25 C
Los Angeles
martes, julio 23, 2024

Feed suspended! Please contact the owner.

Inoreader Pro plan is required to export...

“Ha llegado lo que Honduras y su democracia anhela”

Tras la llegada y juramentación del diputado,...

Primarias: Uruguay va a las urnas para la mayor renovación de liderazgos políticos en décadas

DAVID RAUDALES BLOGPrimarias: Uruguay va a las urnas para la mayor renovación de liderazgos políticos en décadas

MONTEVIDEO.– Uruguay abre este domingo un nuevo ciclo electoral en el que renovará de aquí a mayo del año próximo a todas sus autoridades, quienes además asumirán el desafío de tomar la posta de grandes personalidades políticas.

La carrera comienza con las internas en las que cada formación elegirá a su candidato presidencial y sus autoridades partidarias, la Convención Nacional y las convenciones de los 19 departamentos del país.

No solamente eligen eso, sino que también marcan nuevos liderazgos, algunos que se postulan directamente al premio mayor, la presidencia, y otros que van por puestos clave del Parlamento o del próximo gobierno nacional.

El ciclo seguirá el 27 de octubre con las elecciones generales para elegir presidente y todo el Parlamento. Si el candidato más votado no supera el 50%, habrá segunda vuelta el 24 de noviembre entre los dos primeros.

Seis meses después del balotaje, el 11 de mayo de 2025, será la hora de los gobiernos regionales y municipales, completando la renovación de las autoridades de todas las instancias del país.

Todo esto en un contexto sin varias de las grandes personalidades políticas de las últimas décadas, como los fallecidos expresidentes Jorge Batlle y Tabaré Vázquez, y los también exmandatarios Luis Alberto Lacalle, Julio María Sanguinetti y José “Pepe” Mujica.

Estos tres líderes se muestran juntos en presentaciones o foros, como parte del “club de los expresidentes”, y han dado un ejemplo de convivencia democrática para contribuir a generar puentes en los partidos y de buscar consenso en planes positivos para el país.

En el caso de Mujica, pese a haber anunciado semanas atrás que sufre cáncer de esófago, no se perdió ningún mitin camino a las primarias, y en el cierre de campaña de esta semana terminó bailando junto al “Negro” Rubén Rada.

Pepe Mujica bailando en un acto del Frente Amplio II

Con una población de casi 3,5 millones de personas, las habilitadas para votar en las primarias son 2.766.342, de las cuales casi 200.000 votan por primera vez. Esta es la sexta elección primaria de la historia electoral uruguaya, y se estima que votará un 40% de los inscriptos, según el promedio de las últimas tres elecciones.

En este panorama electoral se destacan el izquierdista Frente Amplio, los fundacionales Partido Nacional y Partido Colorado, Cabildo Abierto (escindido de los dos anteriores), el Partido Independiente (centroizquierda) y el Partido Ecologista Radical Intransigente.

El legado frentista

El legado del Frente Amplio se remonta a Líber Seregni, líder de 1971 a 1994, cuando renunció ante la dirección emergente de Tabaré Vázquez. Vázquez consolidó su autoridad hasta febrero de 2020, que compartió en parte con el economista Danilo Astori y José Mujica.

Vázquez fue presidente en dos períodos (2005-2010 y 2015-2020), y Mujica lo fue entre medio (2010-2015). Astori fue ministro de economía en los dos gobiernos de Vázquez y vicepresidente en el gobierno de Mujica.

Luego de la tríada Vázquez-Astori-Mujica, el Frente Amplio procesa la renovación con los principales candidatos a la interna de hoy, y quien triunfe será por extensión fuerte candidato también en las generales y el eventual balotaje.

En las primarias se postulan los tres jefes de gobierno departamental que tiene el Frente Amplio, la intendenta de Montevideo, Carolina Cosse, el intendente de Canelones, Yamandú Orsi, y el de Salto, Andrés Lima. Orsi integra el mismo sector que Pepe Mujica y es el favorito para hoy, aunque las encuestas advierten que si vota menos gente de lo que se anticipa mejoran las chances de Cosse, apoyada por comunistas y socialistas.

Orsi fue jefe de gobierno por dos períodos del departamento más grande del interior y está entre los tres políticos con mejor imagen de Uruguay, luego del presidente Luis Lacalle Pou y de Mujica.

Caudillos blancos

El Partido Nacional, que combina corrientes liberales y dirigistas, a quienes une la defensa del campo y la fortaleza el interior, estuvo liderado al volver a la democracia por Wilson Ferreira Aldunate, que falleció poco después. El liderazgo de los “blancos” lo tomó Luis Alberto Lacalle, heredero de una corriente política de larga data. La competencia la tuvo con Jorge Larrañaga, caudillo blanco de otro sector.

Lacalle fue presidente de 1990 a 1995 y luego abrió espacio a la renovación, que ganó su hijo el actual presidente Luis Lacalle Pou. Pero éste no puede ser reelecto y Larrañaga falleció en mayo de 2021. Así que todos los precandidatos son debutantes y enfrentan la comparación con esos líderes fuertes.

El exsecretario de la Presidencia (jefe de Gabinete) de Lacalle Pou, Álvaro Delgado, es ampliamente favorito en estas primarias frente a la economista Laura Raffo.

La renovación colorada

Los colorados buscan reimpulsar el partido que fue gobierno por casi dos tercios de la historia. Volvió a la democracia con el liderazgo de Julio María Sanguinetti, presidente en dos períodos (1985-1990 y 1995-2000) y Jorge Batlle (2000-2005). El senador Pedro Bordaberry logró luego levantar el partido, que estaba golpeado por la gestión de la crisis económica de 2002, pero se retiró de la política.

El abogado Andrés Ojeda logró una campaña efectiva de cara a estas primarias, llamando a la renovación, y aparece como favorito.

Con una región que sufre fragmentación política y desgaste de los partidos, Uruguay exhibe estabilidad democrática, rotación de gobiernos sin ánimo refundacional y convivencia republicana. Mantener esos valores es el desafío de los líderes que emergerán de este ciclo electoral.

MONTEVIDEO.– Uruguay abre este domingo un nuevo ciclo electoral en el que renovará de aquí a mayo del año próximo a todas sus autoridades, quienes además asumirán el desafío de tomar la posta de grandes personalidades políticas.

La carrera comienza con las internas en las que cada formación elegirá a su candidato presidencial y sus autoridades partidarias, la Convención Nacional y las convenciones de los 19 departamentos del país.

No solamente eligen eso, sino que también marcan nuevos liderazgos, algunos que se postulan directamente al premio mayor, la presidencia, y otros que van por puestos clave del Parlamento o del próximo gobierno nacional.

El ciclo seguirá el 27 de octubre con las elecciones generales para elegir presidente y todo el Parlamento. Si el candidato más votado no supera el 50%, habrá segunda vuelta el 24 de noviembre entre los dos primeros.

Seis meses después del balotaje, el 11 de mayo de 2025, será la hora de los gobiernos regionales y municipales, completando la renovación de las autoridades de todas las instancias del país.

Todo esto en un contexto sin varias de las grandes personalidades políticas de las últimas décadas, como los fallecidos expresidentes Jorge Batlle y Tabaré Vázquez, y los también exmandatarios Luis Alberto Lacalle, Julio María Sanguinetti y José “Pepe” Mujica.

Estos tres líderes se muestran juntos en presentaciones o foros, como parte del “club de los expresidentes”, y han dado un ejemplo de convivencia democrática para contribuir a generar puentes en los partidos y de buscar consenso en planes positivos para el país.

En el caso de Mujica, pese a haber anunciado semanas atrás que sufre cáncer de esófago, no se perdió ningún mitin camino a las primarias, y en el cierre de campaña de esta semana terminó bailando junto al “Negro” Rubén Rada.

Pepe Mujica bailando en un acto del Frente Amplio II

Con una población de casi 3,5 millones de personas, las habilitadas para votar en las primarias son 2.766.342, de las cuales casi 200.000 votan por primera vez. Esta es la sexta elección primaria de la historia electoral uruguaya, y se estima que votará un 40% de los inscriptos, según el promedio de las últimas tres elecciones.

En este panorama electoral se destacan el izquierdista Frente Amplio, los fundacionales Partido Nacional y Partido Colorado, Cabildo Abierto (escindido de los dos anteriores), el Partido Independiente (centroizquierda) y el Partido Ecologista Radical Intransigente.

El legado frentista

El legado del Frente Amplio se remonta a Líber Seregni, líder de 1971 a 1994, cuando renunció ante la dirección emergente de Tabaré Vázquez. Vázquez consolidó su autoridad hasta febrero de 2020, que compartió en parte con el economista Danilo Astori y José Mujica.

Vázquez fue presidente en dos períodos (2005-2010 y 2015-2020), y Mujica lo fue entre medio (2010-2015). Astori fue ministro de economía en los dos gobiernos de Vázquez y vicepresidente en el gobierno de Mujica.

Luego de la tríada Vázquez-Astori-Mujica, el Frente Amplio procesa la renovación con los principales candidatos a la interna de hoy, y quien triunfe será por extensión fuerte candidato también en las generales y el eventual balotaje.

En las primarias se postulan los tres jefes de gobierno departamental que tiene el Frente Amplio, la intendenta de Montevideo, Carolina Cosse, el intendente de Canelones, Yamandú Orsi, y el de Salto, Andrés Lima. Orsi integra el mismo sector que Pepe Mujica y es el favorito para hoy, aunque las encuestas advierten que si vota menos gente de lo que se anticipa mejoran las chances de Cosse, apoyada por comunistas y socialistas.

Orsi fue jefe de gobierno por dos períodos del departamento más grande del interior y está entre los tres políticos con mejor imagen de Uruguay, luego del presidente Luis Lacalle Pou y de Mujica.

Caudillos blancos

El Partido Nacional, que combina corrientes liberales y dirigistas, a quienes une la defensa del campo y la fortaleza el interior, estuvo liderado al volver a la democracia por Wilson Ferreira Aldunate, que falleció poco después. El liderazgo de los “blancos” lo tomó Luis Alberto Lacalle, heredero de una corriente política de larga data. La competencia la tuvo con Jorge Larrañaga, caudillo blanco de otro sector.

Lacalle fue presidente de 1990 a 1995 y luego abrió espacio a la renovación, que ganó su hijo el actual presidente Luis Lacalle Pou. Pero éste no puede ser reelecto y Larrañaga falleció en mayo de 2021. Así que todos los precandidatos son debutantes y enfrentan la comparación con esos líderes fuertes.

El exsecretario de la Presidencia (jefe de Gabinete) de Lacalle Pou, Álvaro Delgado, es ampliamente favorito en estas primarias frente a la economista Laura Raffo.

La renovación colorada

Los colorados buscan reimpulsar el partido que fue gobierno por casi dos tercios de la historia. Volvió a la democracia con el liderazgo de Julio María Sanguinetti, presidente en dos períodos (1985-1990 y 1995-2000) y Jorge Batlle (2000-2005). El senador Pedro Bordaberry logró luego levantar el partido, que estaba golpeado por la gestión de la crisis económica de 2002, pero se retiró de la política.

El abogado Andrés Ojeda logró una campaña efectiva de cara a estas primarias, llamando a la renovación, y aparece como favorito.

Con una región que sufre fragmentación política y desgaste de los partidos, Uruguay exhibe estabilidad democrática, rotación de gobiernos sin ánimo refundacional y convivencia republicana. Mantener esos valores es el desafío de los líderes que emergerán de este ciclo electoral.

