19.9 C
Los Angeles
domingo, julio 14, 2024

Lejos del ruido y de las necesidades oficiales, el productor resguarda el “valor” de su soja

DAVID RAUDALES BLOGLejos del ruido y de las necesidades oficiales, el productor resguarda el “valor” de su soja

Ajustando el volumen de producción de soja y de maíz conforme va finalizando la cosecha, y actualizando los precios de exportación, hoy los productores están sentados arriba de US$17.100 millones. La cifra surge de un volumen de soja sin vender de 35 millones de toneladas, de los cuales 26,4 millones son soja física en poder de los productores y 8,6 millones de toneladas soja con entrega y pendiente de fijar. En termino de divisas, los productores tienen soja sin negociar por el equivalente de US$15.700 millones.

En el caso del maíz, si bien falta cosechar el 50% de la superficie total, los productores ya vendieron 28,2 millones de toneladas, de un saldo exportable estimado en 34 millones de toneladas. De las ventas totales los agricultores ya negociaron 20,4 millones de toneladas a precio y le quedan 1,5 millones a fijar. Del volumen de maíz que resta cosechar, se estima que 5,7 millones de toneladas serán destinados a la exportación como grano. En termino de divisas, equivalen a US$1400 millones.

Anuncio: el Banco Central resolvió no renovar la resolución que encareció el crédito a los productores de soja

Respecto de la relevancia para el futuro ingreso de divisas no hay dudas que la soja es hoy la “joya de la abuela” y el principal producto que tiene en jaque al Gobierno. Para incentivar a los productores a vender su soja el Ministerio de Economía analiza una devaluación acotada y una baja del impuesto PAIS. Se considera que el organismo prepara los anuncios para luego de la sanción de la Ley Bases.

En detalle, el ministro de Economía, Luis Caputo, analiza bajar el impuesto PAIS del 17,5 al 7,5%, de acuerdo con fuentes cercanas al Ministerio. En caso que se pueda lograr la baja de ese impuesto habrá automáticamente un impacto directo en la suba del dólar oficial en una proporción que equivale a esos 10 puntos de quita. Al subir el tipo de cambio oficial se baja en la misma proporción el porcentaje de dólar blend que liquidan los exportadores.

Todo indica que una vez sancionada la Ley Bases el Gobierno va en camino de cumplir con las exigencias del FMI, esto es, devaluación, eliminación del impuesto PAIS y del dólar blend y, en una mirada mucho más optimista, de lograr la unificación del tipo de cambio.

De esta forma el Gobierno busca mejorar el tipo de cambio para inducir a los productores a vender su soja, pero la realidad es muy distinta a la voluntad y a las necesidades del Gobierno. El productor es muy intuitivo, y en ese sentido, se confirma que no venderá más soja aun mejorando el tipo de cambio, dado que su objetivo de venta está fijado para cuando el Gobierno libere el cepo totalmente.

Caída de ventas: en las multinacionales de la maquinaria agrícola viven uno de los momentos más “desafiantes” en 50 años

Volvemos a insistir con la cultura y con la posición histórica de los productores. En tiempos de incertidumbre política y económica como el actual, el productor va a vender únicamente el volumen necesario y en el momento en que lo requiera para cubrir sus compromisos de pago de deudas, planes de canje, vencimientos de tarjetas rurales y para el pago de servicios de flete y de cosecha.

Se estima que de los US$17.100 millones hoy en manos de los productores, unos US$6000 millones quedarán a la expectativa de lo que ocurra con la salida del cepo. A menos que el Gobierno decida salir del cepo más pronto que tarde, los productores tendrán la paciencia suficiente para esperar ese momento.

El autor es presidente de Pablo Adreani y Asociados

Ajustando el volumen de producción de soja y de maíz conforme va finalizando la cosecha, y actualizando los precios de exportación, hoy los productores están sentados arriba de US$17.100 millones. La cifra surge de un volumen de soja sin vender de 35 millones de toneladas, de los cuales 26,4 millones son soja física en poder de los productores y 8,6 millones de toneladas soja con entrega y pendiente de fijar. En termino de divisas, los productores tienen soja sin negociar por el equivalente de US$15.700 millones.

En el caso del maíz, si bien falta cosechar el 50% de la superficie total, los productores ya vendieron 28,2 millones de toneladas, de un saldo exportable estimado en 34 millones de toneladas. De las ventas totales los agricultores ya negociaron 20,4 millones de toneladas a precio y le quedan 1,5 millones a fijar. Del volumen de maíz que resta cosechar, se estima que 5,7 millones de toneladas serán destinados a la exportación como grano. En termino de divisas, equivalen a US$1400 millones.

