5/5 – (7 votos)

CHOCO, la empresa tecnológica que conecta restaurantes y proveedores para digitalizar y facilitar los pedidos de alimentos y bebidas garantiza su apuesta por España con Oriol Reull al frente de la expansión en nuestro territorio.

Con amplia experiencia en el sector startups y en particular en el sector HORECA y foodtech, suma su talento y capacidad de liderazgo al equipo CHOCO España. Oriol está comprometido con el desafío de “cómo alimentaremos a la población en 2050” y tiene un recorrido relevante en el lanzamiento y expansión de modelos de negocio que luchan contra el desperdicio de alimentos como la aplicación Too Good To Go.

Hemos tenido el placer de hablar con Oriol y nos ha comentado un dato muy interesante. CHOCO ha crecido lo mismo a nivel global que en España y nos comentaba que “España es un mercado clave para Choco por dos motivos, en primer lugar por la importancia de la restauración y hostelería en nuestro país que incrementa el número de potenciales usuarios y en segundo lugar, porque estamos frente a uno de los mercados más fragmentados a nivel de distribución, lo que significa que un restaurante en España puede pedir a más de 15 proveedores mientras que en otros países puede ser inferior a 3. La propuesta de valor para los restaurantes aumenta dado que entienden muy bien la necesidad que estamos cubriendo y aportamos mucho valor, facilitándoles el trabajo”.

Otro factor que nos comenta Oriol es la diferencia de entrar al mercado español o hacerlo en otros países. “Entrar en el mercado español requiere conocer bien cada zona geográfica, que puede funcionar de un modo muy diferente. No existe un manual que se pueda implementar de forma indistinta en cualquier ciudad o área geográfica, lo que significa que es muy importante conocer bien los factores sociales, culturales y económicos de cada área. A su vez, el mercado español requiere conocer a todos los agentes – públicos y privados – que intervienen en la cadena alimentaria de suministro, para trabajar de forma unificada para que, tanto Choco como la digitalización sean una prioridad”.

Con menos de dos años post-pandemia, en España están teniendo unos grandes resultados, contando cada vez con un número mayor de proveedores y restaurantes que utilizan su plataforma y apuestan por la digitalización. Oriol nos comenta que “esta es la primera semilla de gran crecimiento en los próximos años”

Las oficinas operativas tienen sede en Madrid y central en Barcelona, con más de 50 personas dedicadas a implementar y mejorar la aplicación tecnológica creada hace 4 años por Daniel Khachab y Julian Hammer. Además, cuentan con más de 20 posiciones abiertas en ambas ciudades. CHOCO permite a los restauradores y hosteleros optimizar sus pedidos, unificarlos y simplificarlos ahorrando tiempo y dinero.

“España es un país con una increíble doble vertiente para Choco – explica Oriol Reull, director general de CHOCO España– Tenemos un altísimo potencial en restauración y cultura gastronómica, y, al mismo tiempo, somos un país con una gran riqueza de productores locales, junto a mayoristas con proyección internacional con necesidades reales de digitalización”, asegura Reull.

Tras convertirse en Unicornio con una valoración de 1.120 millones de euros, CHOCO prevé una inversión en España muy relevante, con el objetivo de crecer un 300% el próximo año.

Según Reull, en los próximos meses y con los nuevos recursos, la meta del equipo CHOCO es expandirse a las principales ciudades españolas y seguir aumentando su número clientes

La digitalización de los pedidos en el canal Horeca español supone que más de 280.000 establecimientos, entre bares y restaurantes -según datos del INE (Instituto Nacional de Estadística) 2021- adopten un software intuitivo para los pedidos, las finanzas y la logística.

Un mercado de 7.500 millones de euros en España que hoy en día realiza la mayoría de las transacciones con lápiz y papel, WhatsApp o mediante hojas de cálculo manuales. Esto conduce a una falta de datos que se ve agravada por la complejidad de las cadenas de suministro y la elevada carga de trabajo operativo que supone.

Todo esto dificulta a los proveedores equilibrar con precisión la oferta y la demanda, acercarse más a sus clientes, agravado por los desafíos logísticos actuales. Estas ineficiencias hacen que, de media, unos 1.300 millones de kilos de alimentos se desperdicien cada año en España, lo que convierte al desperdicio de alimentos en una de las principales causas del cambio climático. La plataforma de CHOCO favorece la solución de este problema con la digitalización del mercado mayorista de alimentos.