Las personas recurren a la inteligencia artificial para que les ayude a desarrollarse profesionalmente, después de que la pandemia por la COVID-19 las aislara y desvinculara de sus propias vidas, según un nuevo estudio de Oracle y Workplace Intelligence, una empresa de investigación y asesoramiento en recursos humanos.

El estudio, realizado con más de 14.600 empleados, managers, directores de recursos humanos y ejecutivos de alto nivel de 13 países, revela que las personas han sentido en todo el mundo que su vida personal y profesional se ha estancado, pero que están dispuestas a retomar el control de su futuro.

Tras más de un año de confinamientos y la constante incertidumbre derivada de la pandemia, muchos trabajadores sufren inestabilidad emocional y sienten que han perdido el control de sus vidas y de sus carreras.

El 80% de las personas se ha visto afectado negativamente durante el último año; muchas han tenido problemas económicos (un 29%), problemas de salud mental (un 28%), falta de motivación profesional (un 25%) y se han sentido desvinculadas de sus propias vidas (un 23%).

El 62% considera que 2021 está siendo el año más estresante en el trabajo. Más de la mitad (un 52%) ha tenido más problemas de salud mental en el trabajo en 2021 que en 2020.

La cantidad de personas que cree que tiene poco o ningún control sobre su vida personal y profesional se ha duplicado desde el inicio de la pandemia. Reconocen haber perdido el control de su futuro (un 43%), de sus vidas personales (un 46%), de su carrera profesional (un 41%) y de sus relaciones (un 39%).

El 76% siente que se ha estancado en su vida personal, experimenta ansiedad de cara al futuro (un 31%), se siente atrapado en la misma rutina (un 27%) y siente más soledad que nunca (un 26%).

Las personas están motivadas para hacer cambios, pero afrontan grandes retos

A pesar de las dificultades del último año, las personas de todo el mundo están deseando hacer cambios en sus vidas profesionales. El 93% ha utilizado el año pasado para reflexionar sobre su vida, mientras que el 88% ha declarado que su concepto del éxito había cambiado desde la pandemia, siendo ahora sus prioridades principales el equilibrio entre la vida laboral y personal (un 42%), la salud mental (un 37%) y la flexibilidad laboral (un 3%).

El 75% de las personas cree que se ha estancado profesionalmente, debido a la falta de oportunidades de crecimiento para progresar en su carrera profesional (un 25%) y se siente demasiado abrumado para hacer cambios (un 22%).

El 70% asegura que el hecho de haber sentido que su carrera profesional se había estancado ha repercutido negativamente en su vida personal, además de causarle más estrés y ansiedad (un 40%), hacerle sentir atrapado personalmente (un 29%) y desvinculado de su vida (un 27%).

El 83% se muestra dispuesto a hacer cambios, mientras que el 76% admite estar afrontando grandes dificultades. Las principales de estas dificultades incluyen la inestabilidad económica (un 22%), no saber cuál es el cambio profesional adecuado (un 20%), la falta de seguridad para hacer un cambio (un 20%) y la falta de oportunidades de crecimiento en su empresa (un 20%).

De cara al 2022, el desarrollo profesional es una prioridad y son muchas las personas que están dispuestas a renunciar a derechos esenciales como los días de vacaciones (un 52%), las bonificaciones económicas (un 51%) e incluso a una parte de sus salarios (un 43%) para obtener más oportunidades profesionales.

Sin embargo, el 85% de los empleados en todo el mundo no está satisfecho con el apoyo que le presta su empresa. Espera que las organizaciones ofrezcan más formación y desarrollo de habilidades (un 34%), salarios más altos (un 31%) y oportunidades para asumir nuevas responsabilidades dentro de su empresa (un 30%).

Los empleados de todo el mundo están deseando adquirir nuevas habilidades y recurren a la tecnología para obtener ayuda

Para retener y desarrollar el mejor talento en pleno cambio de la dinámica del lugar de trabajo, las empresas deben más que nunca prestar atención a las necesidades de los empleados y aprovechar la tecnología para brindarles una mejor ayuda.

El 85% de las personas quiere que la tecnología les ayude a definir su futuro, identificando las habilidades que deben desarrollar (un 36%), recomendándoles maneras de adquirir nuevas habilidades (un 36%) y proporcionándoles las herramientas necesarias para alcanzar sus objetivos profesionales (un 32%).

El 75% haría cambios en sus vidas a partir de las recomendaciones de una inteligencia artificial

El 82% de las personas cree que la IA puede apoyar su carrera profesional mejor que los humanos, al ofrecer recomendaciones imparciales (un 37%), responder rápidamente a preguntas sobre su carrera (un 33%) o al encontrar nuevos trabajos que se ajusten a sus habilidades actuales (un 32%).

Aun así, las personas opinan que los humanos siguen teniendo un papel fundamental en el desarrollo de una carrera profesional y consideran que son mejores a la hora de ofrecer ayuda mediante consejos basados en la experiencia personal (un 46%), identificando fortalezas y debilidades (un 44%) e indagando más allá del currículum para recomendar puestos que se adapten a la personalidad de cada uno (un 41%).

El 87% considera que su empresa debería esforzarse más por saber cuáles son sus necesidades y el 55% prefiere quedarse en una empresa que cuente con tecnologías avanzadas como la inteligencia artificial para respaldar el crecimiento profesional.

“El último año y medio ha cambiado nuestra forma de trabajar, dónde trabajamos y, según muchas personas, para quién trabajamos. Aunque ha habido muchas dificultades tanto para los empleados como para las empresas, ha sido una oportunidad para mejorar el lugar de trabajo”, explica Dan Schawbel, socio gerente de Workplace Intelligence.

“Los resultados muestran claramente que la inversión en habilidades y en el desarrollo de las carreras profesionales es ahora un factor diferenciador clave para las empresas, ya que desempeña un papel importante para que los empleados sientan que tienen el control de su vida personal y profesional. Las empresas que invierten en sus empleados y les ayudan a encontrar oportunidades, obtendrán los beneficios de un personal productivo y comprometido”, añade.

“El último año ha marcado un punto de inflexión para el futuro del trabajo. Sorprendentemente, entre el estrés, la ansiedad y la soledad provocados por la pandemia global, los empleados encontraron su voz, se empoderaron y ahora defienden lo que quieren”, afirma Alén Fernández, director del negocio de Oracle Cloud HCM.

“La naturaleza cambiante del lugar de trabajo ha transformado la concepción del éxito y ha restablecido las expectativas de las personas sobre cómo las organizaciones pueden apoyarlas mejor. Para atraer y retener el talento, las empresas deben dar mayor prioridad a ayudar a sus empleados a identificar y desarrollar nuevas habilidades, y proporcionarles itinerarios profesionales personalizados para que puedan retomar de nuevo el control de sus carreras”.