Rate this post

El gigante tecnológico Meta se enfrenta a un nuevo problema legal, esta vez en Australia. Y es que el organismo regulador de la competencia de este país ha denunciado a la compañía liderada por Mark Zuckerberg por no evitar que se promovieran campañas publicitarias engañosas que hacen uso de la imagen de personalidades famosas para promover la inversión en criptomonedas.

De acuerdo con la Comisión Australiana de Competencia y Consumidores, los anuncios que se publicaban en Facebook respaldaban la inversión en criptomonedas u otros sistemas para hacer dinero y podrían haber engañado a los usuarios haciéndoles creer que eran promovidos por australianos famosos.

La demanda también alega que Facebook “ayudó e instigó o se involucró a sabiendas en conductas y representaciones falsas o engañosas de los anunciantes”, según ha indicado la Comisión antes mencionada.

Rod Sims, presidente de este organismo, ha indicado en declaraciones recogidas por Reuters que “la esencia de nuestro caso es que Meta es responsable de los anuncios que publica en su plataforma”, añadiendo que, por lo tanto, Meta estaba al corriente de que se mostraban anuncios fraudulentos en Facebook pero “no tomó las medidas suficientes para solucionar el problema”.

Por su parte, Facebook ha aseverado que ha cooperado con la investigación de la comisión y que cualquier anuncio que estafara a las personas con dinero violaba sus políticas y que Meta usa tecnología para detectar y bloquear dichas publicaciones.

Asimismo, Meta ha insistido en que se revisará la documentación presentada por el organismo australiano y que intentarán defender los procedimientos.

Los anuncios a los que se refiere la comisión fomentando la inversión en criptomonedas utilizaban la imagen de personalidades famosas australianas, como presentadores de televisión o políticos, y contenían enlaces a artículos de medios falsos que incluían citas atribuidas a las personalidades.

Sims ha señalado que han tenido conocimiento de que un consumidor perdió más de 480.000 dólares debido a una de estas estafas, aseverando también que “esto es vergonzoso”.

Hay que recordar que hace tan sólo unas semanas, el magnate australiano del mineral de hierro Andrew Forrest, presidente de Fortescue Metals Group, inició un proceso penal contra Facebook precisamente por este motivo, ya que se habían visto anuncios fraudulentos que utilizaban su imagen para promover esquemas de criptomonedas.