26.9 C
Los Angeles
martes, julio 16, 2024

Juramentan a Jorge Cálix en el Partido Liberal

Arropado por una multitud, el precandidato presidencial...

Declaran culpable a Bob Menéndez por actos de corrupción

El senador estadounidense Bob Menéndez fue declarado...

Lionel Messi y Anto Roccuzzo cumplen 7 años de casados: de su amor de la infancia a la familia numerosa que formaron

DAVID RAUDALES BLOGLionel Messi y Anto Roccuzzo cumplen 7 años de casados: de su amor de la infancia a la familia numerosa que formaron

El capitán y la primera dama. El 10 y la reina. Lionel Messi y Antonela Roccuzzo. Ellos, su historia y un amor platónico que nació en Rosario, cruzó el Atlántico y se coronó con la llegada de sus tres hijos. Este 30 de junio se cumplen siete años desde aquella boda de ensueños para 240 personas que se realizó en el hotel City Center, ubicado en la ciudad que fue testigo de los comienzos de su relación.

Para muchos, la historia de Leo y Anto no es ningún secreto. Se conocieron cuando eran apenas unos niños a partir del mejor amigo de él que, justamente, era el primo de ella. A los 13 años, el futbolista se fue a perseguir su carrera deportiva a España y se separaron. Pero una tragedia los reunió y después de unos años decidieron continuar su vida juntos en Barcelona. El amor se multiplicó con la llegada de sus hijos, Thiago, Mateo y Ciro, y pasaron a convertirse en una de las familias favoritas del público.

La historia de Leo y Anto se capturó en imágenes. Estas retrataron cómo pasaron de ser dos a tres, después cuatro y por último cinco; cómo pasaron de una vida en España, a una breve estadía en París para ahora despertarse en Miami. Para comnemorar el séptimo aniversario de casados de los rosarinos, un repaso, en fotos, a través de su épica historia de amor y los momentos que marcaron su vida.

Un celestino, una tragedia y un sentimiento que nunca cambió

Para hablar de los inicios de la relación entre Antonela y Lionel hay que situarse en Rosario. El celestino fue Lucas Scaglia, primo de Antonela y mejor amigo de Leo desde que jubagan juntos en las inferiores de Newell’s Old Boys. En una reciente entrevista con Dispuestos a todo, el programa de streaming que conduce su sobrino Tomás Messi, Lionel reveló que de pequeño iba mucho a la casa de su amigo, a comer y a dormir, y ahí conoció a Antonela: ”Siempre nos gustamos y desde muy chicos éramos ‘amigovios’”. En ese primer encuentro el tenía solo siete años. Hoy tiene 37 y su esposa 36.

Pero ese amor de niños se vio truncado. A los 13 años, Messi se fue a vivir a España para jugar con el FC Barcelona. Leo reveló que durante esa época se distanciaron, puesto que la comunicación era mucho más difícil. Pero, a pesar de su corta edad, la distancia y los obstáculos, ninguno se olvidaba del otro. Aunque quizás no imaginaron que lo que los reuniría sería una tragedia.

En 2005, Antonela perdió a su mejor amiga, Úrsula Notz, en un accidente de tránsito. En ese entonces, Leo estaba de visita en Rosario y no dudó en acercarse a ella. Retomaron el contacto, chatearon por Meesenger y de a poco se fueron acercando, al principio como amigos, puesto que ella estaba de novia. Sin embargo, cuando esa relación se terminó, apostaron por ese primer amor. “No habíamos perdido el sentimiento, ese que teníamos de chicos, no había cambiado nada. A los 19, 20 años creo que ya nos pusimos de novios”, expresó el Campeón del Mundo en diálogo con Dispuestos a todo.

En 2007, ella blanqueó el romance con su círculo íntimo y, en 2009, la relación se hizo pública. En el medio, y tras varios años de relación a distancia, ella finalmente se mudó a la casa de Leo en la localidad de Castelldefels, en Barcelona. Y el resto es historia.

De dos a tres: la llegada del primer heredero

El 2 de junio de 2012, tras anotar un gol con la selección argentina en un partido ante Ecuador por las eliminatorias sudamericanas, Lionel lo celebró colocándose la pelota debajo de la camiseta a la altura del abdomen. De esta manera le anunció al mundo que estaba esperando su primer hijo con su novia.

El 2 de noviembre de 2012 nació Thiago y la historia pasó de tener dos a tres actores. En los años siguientes pasó de todo: el primer año del pequeño, fiestas, las clásicas celebraciones de Año Nuevo en Rosario, música, vacaciones en familia, Balones de Oro y una final del mundo.

“En el fútbol me costó mucho aceptar perder y la llegada de Thiago hizo que ya empiece a asimilarlo de otra manera. Tenía que llegar a casa para ver a Thiago y a mi mujer para decirme ‘ya está, paso el partido. Lo perdimos, no pasa nada, ya está’. Pero al mismo tiempo estoy con ellos y estoy pensando en el partido todavía, sobre todo mirándome individualmente y pensando en lo que hice, en lo que podría haber hecho y por qué no lo hice”, reflexionó Lionel en el documental Sean eternos: Campeones de América (Netflix).

