Elon Musk, cortesía de Twitter.

Elon Musk, fundador de Tesla y SpaceX, ha vuelto a las andadas en Twitter y ha pedido a sus seguidores su opinión acerca de si debía o no vender el 10 por ciento de las acciones de Tesla, lo que ha provocado un desplome del valor de las mismas en la Bolsa, concretamente se produjo una bajada del 7 por ciento.

Musk publicó hace tan sólo unos días una encuesta en la que preguntaba a sus usuarios si debía vender sus acciones de Tesla, algo que fue respaldado por el 57,9 por ciento de los seguidores. En dicha publicación, Musk aseguraba que se atendrá a los resultados de la encuesta, independientemente del resultado que tenga.

Hay que recordar que hace tres años, Musk se vio obligado a dejar la presidencia de Tesla ya que los reguladores de valores norteamericanos acusaran al magnate de manipular el precio de la acción tras la publicación de sus intenciones en Twitter.

De acuerdo con Bloomberg, la participación estaría valorada en unos 21.000 millones de dólares con base en 170,5 millones de acciones de Tesla que posee.

Elon Musk ha explicado que realizó esta encuesta en redes sociales porque las ganancias no realizadas son evasión fiscal, recordando que “no recibo un salario en efectivo, ni un bono de ninguna parte, sólo tengo acciones, por lo que la única manera de que pague impuestos es venderlas”.

La fortuna de Musk se sitúa en 338.000 millones de dólares, según el ranking de multimillonarios de Bloomberg. Alrededor de una cuarta parte de esa fortuna consiste en acciones de Tesla que puede ejercer en cualquier momento. 

Hace unos días, Musk sugirió que vendería algunas acciones de Tesla si la ONU pudiera demostrar que 6.000 millones de dólares podrían aliviar el hambre en el mundo.