Rate this post

El gigante tecnológico Apple ha decidido detener la venta de iPhones y otros productos en Rusia debido a la invasión de Ucrania, uniéndose así a otras compañías de otros sectores en tomar similares medidas.

Apple ha señalado en un comunicado publicado por CNN que está “profundamente preocupada” por la invasión rusa y que por lo tanto ha decidido detener la venta de sus productos en el país. Pero no ha quedado ahí, sino que también ha limitado el acceso a los servicios digitales, como Apple Pay, dentro de Rusia y ha restringido la disponibilidad de las apps de los medios estatales rusos fuera del país.

En concreto, Apple ha informado de que se ha deshabilitado la información relativa al tráfico y a los accidentes dentro de Apple Maps en Ucrania “como medida de seguridad y precaución para los ciudadanos ucranianos”.

La decisión de Apple se produce en un momento en el que las empresas tecnológicas se han enfrentado a una creciente presión pública para actuar contra Rusia. 

Hay que recordar que la semana pasada, el gobierno ucraniano pidió a Apple que dejara de ofrecer su tienda de apps en Rusia, pero algunos expertos en seguridad y democracia dijeron que eso podría perjudicar a los usuarios rusos que protestan contra el Kremlin y que dependen de herramientas occidentales para organizarse. 

Por su parte, Ford Motor se ha unido a otros fabricantes de automóviles al suspender sus operaciones en el país. Mientras que Boeing suspendió el mantenimiento y el soporte técnico para las aerolíneas rusas y la firma energética estadounidense Exxon Mobil ha informado de que abandonaría Rusia.

De acuerdo con Reuters, las naciones occidentales han incrementado constantemente las sanciones contra Rusia desde que invadió Ucrania la semana pasada, incluyendo el cierre de algunos bancos rusos de la red financiera global SWIFT.

El fabricante de motos Harley-Davidson también ha suspendido el envío de sus productos a Rusia.

Google también ha dado algunos pasos en este sentido, y ha bloqueado las aplicaciones móviles conectadas a la editorial RT, financiada por el estado ruso, de sus funciones relacionadas con las noticias, incluida la búsqueda de Google News. También ha prohibido a este medio de comunicación y otros canales rusos a recibir dinero por anuncios en sitios web, apps y videos de Youtube.

Microsoft también ha tomado cartas en el asunto, y ha informado de que eliminaría las aplicaciones móviles de RT de su tienda de apps de Windows y prohibiría los anuncios en los medios patrocinados por el estado ruso.