Rate this post

Como consta en las últimas Disposiciones Operativas del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR) español y en el Componente 13 “Impulso a la PYME” y la Política Palanca V “Modernización y digitalización del tejido industrial y de la pyme, recuperación del turismo e impulso a una España nación emprendedora” de dicho Plan, previsiblemente la Ley de startups entrará en vigor el cuarto trimestre de 2022.

Dicha Ley consignada en el Marco estratégico en Política de PYME 2030, el Plan de Digitalización de PYMEs 2021-2025 y en una de las Líneas directrices del PRTR “Transformación digital: una España digital”, siempre con el fin de que la transformación digital sea inclusiva y sostenible, impulsando la digitalización de la empresa -especialmente pymes y startups- y la industria, la I+D+i, y la capacitación digital de la población.

El proyecto de ley definitivo que ya cuenta con el beneplácito del Consejo de Ministros presenta para el ecosistema de startups español algunas novedades y beneficios que a continuación detallamos a modo de claves rápidas para conocerlas.

Definición

El proyecto de ley define a una startup como una empresa de nueva creación o de menos de 5 años (7 años para empresas vinculadas al sector de la biotecnología, la energía, los sectores industriales u otros sectores estratégicos que hayan diseñado tecnología propia íntegramente en España). La startup debe tener volumen de negocio anual inferior a los 5 millones de euros, poseer carácter innovador, y que no coticen en mercado ni haya distribuido beneficios.

La exención fiscal sobre las stock options que se eleva de los 12.000 a los 50.000 euros anuales permite retrasar su tributación hasta el momento en el que se hagan líquidas y aplazar la deuda tributaria del Impuesto de Sociedades o sobre el Impuesto sobre la Renta de No Residentes en los dos primeros ejercicios desde que la base imponible sea positiva, sin intereses de demora y hasta por un año y medio año cada uno.

Claves

  1. Previa certificación por parte de ENISA, podrás disfrutar de una reducción del Impuesto de Sociedades durante sus primeros cuatro años de existencia de hasta el 15%.
  2. La base máxima de deducción por inversión en startups será de 60.000 a 100.000 euros anuales, y el tipo de deducción será del 50%.
  3. Las empresas se podrán constituir en España por un euro y por medios telemáticos
  4. Los aranceles son gratuitos respecto a notarios y registradores en el proceso de constitución de una sociedad limitada.
  5. Los inversores que no sean no sean residentes sólo tendrán que presentar el número de identificación fiscal (NIF).
  6. La figura carried interest consta como amparada y un complemento que perciben los gestores de fondo cuando logran generar valor mediante sus inversiones.
  7. La doble cotización para trabajadores que estén montando una startup mientras se desempeñan profesionalmente en otra compañía se elimina.
  8. La atracción de talento extranjeros /emprendedores, expatriados y teletrabajadores que lleguen, residan y trabajen en España hasta durante cinco años podrán acogerse a un régimen tributario especial y tributando por el Impuesto sobre la Renta de No Residentes.
  9. El proyecto de ley también pondrá en marcha el mecanismo “Foro Nacional de Empresas Emergentes” (punto de encuentro entre el sector y las Administraciones Públicas).
  10. La administración ejecutora del proyecto de esta ley es la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial (SEDIA) del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital.