25 C
Los Angeles
miércoles, julio 17, 2024

Feed suspended! Please contact the owner.

Inoreader Pro plan is required to export...

“Ha llegado lo que Honduras y su democracia anhela”

Tras la llegada y juramentación del diputado,...

Lautaro Martínez se viste de Leo Messi

DAVID RAUDALES BLOGLautaro Martínez se viste de Leo Messi

Tres partidos, cuatro goles que han dado seis de los nueve puntos. Lautaro Martínez, que no tiene la titularidad garantizada, ha decidido hacer de Leo Messi en la primera fase de la Copa América. El delantero del Inter de Milán ha llevando en volandas a la campeona del mundo a los cuartos de final, con un pleno de tres triunfos, que la Albiceleste no lograba desde la edición de 2016, disputada también en Estados Unidos.

La Scaloneta cumplió y derrotó a una paupérrima Perú (2-0) con el Toro marcando por tercer encuentro consecutivo, en esta ocasión, por partida doble, lo que le ha situado, momentáneamente, como artillero en solitario de la competición.

Canadá, una selección bien trabajada por su técnico Jesse Marsch (que ya entrenó al Leeds United y al RB Leipzig entre otros), se ha llevado la segunda posición. Cerró la primera etapa minimizando a Chile (0-0) y sumando el punto que necesitaba.

Lautaro Martínez y la ley del mínimo esfuerzo

Este era un partido que estorbaba. La Albiceleste tenía virtualmente asegurada la primera posición y la consigna fue correr los mínimos riesgos posibles. Por eso, alineó su formación ‘B’, para correr.

Ya se sabía de antemano que no jugaría Leo Messi, preservado para los cuartos de final por culpa de sus molestias musculares en los isquiotibiales, pero tampoco hizo acto de presencia toda la columna vertebral, con excepción de Dibu Martínez y Di María.

Por no estar, ni Lionel Scaloni se sentó en el banquillo, sancionado por la Conmebol por un motivo tan prosaico como haber superado el tiempo de descanso en el duelo contra Chile. Nadie sintió su ausencia.

Perú hizo el papel de la triste figura. No tenía ni la confianza, ni la calidad, ni la predisposición para obrar el milagro que le diera alguna opción de clasificación. No derrota a los argentinos desde hace 27 años, la última vez fue los cuartos de la Copa América 1997. Quedaba claro que no sería ahora que rompería su gafe. Su solitario punto sumado en las dos primeras jornadas explicitaba sus penurias a lo largo del torneo.

Con este contexto, se planteó un partido de mínimos. Argentina monopolizó la posesión, con un índice que rondaba el 80%, y buscó la finalización apostándolo todo en las acciones de balón parado, que es como obtuvo el agónico triunfo ante Chile (0-1) en la jornada anterior de la mano de Lautaro.

Y Perú se defendió como pudo abusando del contacto, la intimidación, la provocación y buscando la guerra de guerrillas par

El único que se rebeló fue Lautaro Martínez, que si fue alienado es porque, en teoría, es el suplente de Julián Álvarez en la posición de ‘9’.

¡Sí, la picó otra vez! 🤪 pic.twitter.com/O8n1qZ8RFl

— CONMEBOL Copa América™️ (@CopaAmerica) June 30, 2024

El Toro responde a su seleccionador a base de goles. En esta ocasión, aprovechó una asistencia de oro de Di María para superar por arriba al inseguro Gallessi y abrir la lata al principio del segundo tiempo.

El triunfo argentino podría haber sido más generoso, pero Leandro Paredes estampó un penalti en el palo (min. 71). Lautaro, sin embargo, no había dicho su úlitma palabra. Y, cuando el partido expiraba, le ganó la posición a Corzo con un sibilino empujoncito y firmó su segundo tanto con remate de killer.

Argentina cierra la primera fase con Lautaro como héroe y con Dibu Martínez sin haber encajado un gol. Es la favorita al título y ejerce como tal. Perú se va, en cambio, sin haber hecho ni un solo tanto en tres encuentros. Su proceso de renovación, tortuoso y demorado, va para largo.

Tres partidos, cuatro goles que han dado seis de los nueve puntos. Lautaro Martínez, que no tiene la titularidad garantizada, ha decidido hacer de Leo Messi en la primera fase de la Copa América. El delantero del Inter de Milán ha llevando en volandas a la campeona del mundo a los cuartos de final, con un pleno de tres triunfos, que la Albiceleste no lograba desde la edición de 2016, disputada también en Estados Unidos.

La Scaloneta cumplió y derrotó a una paupérrima Perú (2-0) con el Toro marcando por tercer encuentro consecutivo, en esta ocasión, por partida doble, lo que le ha situado, momentáneamente, como artillero en solitario de la competición.

Canadá, una selección bien trabajada por su técnico Jesse Marsch (que ya entrenó al Leeds United y al RB Leipzig entre otros), se ha llevado la segunda posición. Cerró la primera etapa minimizando a Chile (0-0) y sumando el punto que necesitaba.

Lautaro Martínez y la ley del mínimo esfuerzo

Este era un partido que estorbaba. La Albiceleste tenía virtualmente asegurada la primera posición y la consigna fue correr los mínimos riesgos posibles. Por eso, alineó su formación ‘B’, para correr.

Ya se sabía de antemano que no jugaría Leo Messi, preservado para los cuartos de final por culpa de sus molestias musculares en los isquiotibiales, pero tampoco hizo acto de presencia toda la columna vertebral, con excepción de Dibu Martínez y Di María.

Por no estar, ni Lionel Scaloni se sentó en el banquillo, sancionado por la Conmebol por un motivo tan prosaico como haber superado el tiempo de descanso en el duelo contra Chile. Nadie sintió su ausencia.

Perú hizo el papel de la triste figura. No tenía ni la confianza, ni la calidad, ni la predisposición para obrar el milagro que le diera alguna opción de clasificación. No derrota a los argentinos desde hace 27 años, la última vez fue los cuartos de la Copa América 1997. Quedaba claro que no sería ahora que rompería su gafe. Su solitario punto sumado en las dos primeras jornadas explicitaba sus penurias a lo largo del torneo.

Con este contexto, se planteó un partido de mínimos. Argentina monopolizó la posesión, con un índice que rondaba el 80%, y buscó la finalización apostándolo todo en las acciones de balón parado, que es como obtuvo el agónico triunfo ante Chile (0-1) en la jornada anterior de la mano de Lautaro.

Y Perú se defendió como pudo abusando del contacto, la intimidación, la provocación y buscando la guerra de guerrillas par

El único que se rebeló fue Lautaro Martínez, que si fue alienado es porque, en teoría, es el suplente de Julián Álvarez en la posición de ‘9’.

¡Sí, la picó otra vez! 🤪 pic.twitter.com/O8n1qZ8RFl

— CONMEBOL Copa América™️ (@CopaAmerica) June 30, 2024

El Toro responde a su seleccionador a base de goles. En esta ocasión, aprovechó una asistencia de oro de Di María para superar por arriba al inseguro Gallessi y abrir la lata al principio del segundo tiempo.

El triunfo argentino podría haber sido más generoso, pero Leandro Paredes estampó un penalti en el palo (min. 71). Lautaro, sin embargo, no había dicho su úlitma palabra. Y, cuando el partido expiraba, le ganó la posición a Corzo con un sibilino empujoncito y firmó su segundo tanto con remate de killer.

Argentina cierra la primera fase con Lautaro como héroe y con Dibu Martínez sin haber encajado un gol. Es la favorita al título y ejerce como tal. Perú se va, en cambio, sin haber hecho ni un solo tanto en tres encuentros. Su proceso de renovación, tortuoso y demorado, va para largo.

 Tres partidos, cuatro goles que han dado seis de los nueve puntos. Lautaro Martínez, que no tiene la titularidad garantizada, ha decidido hacer de Leo Messi en la primera fase de la Copa América. El delantero del Inter de Milán ha llevando en volandas a la campeona del mundo a los cuartos de final, con un pleno de tres triunfos, que la Albiceleste no lograba desde la edición de 2016, disputada también en Estados Unidos.La Scaloneta cumplió y derrotó a una paupérrima Perú (2-0) con el Toro marcando por tercer encuentro consecutivo, en esta ocasión, por partida doble, lo que le ha situado, momentáneamente, como artillero en solitario de la competición. Canadá, una selección bien trabajada por su técnico Jesse Marsch (que ya entrenó al Leeds United y al RB Leipzig entre otros), se ha llevado la segunda posición. Cerró la primera etapa minimizando a Chile (0-0) y sumando el punto que necesitaba.Lautaro Martínez y la ley del mínimo esfuerzoEste era un partido que estorbaba. La Albiceleste tenía virtualmente asegurada la primera posición y la consigna fue correr los mínimos riesgos posibles. Por eso, alineó su formación ‘B’, para correr. Ya se sabía de antemano que no jugaría Leo Messi, preservado para los cuartos de final por culpa de sus molestias musculares en los isquiotibiales, pero tampoco hizo acto de presencia toda la columna vertebral, con excepción de Dibu Martínez y Di María. Por no estar, ni Lionel Scaloni se sentó en el banquillo, sancionado por la Conmebol por un motivo tan prosaico como haber superado el tiempo de descanso en el duelo contra Chile. Nadie sintió su ausencia.Perú hizo el papel de la triste figura. No tenía ni la confianza, ni la calidad, ni la predisposición para obrar el milagro que le diera alguna opción de clasificación. No derrota a los argentinos desde hace 27 años, la última vez fue los cuartos de la Copa América 1997. Quedaba claro que no sería ahora que rompería su gafe. Su solitario punto sumado en las dos primeras jornadas explicitaba sus penurias a lo largo del torneo.Con este contexto, se planteó un partido de mínimos. Argentina monopolizó la posesión, con un índice que rondaba el 80%, y buscó la finalización apostándolo todo en las acciones de balón parado, que es como obtuvo el agónico triunfo ante Chile (0-1) en la jornada anterior de la mano de Lautaro.Y Perú se defendió como pudo abusando del contacto, la intimidación, la provocación y buscando la guerra de guerrillas parEl único que se rebeló fue Lautaro Martínez, que si fue alienado es porque, en teoría, es el suplente de Julián Álvarez en la posición de ‘9’. ¡Sí, la picó otra vez! 🤪 pic.twitter.com/O8n1qZ8RFl— CONMEBOL Copa América™️ (@CopaAmerica) June 30, 2024 El Toro responde a su seleccionador a base de goles. En esta ocasión, aprovechó una asistencia de oro de Di María para superar por arriba al inseguro Gallessi y abrir la lata al principio del segundo tiempo.El triunfo argentino podría haber sido más generoso, pero Leandro Paredes estampó un penalti en el palo (min. 71). Lautaro, sin embargo, no había dicho su úlitma palabra. Y, cuando el partido expiraba, le ganó la posición a Corzo con un sibilino empujoncito y firmó su segundo tanto con remate de killer. Argentina cierra la primera fase con Lautaro como héroe y con Dibu Martínez sin haber encajado un gol. Es la favorita al título y ejerce como tal. Perú se va, en cambio, sin haber hecho ni un solo tanto en tres encuentros. Su proceso de renovación, tortuoso y demorado, va para largo.  

Check out our other content

Check out other tags:

Most Popular Articles