, la compañía ha resaltado que los usuarios podrán seguir utilizando Facebook Live para transmitir eventos en directo, pero no podrán crear listas de reproducción de productos o etiquetar productos en sus vídeos de Facebook Live.

De esta manera Live Shopping dice adiós tras dos años de andadura, cuando nació para brindarles a los creadores y a las marcas una forma interactiva de vender artículos, conectarse con los espectadores e incluso obtener nuevos clientes. 

La intención de Facebook es centrarse ahora en el mundo de los Reels. En concreto, la compañía ha señalado que “a medida que los comportamientos de visualización de los consumidores están cambiando a vídeos de formato corto, estamos cambiando nuestro enfoque a Reels en Facebook e Instagram, el producto de vídeo de formato corto de Meta”.

Asimismo, ha instado a que “si desea llegar e involucrar a las personas a través de los vídeos, intente experimentar con los anuncios Reels”, además de animar “a etiquetar productos en Reels en Instagram para permitir un descubrimiento y una consideración más profundos”.

Facebook empezó con el Live Shopping en 2018 en formato de pruebas y parece que aunque ha intentado hacerlo más popular no lo ha conseguido. Una de esas maneras fue cuando probó Live Shopping for Creators, que permitió a los creadores y a las marcas realizar transmisiones cruzadas en sus dos páginas, en lugar que tener que dirigir a los usuarios a una sola página. 

Una plataforma así podría haber sido una gran fuente de ingresos para Facebook, pero parece que no ha dado tanto de sí, de ahí la decisión de cerrarla.