De tres a cuatro: así fue la llegada de Mateo

El 30 de abril de 2016, una foto en blanco y negro de Thiago dándole un beso a la panza de Antonela dio cuenta de que los Messi sumaban un nuevo integrante. El 11 de septiembre de ese año nació Mateo, el que rápidamente se convirtió, a los ojos de la gente, en el más travieso de la familia. Hoy, a los ocho años, el pequeño no solo da cuenta de sus divertidas ocurrencias y de que le encanta ser el centro de atención, sino también de su talento con la pelota. Juega en la Sub 9 de Inter Miami Academy, mientras que su hermano mayor integra la Sub 12.

Una boda de ensueños para más de 200 invitados en la ciudad que los vio crecer

Y a esta historia de amor no podía faltarle una boda de ensueños. El 30 de junio de 2017 hubo fiesta en el hotel City Center de Rosario. Antonela y Leo se casaron con sus hijos como testigos y frente a 260 personas, entre ellas Luis Suárez y Sofía Balbi, sus mejores amigos, Gerard Piqué y Shakira -quienes en ese entonces eran pareja-, Neymar y Sergio Busquets, entre otros compañeros del Barcelona.

Fue una íntima y emotiva ceremonia que contó con la presencia de Abel Pintos -una sorpresa del novio para la novia-, quien interpretó “Sin principio ni final”. Además, hubo música en vivo de Márama y Karina ‘La Princesita’ Tejeda, que en aquel momento era pareja de Sergio ‘Kun’ Agüero.

El evento se llevó adelanto bajo un estricto protocolo de seguridad y las fotos dieron vuelta al mundo. Incluso, gracias a que se filtró la tarjeta del casamiento, se conoció que el nombre de la rosarina se escribe con una sola ele y no con dos.

La vida de a cinco: Lionel, Antonela, Thiago, Mateo y Ciro

Tres meses después del casamiento, la familia anuncio que próximamente se sumaría un quinto integrante. El 10 de marzo de 2018 nació Ciro y los padres, orgullosos, compartieron en redes las primeras fotos del bebé y hasta hicieron una presentación oficial.

En una reciente entrevista con Marcelo Tinelli para América TV, el Campeón del Mundo reveló que de sus tres hijos, el más pequeño es él más parecido a él: “Hablamos mucho con Antonela, que cada vez tiene más cosas de mi carácter. Por ahí están todos juntos jugando y él no participa porque le ch*** un hu*** lo que están jugando o está en otra”.

Copa América: un momento a lo lejos, pero siempre cerca

Entre en 13 de junio y el 11 de julio de 2021, se llevó adelante la Copa América con muchas restricciones debido a la Pandemia. En esa competencia y después de cuatro finales perdidas, Leo pudo sacarse la espina, romper la maldición, sacarse la mochila, o como prefieran decirlo, y ganar un título con la selección argentina. Por el Covid, los familiares no pudieron viajar y presenciar la final en el Maracaná. Pero, eso no evitó que Leo y Antonela protagonizaran una escena que dio la vuelta al mundo.

Durante los festejos, el capitán encontró un lugar en el césped, sacó su celular y se comunicó por videollamada de WhatsApp con su esposa y sus hijos. Durante un par de segundos, Leo habló con ellos con la emoción a flor de piel y les mostró, orgulloso, su medalla de campeón de América.

“Mi familia fue siempre la que lo vivió igual que yo, la que sufrió muchísimo y al mismo tiempo intentaba estar fuerte adelante mío para demostrarme que estaban bien, que no pasaba nada. Pero yo sé lo que pasaron y ese momento fue como un descargo para todos. Y fue increíble porque estuvieron siempre y nunca se había dado y en el momento que no estuvieron salimos campeones, pero si tenía que ser así también se disfrutó”, expresó Leo en el documental Sean eternos: Campeones de América (Netflix).

Entre lágrimas y tristeza, el fin de un ciclo en Barcelona

Si hubo un momento muy importante en esta historia, fue cuando se conoció la noticia de que Leo finalizaba su vínculo con el FC Barcelona. “Hoy me toca despedirme de esto. Llevo toda mi vida acá. Llegué muy chiquito acá, con 13 años. Pasaron 21 años y me voy con mi mujer y con tres catalanes/argentinos y no puedo estar más orgulloso de todo lo que hice y viví en esta ciudad”, dijo Messi en conferencia de prensa el 8 de agosto de 2021.

Su esposa y sus hijos lo escucharon desde la primera fila y al verlo sumergido en un mar de lágrimas, Antonela rompió los protocolos para consolarlo. Sacó un pañuelito de su cartera, se paró tímidamente, pero decidida y se la extendió a su marido. Ese simple gesto, dijo más que mil palabras.

París, el nuevo hogar de la familia Messi

Tras irse del Barcelona, Leo firmó contrato con el París Saint-Germain y la familia se mudó a Francia. En medio de los cambios, las mudanzas y el nuevo idioma, el clan Messi – Roccuzzo se vistió de gala para la entrega del Balón de Oro. Pero Leo no solo fue noticia por ganar su séptimo premio, sino también por lo que sucedió en la alfombra roja. Mientras los cinco posaban para las cámaras, uno de los fotógrafos le pidió a Antonela que se hiciera a un lado para que el futbolista posara solo con sus hijos. Pero esto a Leo no le gustó nada y no solo se interpuso y le pidió a su esposa que se quedara con ellos, sino que “corrió” al fotógrafo. La escena rápidamente dio la vuelta al mundo.

Pero, si bien estuvieron en la ciudad de las luces y disfrutaron de una vista de ensueños a la Torre Eiffel, lo cierto es que para la familia la estadía en París no fue tan “luminosa”. En diálogo con el medio español Mundo deportivo, Leo dijo: “Fueron dos años en los que no era feliz, no disfrutaba, y eso afectaba mi vida familia, me perdía mucho de la vida de mis hijos en el cole. En Barcelona los iba a buscar, aquí lo hice mucho menos, compartía menos actividades con ellos”.

Una Copa del Mundo y el sueño cumplido para toda una familia

El 18 de diciembre de 2022 es una fecha que se repetirá en sin parar en la cabeza de los hinchas argentinos, pero especialmente en la de Lionel Messi. Ese día y después de una agónica final, consiguió lo que buscó y por lo que luchó prácticamente toda su carrera deportiva: ganar un Mundial. Si bien su foto con la Copa del Mundo se convirtió en la imagen con más ‘Me Gusta’ de la historia de Instagram, también hubo otra que dio la vuelta al mundo: la que se sacó con su familia.

Entre lágrimas de emoción y una mezcla de felicidad y alegría extrema, Lionel, Antonela, Thiago, Mateo y Ciro inmortalizaron, en el estadio Lusail, un momento único, un sueño perseguido en familia. La foto reflejó todo eso y más. Incluso, hasta se convirtió en la foto de WhatsApp de Leo y en la foto de perfil de Instagram y de pantalla de WhatsApp de Antonela.

Un nuevo comienzo

En julio de 2023, la vida del clan Messi – Roccuzzo dio un giro de 180 grados. Leo finalizó su etapa con el Paris Saint-Germain y si bien se rumoreó sobre la posibilidad de regresar a Barcelona, finalmente el destino elegido fue Miami, Florida, en los Estados Unidos. Messi fue presentado como la nueva estrella de Inter Miami y la familia empezó a pasear por Miami Beach con prendas rosas y looks playeros.

La rutina del clan cambió mucho. En temporada, Leo se levanta a las siete de la mañana para llevar a los niños al colegio y después va a entrenar. A las 13 vuelve a su casa y se reencuentra con Antonela. “Comemos solos y vamos a dormir la siesta generalmente”, reveló en una entrevista con Migue Granados para el streaming Soñé que volaba (Olga). En ese tiempo aprovechan para ver una serie o una película y a las 15 buscan a Thiago, Mateo y Ciro y los llevan al Florida Blue Training Center para sus entrenamientos.

Miami encontró a un Lionel y a una Antonela más relajados y, sobre todo, con una agenda más pública en relación con la que solían llevar en París. En el último año, estuvieron en “modo fan” y alentaron a sus hijos mayores en sus entrenamientos y partidos de fútbol. Además, ahora cenan a diario con sus amigos de siempre y también con los “nuevos”, David y Victoria Beckham. Incluso, hasta organizan salidas familiares a Disney World y a partidos de la NBA. El propio Leo Messi lo definió como una etapa para “empezar a descomprimir un poco” y “disfrutar desde otro lado”

Cuando empezaron su relación, Antonela decidió que no hablaría delante de las cámaras, puesto que el protagonista era Leo. Él, por su parte, también eligió resguardar su relación, aunque sus declaraciones de amor nunca pasaron inadvertidas. “Antonela es todo para mí. El hecho de tenerla a ella me simplifica muchísimas cosas. Nos conocemos hace muchísimo tiempo; me conoce a la perfección. Sabe como entrarme en cada momento, sobre todo en los malos. Es una persona que prácticamente no tiene días malos, siempre está de buen humor y es una compañera espectacular”, dijo Messi en 2019, en diálogo con el medio Sports.

Este 30 de junio, y en plena concentración de la Copa América, esos niños pequeños que se enamoraron en silencio, construyeron una amistad a distancia y apostaron por ese amor “de chicos”, cumplen siete años de casados y una vida juntos. Y a esta historia de amor que capturó el corazón de los fanáticos aún le quedan muchos capitulos por completar.

El capitán y la primera dama. El 10 y la reina. Lionel Messi y Antonela Roccuzzo. Ellos, su historia y un amor platónico que nació en Rosario, cruzó el Atlántico y se coronó con la llegada de sus tres hijos. Este 30 de junio se cumplen siete años desde aquella boda de ensueños para 240 personas que se realizó en el hotel City Center, ubicado en la ciudad que fue testigo de los comienzos de su relación.

Para muchos, la historia de Leo y Anto no es ningún secreto. Se conocieron cuando eran apenas unos niños a partir del mejor amigo de él que, justamente, era el primo de ella. A los 13 años, el futbolista se fue a perseguir su carrera deportiva a España y se separaron. Pero una tragedia los reunió y después de unos años decidieron continuar su vida juntos en Barcelona. El amor se multiplicó con la llegada de sus hijos, Thiago, Mateo y Ciro, y pasaron a convertirse en una de las familias favoritas del público.

La historia de Leo y Anto se capturó en imágenes. Estas retrataron cómo pasaron de ser dos a tres, después cuatro y por último cinco; cómo pasaron de una vida en España, a una breve estadía en París para ahora despertarse en Miami. Para comnemorar el séptimo aniversario de casados de los rosarinos, un repaso, en fotos, a través de su épica historia de amor y los momentos que marcaron su vida.

Un celestino, una tragedia y un sentimiento que nunca cambió

Para hablar de los inicios de la relación entre Antonela y Lionel hay que situarse en Rosario. El celestino fue Lucas Scaglia, primo de Antonela y mejor amigo de Leo desde que jubagan juntos en las inferiores de Newell’s Old Boys. En una reciente entrevista con Dispuestos a todo, el programa de streaming que conduce su sobrino Tomás Messi, Lionel reveló que de pequeño iba mucho a la casa de su amigo, a comer y a dormir, y ahí conoció a Antonela: ”Siempre nos gustamos y desde muy chicos éramos ‘amigovios’”. En ese primer encuentro el tenía solo siete años. Hoy tiene 37 y su esposa 36.

Pero ese amor de niños se vio truncado. A los 13 años, Messi se fue a vivir a España para jugar con el FC Barcelona. Leo reveló que durante esa época se distanciaron, puesto que la comunicación era mucho más difícil. Pero, a pesar de su corta edad, la distancia y los obstáculos, ninguno se olvidaba del otro. Aunque quizás no imaginaron que lo que los reuniría sería una tragedia.

En 2005, Antonela perdió a su mejor amiga, Úrsula Notz, en un accidente de tránsito. En ese entonces, Leo estaba de visita en Rosario y no dudó en acercarse a ella. Retomaron el contacto, chatearon por Meesenger y de a poco se fueron acercando, al principio como amigos, puesto que ella estaba de novia. Sin embargo, cuando esa relación se terminó, apostaron por ese primer amor. “No habíamos perdido el sentimiento, ese que teníamos de chicos, no había cambiado nada. A los 19, 20 años creo que ya nos pusimos de novios”, expresó el Campeón del Mundo en diálogo con Dispuestos a todo.

En 2007, ella blanqueó el romance con su círculo íntimo y, en 2009, la relación se hizo pública. En el medio, y tras varios años de relación a distancia, ella finalmente se mudó a la casa de Leo en la localidad de Castelldefels, en Barcelona. Y el resto es historia.

De dos a tres: la llegada del primer heredero

El 2 de junio de 2012, tras anotar un gol con la selección argentina en un partido ante Ecuador por las eliminatorias sudamericanas, Lionel lo celebró colocándose la pelota debajo de la camiseta a la altura del abdomen. De esta manera le anunció al mundo que estaba esperando su primer hijo con su novia.

El 2 de noviembre de 2012 nació Thiago y la historia pasó de tener dos a tres actores. En los años siguientes pasó de todo: el primer año del pequeño, fiestas, las clásicas celebraciones de Año Nuevo en Rosario, música, vacaciones en familia, Balones de Oro y una final del mundo.

“En el fútbol me costó mucho aceptar perder y la llegada de Thiago hizo que ya empiece a asimilarlo de otra manera. Tenía que llegar a casa para ver a Thiago y a mi mujer para decirme ‘ya está, paso el partido. Lo perdimos, no pasa nada, ya está’. Pero al mismo tiempo estoy con ellos y estoy pensando en el partido todavía, sobre todo mirándome individualmente y pensando en lo que hice, en lo que podría haber hecho y por qué no lo hice”, reflexionó Lionel en el documental Sean eternos: Campeones de América (Netflix).

De tres a cuatro: así fue la llegada de Mateo

El 30 de abril de 2016, una foto en blanco y negro de Thiago dándole un beso a la panza de Antonela dio cuenta de que los Messi sumaban un nuevo integrante. El 11 de septiembre de ese año nació Mateo, el que rápidamente se convirtió, a los ojos de la gente, en el más travieso de la familia. Hoy, a los ocho años, el pequeño no solo da cuenta de sus divertidas ocurrencias y de que le encanta ser el centro de atención, sino también de su talento con la pelota. Juega en la Sub 9 de Inter Miami Academy, mientras que su hermano mayor integra la Sub 12.

Una boda de ensueños para más de 200 invitados en la ciudad que los vio crecer

Y a esta historia de amor no podía faltarle una boda de ensueños. El 30 de junio de 2017 hubo fiesta en el hotel City Center de Rosario. Antonela y Leo se casaron con sus hijos como testigos y frente a 260 personas, entre ellas Luis Suárez y Sofía Balbi, sus mejores amigos, Gerard Piqué y Shakira -quienes en ese entonces eran pareja-, Neymar y Sergio Busquets, entre otros compañeros del Barcelona.

Fue una íntima y emotiva ceremonia que contó con la presencia de Abel Pintos -una sorpresa del novio para la novia-, quien interpretó “Sin principio ni final”. Además, hubo música en vivo de Márama y Karina ‘La Princesita’ Tejeda, que en aquel momento era pareja de Sergio ‘Kun’ Agüero.

El evento se llevó adelanto bajo un estricto protocolo de seguridad y las fotos dieron vuelta al mundo. Incluso, gracias a que se filtró la tarjeta del casamiento, se conoció que el nombre de la rosarina se escribe con una sola ele y no con dos.

La vida de a cinco: Lionel, Antonela, Thiago, Mateo y Ciro

Tres meses después del casamiento, la familia anuncio que próximamente se sumaría un quinto integrante. El 10 de marzo de 2018 nació Ciro y los padres, orgullosos, compartieron en redes las primeras fotos del bebé y hasta hicieron una presentación oficial.

En una reciente entrevista con Marcelo Tinelli para América TV, el Campeón del Mundo reveló que de sus tres hijos, el más pequeño es él más parecido a él: “Hablamos mucho con Antonela, que cada vez tiene más cosas de mi carácter. Por ahí están todos juntos jugando y él no participa porque le ch*** un hu*** lo que están jugando o está en otra”.

Copa América: un momento a lo lejos, pero siempre cerca

Entre en 13 de junio y el 11 de julio de 2021, se llevó adelante la Copa América con muchas restricciones debido a la Pandemia. En esa competencia y después de cuatro finales perdidas, Leo pudo sacarse la espina, romper la maldición, sacarse la mochila, o como prefieran decirlo, y ganar un título con la selección argentina. Por el Covid, los familiares no pudieron viajar y presenciar la final en el Maracaná. Pero, eso no evitó que Leo y Antonela protagonizaran una escena que dio la vuelta al mundo.

Durante los festejos, el capitán encontró un lugar en el césped, sacó su celular y se comunicó por videollamada de WhatsApp con su esposa y sus hijos. Durante un par de segundos, Leo habló con ellos con la emoción a flor de piel y les mostró, orgulloso, su medalla de campeón de América.

“Mi familia fue siempre la que lo vivió igual que yo, la que sufrió muchísimo y al mismo tiempo intentaba estar fuerte adelante mío para demostrarme que estaban bien, que no pasaba nada. Pero yo sé lo que pasaron y ese momento fue como un descargo para todos. Y fue increíble porque estuvieron siempre y nunca se había dado y en el momento que no estuvieron salimos campeones, pero si tenía que ser así también se disfrutó”, expresó Leo en el documental Sean eternos: Campeones de América (Netflix).

Entre lágrimas y tristeza, el fin de un ciclo en Barcelona

Si hubo un momento muy importante en esta historia, fue cuando se conoció la noticia de que Leo finalizaba su vínculo con el FC Barcelona. “Hoy me toca despedirme de esto. Llevo toda mi vida acá. Llegué muy chiquito acá, con 13 años. Pasaron 21 años y me voy con mi mujer y con tres catalanes/argentinos y no puedo estar más orgulloso de todo lo que hice y viví en esta ciudad”, dijo Messi en conferencia de prensa el 8 de agosto de 2021.

Su esposa y sus hijos lo escucharon desde la primera fila y al verlo sumergido en un mar de lágrimas, Antonela rompió los protocolos para consolarlo. Sacó un pañuelito de su cartera, se paró tímidamente, pero decidida y se la extendió a su marido. Ese simple gesto, dijo más que mil palabras.

París, el nuevo hogar de la familia Messi

Tras irse del Barcelona, Leo firmó contrato con el París Saint-Germain y la familia se mudó a Francia. En medio de los cambios, las mudanzas y el nuevo idioma, el clan Messi – Roccuzzo se vistió de gala para la entrega del Balón de Oro. Pero Leo no solo fue noticia por ganar su séptimo premio, sino también por lo que sucedió en la alfombra roja. Mientras los cinco posaban para las cámaras, uno de los fotógrafos le pidió a Antonela que se hiciera a un lado para que el futbolista posara solo con sus hijos. Pero esto a Leo no le gustó nada y no solo se interpuso y le pidió a su esposa que se quedara con ellos, sino que “corrió” al fotógrafo. La escena rápidamente dio la vuelta al mundo.

Pero, si bien estuvieron en la ciudad de las luces y disfrutaron de una vista de ensueños a la Torre Eiffel, lo cierto es que para la familia la estadía en París no fue tan “luminosa”. En diálogo con el medio español Mundo deportivo, Leo dijo: “Fueron dos años en los que no era feliz, no disfrutaba, y eso afectaba mi vida familia, me perdía mucho de la vida de mis hijos en el cole. En Barcelona los iba a buscar, aquí lo hice mucho menos, compartía menos actividades con ellos”.

Una Copa del Mundo y el sueño cumplido para toda una familia

El 18 de diciembre de 2022 es una fecha que se repetirá en sin parar en la cabeza de los hinchas argentinos, pero especialmente en la de Lionel Messi. Ese día y después de una agónica final, consiguió lo que buscó y por lo que luchó prácticamente toda su carrera deportiva: ganar un Mundial. Si bien su foto con la Copa del Mundo se convirtió en la imagen con más ‘Me Gusta’ de la historia de Instagram, también hubo otra que dio la vuelta al mundo: la que se sacó con su familia.

Entre lágrimas de emoción y una mezcla de felicidad y alegría extrema, Lionel, Antonela, Thiago, Mateo y Ciro inmortalizaron, en el estadio Lusail, un momento único, un sueño perseguido en familia. La foto reflejó todo eso y más. Incluso, hasta se convirtió en la foto de WhatsApp de Leo y en la foto de perfil de Instagram y de pantalla de WhatsApp de Antonela.

Un nuevo comienzo

En julio de 2023, la vida del clan Messi – Roccuzzo dio un giro de 180 grados. Leo finalizó su etapa con el Paris Saint-Germain y si bien se rumoreó sobre la posibilidad de regresar a Barcelona, finalmente el destino elegido fue Miami, Florida, en los Estados Unidos. Messi fue presentado como la nueva estrella de Inter Miami y la familia empezó a pasear por Miami Beach con prendas rosas y looks playeros.

La rutina del clan cambió mucho. En temporada, Leo se levanta a las siete de la mañana para llevar a los niños al colegio y después va a entrenar. A las 13 vuelve a su casa y se reencuentra con Antonela. “Comemos solos y vamos a dormir la siesta generalmente”, reveló en una entrevista con Migue Granados para el streaming Soñé que volaba (Olga). En ese tiempo aprovechan para ver una serie o una película y a las 15 buscan a Thiago, Mateo y Ciro y los llevan al Florida Blue Training Center para sus entrenamientos.

Miami encontró a un Lionel y a una Antonela más relajados y, sobre todo, con una agenda más pública en relación con la que solían llevar en París. En el último año, estuvieron en “modo fan” y alentaron a sus hijos mayores en sus entrenamientos y partidos de fútbol. Además, ahora cenan a diario con sus amigos de siempre y también con los “nuevos”, David y Victoria Beckham. Incluso, hasta organizan salidas familiares a Disney World y a partidos de la NBA. El propio Leo Messi lo definió como una etapa para “empezar a descomprimir un poco” y “disfrutar desde otro lado”

Cuando empezaron su relación, Antonela decidió que no hablaría delante de las cámaras, puesto que el protagonista era Leo. Él, por su parte, también eligió resguardar su relación, aunque sus declaraciones de amor nunca pasaron inadvertidas. “Antonela es todo para mí. El hecho de tenerla a ella me simplifica muchísimas cosas. Nos conocemos hace muchísimo tiempo; me conoce a la perfección. Sabe como entrarme en cada momento, sobre todo en los malos. Es una persona que prácticamente no tiene días malos, siempre está de buen humor y es una compañera espectacular”, dijo Messi en 2019, en diálogo con el medio Sports.

Este 30 de junio, y en plena concentración de la Copa América, esos niños pequeños que se enamoraron en silencio, construyeron una amistad a distancia y apostaron por ese amor “de chicos”, cumplen siete años de casados y una vida juntos. Y a esta historia de amor que capturó el corazón de los fanáticos aún le quedan muchos capitulos por completar.