 MONTEVIDEO.– Uruguay abre este domingo un nuevo ciclo electoral en el que renovará de aquí a mayo del año próximo a todas sus autoridades, quienes además asumirán el desafío de tomar la posta de grandes personalidades políticas.La carrera comienza con las internas en las que cada formación elegirá a su candidato presidencial y sus autoridades partidarias, la Convención Nacional y las convenciones de los 19 departamentos del país.No solamente eligen eso, sino que también marcan nuevos liderazgos, algunos que se postulan directamente al premio mayor, la presidencia, y otros que van por puestos clave del Parlamento o del próximo gobierno nacional.El ciclo seguirá el 27 de octubre con las elecciones generales para elegir presidente y todo el Parlamento. Si el candidato más votado no supera el 50%, habrá segunda vuelta el 24 de noviembre entre los dos primeros.Seis meses después del balotaje, el 11 de mayo de 2025, será la hora de los gobiernos regionales y municipales, completando la renovación de las autoridades de todas las instancias del país.Todo esto en un contexto sin varias de las grandes personalidades políticas de las últimas décadas, como los fallecidos expresidentes Jorge Batlle y Tabaré Vázquez, y los también exmandatarios Luis Alberto Lacalle, Julio María Sanguinetti y José “Pepe” Mujica.Estos tres líderes se muestran juntos en presentaciones o foros, como parte del “club de los expresidentes”, y han dado un ejemplo de convivencia democrática para contribuir a generar puentes en los partidos y de buscar consenso en planes positivos para el país.En el caso de Mujica, pese a haber anunciado semanas atrás que sufre cáncer de esófago, no se perdió ningún mitin camino a las primarias, y en el cierre de campaña de esta semana terminó bailando junto al “Negro” Rubén Rada.Pepe Mujica bailando en un acto del Frente Amplio IICon una población de casi 3,5 millones de personas, las habilitadas para votar en las primarias son 2.766.342, de las cuales casi 200.000 votan por primera vez. Esta es la sexta elección primaria de la historia electoral uruguaya, y se estima que votará un 40% de los inscriptos, según el promedio de las últimas tres elecciones.En este panorama electoral se destacan el izquierdista Frente Amplio, los fundacionales Partido Nacional y Partido Colorado, Cabildo Abierto (escindido de los dos anteriores), el Partido Independiente (centroizquierda) y el Partido Ecologista Radical Intransigente.El legado frentistaEl legado del Frente Amplio se remonta a Líber Seregni, líder de 1971 a 1994, cuando renunció ante la dirección emergente de Tabaré Vázquez. Vázquez consolidó su autoridad hasta febrero de 2020, que compartió en parte con el economista Danilo Astori y José Mujica.Vázquez fue presidente en dos períodos (2005-2010 y 2015-2020), y Mujica lo fue entre medio (2010-2015). Astori fue ministro de economía en los dos gobiernos de Vázquez y vicepresidente en el gobierno de Mujica.Luego de la tríada Vázquez-Astori-Mujica, el Frente Amplio procesa la renovación con los principales candidatos a la interna de hoy, y quien triunfe será por extensión fuerte candidato también en las generales y el eventual balotaje.En las primarias se postulan los tres jefes de gobierno departamental que tiene el Frente Amplio, la intendenta de Montevideo, Carolina Cosse, el intendente de Canelones, Yamandú Orsi, y el de Salto, Andrés Lima. Orsi integra el mismo sector que Pepe Mujica y es el favorito para hoy, aunque las encuestas advierten que si vota menos gente de lo que se anticipa mejoran las chances de Cosse, apoyada por comunistas y socialistas.Orsi fue jefe de gobierno por dos períodos del departamento más grande del interior y está entre los tres políticos con mejor imagen de Uruguay, luego del presidente Luis Lacalle Pou y de Mujica.Caudillos blancosEl Partido Nacional, que combina corrientes liberales y dirigistas, a quienes une la defensa del campo y la fortaleza el interior, estuvo liderado al volver a la democracia por Wilson Ferreira Aldunate, que falleció poco después. El liderazgo de los “blancos” lo tomó Luis Alberto Lacalle, heredero de una corriente política de larga data. La competencia la tuvo con Jorge Larrañaga, caudillo blanco de otro sector.Lacalle fue presidente de 1990 a 1995 y luego abrió espacio a la renovación, que ganó su hijo el actual presidente Luis Lacalle Pou. Pero éste no puede ser reelecto y Larrañaga falleció en mayo de 2021. Así que todos los precandidatos son debutantes y enfrentan la comparación con esos líderes fuertes.El exsecretario de la Presidencia (jefe de Gabinete) de Lacalle Pou, Álvaro Delgado, es ampliamente favorito en estas primarias frente a la economista Laura Raffo.La renovación coloradaLos colorados buscan reimpulsar el partido que fue gobierno por casi dos tercios de la historia. Volvió a la democracia con el liderazgo de Julio María Sanguinetti, presidente en dos períodos (1985-1990 y 1995-2000) y Jorge Batlle (2000-2005). El senador Pedro Bordaberry logró luego levantar el partido, que estaba golpeado por la gestión de la crisis económica de 2002, pero se retiró de la política.El abogado Andrés Ojeda logró una campaña efectiva de cara a estas primarias, llamando a la renovación, y aparece como favorito.Con una región que sufre fragmentación política y desgaste de los partidos, Uruguay exhibe estabilidad democrática, rotación de gobiernos sin ánimo refundacional y convivencia republicana. Mantener esos valores es el desafío de los líderes que emergerán de este ciclo electoral.  

Check out our other content

Check out other tags:

Most Popular Articles