 El capitán y la primera dama. El 10 y la reina. Lionel Messi y Antonela Roccuzzo. Ellos, su historia y un amor platónico que nació en Rosario, cruzó el Atlántico y se coronó con la llegada de sus tres hijos. Este 30 de junio se cumplen siete años desde aquella boda de ensueños para 240 personas que se realizó en el hotel City Center, ubicado en la ciudad que fue testigo de los comienzos de su relación.Para muchos, la historia de Leo y Anto no es ningún secreto. Se conocieron cuando eran apenas unos niños a partir del mejor amigo de él que, justamente, era el primo de ella. A los 13 años, el futbolista se fue a perseguir su carrera deportiva a España y se separaron. Pero una tragedia los reunió y después de unos años decidieron continuar su vida juntos en Barcelona. El amor se multiplicó con la llegada de sus hijos, Thiago, Mateo y Ciro, y pasaron a convertirse en una de las familias favoritas del público.La historia de Leo y Anto se capturó en imágenes. Estas retrataron cómo pasaron de ser dos a tres, después cuatro y por último cinco; cómo pasaron de una vida en España, a una breve estadía en París para ahora despertarse en Miami. Para comnemorar el séptimo aniversario de casados de los rosarinos, un repaso, en fotos, a través de su épica historia de amor y los momentos que marcaron su vida.Un celestino, una tragedia y un sentimiento que nunca cambióPara hablar de los inicios de la relación entre Antonela y Lionel hay que situarse en Rosario. El celestino fue Lucas Scaglia, primo de Antonela y mejor amigo de Leo desde que jubagan juntos en las inferiores de Newell’s Old Boys. En una reciente entrevista con Dispuestos a todo, el programa de streaming que conduce su sobrino Tomás Messi, Lionel reveló que de pequeño iba mucho a la casa de su amigo, a comer y a dormir, y ahí conoció a Antonela: ”Siempre nos gustamos y desde muy chicos éramos ‘amigovios’”. En ese primer encuentro el tenía solo siete años. Hoy tiene 37 y su esposa 36.Pero ese amor de niños se vio truncado. A los 13 años, Messi se fue a vivir a España para jugar con el FC Barcelona. Leo reveló que durante esa época se distanciaron, puesto que la comunicación era mucho más difícil. Pero, a pesar de su corta edad, la distancia y los obstáculos, ninguno se olvidaba del otro. Aunque quizás no imaginaron que lo que los reuniría sería una tragedia.En 2005, Antonela perdió a su mejor amiga, Úrsula Notz, en un accidente de tránsito. En ese entonces, Leo estaba de visita en Rosario y no dudó en acercarse a ella. Retomaron el contacto, chatearon por Meesenger y de a poco se fueron acercando, al principio como amigos, puesto que ella estaba de novia. Sin embargo, cuando esa relación se terminó, apostaron por ese primer amor. “No habíamos perdido el sentimiento, ese que teníamos de chicos, no había cambiado nada. A los 19, 20 años creo que ya nos pusimos de novios”, expresó el Campeón del Mundo en diálogo con Dispuestos a todo.En 2007, ella blanqueó el romance con su círculo íntimo y, en 2009, la relación se hizo pública. En el medio, y tras varios años de relación a distancia, ella finalmente se mudó a la casa de Leo en la localidad de Castelldefels, en Barcelona. Y el resto es historia.De dos a tres: la llegada del primer herederoEl 2 de junio de 2012, tras anotar un gol con la selección argentina en un partido ante Ecuador por las eliminatorias sudamericanas, Lionel lo celebró colocándose la pelota debajo de la camiseta a la altura del abdomen. De esta manera le anunció al mundo que estaba esperando su primer hijo con su novia.El 2 de noviembre de 2012 nació Thiago y la historia pasó de tener dos a tres actores. En los años siguientes pasó de todo: el primer año del pequeño, fiestas, las clásicas celebraciones de Año Nuevo en Rosario, música, vacaciones en familia, Balones de Oro y una final del mundo.“En el fútbol me costó mucho aceptar perder y la llegada de Thiago hizo que ya empiece a asimilarlo de otra manera. Tenía que llegar a casa para ver a Thiago y a mi mujer para decirme ‘ya está, paso el partido. Lo perdimos, no pasa nada, ya está’. Pero al mismo tiempo estoy con ellos y estoy pensando en el partido todavía, sobre todo mirándome individualmente y pensando en lo que hice, en lo que podría haber hecho y por qué no lo hice”, reflexionó Lionel en el documental Sean eternos: Campeones de América (Netflix).De tres a cuatro: así fue la llegada de MateoEl 30 de abril de 2016, una foto en blanco y negro de Thiago dándole un beso a la panza de Antonela dio cuenta de que los Messi sumaban un nuevo integrante. El 11 de septiembre de ese año nació Mateo, el que rápidamente se convirtió, a los ojos de la gente, en el más travieso de la familia. Hoy, a los ocho años, el pequeño no solo da cuenta de sus divertidas ocurrencias y de que le encanta ser el centro de atención, sino también de su talento con la pelota. Juega en la Sub 9 de Inter Miami Academy, mientras que su hermano mayor integra la Sub 12.Una boda de ensueños para más de 200 invitados en la ciudad que los vio crecerY a esta historia de amor no podía faltarle una boda de ensueños. El 30 de junio de 2017 hubo fiesta en el hotel City Center de Rosario. Antonela y Leo se casaron con sus hijos como testigos y frente a 260 personas, entre ellas Luis Suárez y Sofía Balbi, sus mejores amigos, Gerard Piqué y Shakira -quienes en ese entonces eran pareja-, Neymar y Sergio Busquets, entre otros compañeros del Barcelona.Fue una íntima y emotiva ceremonia que contó con la presencia de Abel Pintos -una sorpresa del novio para la novia-, quien interpretó “Sin principio ni final”. Además, hubo música en vivo de Márama y Karina ‘La Princesita’ Tejeda, que en aquel momento era pareja de Sergio ‘Kun’ Agüero.El evento se llevó adelanto bajo un estricto protocolo de seguridad y las fotos dieron vuelta al mundo. Incluso, gracias a que se filtró la tarjeta del casamiento, se conoció que el nombre de la rosarina se escribe con una sola ele y no con dos.La vida de a cinco: Lionel, Antonela, Thiago, Mateo y CiroTres meses después del casamiento, la familia anuncio que próximamente se sumaría un quinto integrante. El 10 de marzo de 2018 nació Ciro y los padres, orgullosos, compartieron en redes las primeras fotos del bebé y hasta hicieron una presentación oficial.En una reciente entrevista con Marcelo Tinelli para América TV, el Campeón del Mundo reveló que de sus tres hijos, el más pequeño es él más parecido a él: “Hablamos mucho con Antonela, que cada vez tiene más cosas de mi carácter. Por ahí están todos juntos jugando y él no participa porque le ch*** un hu*** lo que están jugando o está en otra”.Copa América: un momento a lo lejos, pero siempre cercaEntre en 13 de junio y el 11 de julio de 2021, se llevó adelante la Copa América con muchas restricciones debido a la Pandemia. En esa competencia y después de cuatro finales perdidas, Leo pudo sacarse la espina, romper la maldición, sacarse la mochila, o como prefieran decirlo, y ganar un título con la selección argentina. Por el Covid, los familiares no pudieron viajar y presenciar la final en el Maracaná. Pero, eso no evitó que Leo y Antonela protagonizaran una escena que dio la vuelta al mundo.Durante los festejos, el capitán encontró un lugar en el césped, sacó su celular y se comunicó por videollamada de WhatsApp con su esposa y sus hijos. Durante un par de segundos, Leo habló con ellos con la emoción a flor de piel y les mostró, orgulloso, su medalla de campeón de América.“Mi familia fue siempre la que lo vivió igual que yo, la que sufrió muchísimo y al mismo tiempo intentaba estar fuerte adelante mío para demostrarme que estaban bien, que no pasaba nada. Pero yo sé lo que pasaron y ese momento fue como un descargo para todos. Y fue increíble porque estuvieron siempre y nunca se había dado y en el momento que no estuvieron salimos campeones, pero si tenía que ser así también se disfrutó”, expresó Leo en el documental Sean eternos: Campeones de América (Netflix).Entre lágrimas y tristeza, el fin de un ciclo en BarcelonaSi hubo un momento muy importante en esta historia, fue cuando se conoció la noticia de que Leo finalizaba su vínculo con el FC Barcelona. “Hoy me toca despedirme de esto. Llevo toda mi vida acá. Llegué muy chiquito acá, con 13 años. Pasaron 21 años y me voy con mi mujer y con tres catalanes/argentinos y no puedo estar más orgulloso de todo lo que hice y viví en esta ciudad”, dijo Messi en conferencia de prensa el 8 de agosto de 2021.Su esposa y sus hijos lo escucharon desde la primera fila y al verlo sumergido en un mar de lágrimas, Antonela rompió los protocolos para consolarlo. Sacó un pañuelito de su cartera, se paró tímidamente, pero decidida y se la extendió a su marido. Ese simple gesto, dijo más que mil palabras.París, el nuevo hogar de la familia MessiTras irse del Barcelona, Leo firmó contrato con el París Saint-Germain y la familia se mudó a Francia. En medio de los cambios, las mudanzas y el nuevo idioma, el clan Messi – Roccuzzo se vistió de gala para la entrega del Balón de Oro. Pero Leo no solo fue noticia por ganar su séptimo premio, sino también por lo que sucedió en la alfombra roja. Mientras los cinco posaban para las cámaras, uno de los fotógrafos le pidió a Antonela que se hiciera a un lado para que el futbolista posara solo con sus hijos. Pero esto a Leo no le gustó nada y no solo se interpuso y le pidió a su esposa que se quedara con ellos, sino que “corrió” al fotógrafo. La escena rápidamente dio la vuelta al mundo.Pero, si bien estuvieron en la ciudad de las luces y disfrutaron de una vista de ensueños a la Torre Eiffel, lo cierto es que para la familia la estadía en París no fue tan “luminosa”. En diálogo con el medio español Mundo deportivo, Leo dijo: “Fueron dos años en los que no era feliz, no disfrutaba, y eso afectaba mi vida familia, me perdía mucho de la vida de mis hijos en el cole. En Barcelona los iba a buscar, aquí lo hice mucho menos, compartía menos actividades con ellos”.Una Copa del Mundo y el sueño cumplido para toda una familiaEl 18 de diciembre de 2022 es una fecha que se repetirá en sin parar en la cabeza de los hinchas argentinos, pero especialmente en la de Lionel Messi. Ese día y después de una agónica final, consiguió lo que buscó y por lo que luchó prácticamente toda su carrera deportiva: ganar un Mundial. Si bien su foto con la Copa del Mundo se convirtió en la imagen con más ‘Me Gusta’ de la historia de Instagram, también hubo otra que dio la vuelta al mundo: la que se sacó con su familia.Entre lágrimas de emoción y una mezcla de felicidad y alegría extrema, Lionel, Antonela, Thiago, Mateo y Ciro inmortalizaron, en el estadio Lusail, un momento único, un sueño perseguido en familia. La foto reflejó todo eso y más. Incluso, hasta se convirtió en la foto de WhatsApp de Leo y en la foto de perfil de Instagram y de pantalla de WhatsApp de Antonela.Un nuevo comienzoEn julio de 2023, la vida del clan Messi – Roccuzzo dio un giro de 180 grados. Leo finalizó su etapa con el Paris Saint-Germain y si bien se rumoreó sobre la posibilidad de regresar a Barcelona, finalmente el destino elegido fue Miami, Florida, en los Estados Unidos. Messi fue presentado como la nueva estrella de Inter Miami y la familia empezó a pasear por Miami Beach con prendas rosas y looks playeros.La rutina del clan cambió mucho. En temporada, Leo se levanta a las siete de la mañana para llevar a los niños al colegio y después va a entrenar. A las 13 vuelve a su casa y se reencuentra con Antonela. “Comemos solos y vamos a dormir la siesta generalmente”, reveló en una entrevista con Migue Granados para el streaming Soñé que volaba (Olga). En ese tiempo aprovechan para ver una serie o una película y a las 15 buscan a Thiago, Mateo y Ciro y los llevan al Florida Blue Training Center para sus entrenamientos.Miami encontró a un Lionel y a una Antonela más relajados y, sobre todo, con una agenda más pública en relación con la que solían llevar en París. En el último año, estuvieron en “modo fan” y alentaron a sus hijos mayores en sus entrenamientos y partidos de fútbol. Además, ahora cenan a diario con sus amigos de siempre y también con los “nuevos”, David y Victoria Beckham. Incluso, hasta organizan salidas familiares a Disney World y a partidos de la NBA. El propio Leo Messi lo definió como una etapa para “empezar a descomprimir un poco” y “disfrutar desde otro lado”Cuando empezaron su relación, Antonela decidió que no hablaría delante de las cámaras, puesto que el protagonista era Leo. Él, por su parte, también eligió resguardar su relación, aunque sus declaraciones de amor nunca pasaron inadvertidas. “Antonela es todo para mí. El hecho de tenerla a ella me simplifica muchísimas cosas. Nos conocemos hace muchísimo tiempo; me conoce a la perfección. Sabe como entrarme en cada momento, sobre todo en los malos. Es una persona que prácticamente no tiene días malos, siempre está de buen humor y es una compañera espectacular”, dijo Messi en 2019, en diálogo con el medio Sports.Este 30 de junio, y en plena concentración de la Copa América, esos niños pequeños que se enamoraron en silencio, construyeron una amistad a distancia y apostaron por ese amor “de chicos”, cumplen siete años de casados y una vida juntos. Y a esta historia de amor que capturó el corazón de los fanáticos aún le quedan muchos capitulos por completar.  

Check out our other content

Check out other tags:

Most Popular Articles