Anuncio: el Banco Central resolvió no renovar la resolución que encareció el crédito a los productores de soja

Respecto de la relevancia para el futuro ingreso de divisas no hay dudas que la soja es hoy la “joya de la abuela” y el principal producto que tiene en jaque al Gobierno. Para incentivar a los productores a vender su soja el Ministerio de Economía analiza una devaluación acotada y una baja del impuesto PAIS. Se considera que el organismo prepara los anuncios para luego de la sanción de la Ley Bases.

En detalle, el ministro de Economía, Luis Caputo, analiza bajar el impuesto PAIS del 17,5 al 7,5%, de acuerdo con fuentes cercanas al Ministerio. En caso que se pueda lograr la baja de ese impuesto habrá automáticamente un impacto directo en la suba del dólar oficial en una proporción que equivale a esos 10 puntos de quita. Al subir el tipo de cambio oficial se baja en la misma proporción el porcentaje de dólar blend que liquidan los exportadores.

Todo indica que una vez sancionada la Ley Bases el Gobierno va en camino de cumplir con las exigencias del FMI, esto es, devaluación, eliminación del impuesto PAIS y del dólar blend y, en una mirada mucho más optimista, de lograr la unificación del tipo de cambio.

De esta forma el Gobierno busca mejorar el tipo de cambio para inducir a los productores a vender su soja, pero la realidad es muy distinta a la voluntad y a las necesidades del Gobierno. El productor es muy intuitivo, y en ese sentido, se confirma que no venderá más soja aun mejorando el tipo de cambio, dado que su objetivo de venta está fijado para cuando el Gobierno libere el cepo totalmente.

Caída de ventas: en las multinacionales de la maquinaria agrícola viven uno de los momentos más “desafiantes” en 50 años

Volvemos a insistir con la cultura y con la posición histórica de los productores. En tiempos de incertidumbre política y económica como el actual, el productor va a vender únicamente el volumen necesario y en el momento en que lo requiera para cubrir sus compromisos de pago de deudas, planes de canje, vencimientos de tarjetas rurales y para el pago de servicios de flete y de cosecha.

Se estima que de los US$17.100 millones hoy en manos de los productores, unos US$6000 millones quedarán a la expectativa de lo que ocurra con la salida del cepo. A menos que el Gobierno decida salir del cepo más pronto que tarde, los productores tendrán la paciencia suficiente para esperar ese momento.

El autor es presidente de Pablo Adreani y Asociados

 Ajustando el volumen de producción de soja y de maíz conforme va finalizando la cosecha, y actualizando los precios de exportación, hoy los productores están sentados arriba de US$17.100 millones. La cifra surge de un volumen de soja sin vender de 35 millones de toneladas, de los cuales 26,4 millones son soja física en poder de los productores y 8,6 millones de toneladas soja con entrega y pendiente de fijar. En termino de divisas, los productores tienen soja sin negociar por el equivalente de US$15.700 millones.En el caso del maíz, si bien falta cosechar el 50% de la superficie total, los productores ya vendieron 28,2 millones de toneladas, de un saldo exportable estimado en 34 millones de toneladas. De las ventas totales los agricultores ya negociaron 20,4 millones de toneladas a precio y le quedan 1,5 millones a fijar. Del volumen de maíz que resta cosechar, se estima que 5,7 millones de toneladas serán destinados a la exportación como grano. En termino de divisas, equivalen a US$1400 millones.Anuncio: el Banco Central resolvió no renovar la resolución que encareció el crédito a los productores de sojaRespecto de la relevancia para el futuro ingreso de divisas no hay dudas que la soja es hoy la “joya de la abuela” y el principal producto que tiene en jaque al Gobierno. Para incentivar a los productores a vender su soja el Ministerio de Economía analiza una devaluación acotada y una baja del impuesto PAIS. Se considera que el organismo prepara los anuncios para luego de la sanción de la Ley Bases.En detalle, el ministro de Economía, Luis Caputo, analiza bajar el impuesto PAIS del 17,5 al 7,5%, de acuerdo con fuentes cercanas al Ministerio. En caso que se pueda lograr la baja de ese impuesto habrá automáticamente un impacto directo en la suba del dólar oficial en una proporción que equivale a esos 10 puntos de quita. Al subir el tipo de cambio oficial se baja en la misma proporción el porcentaje de dólar blend que liquidan los exportadores.Todo indica que una vez sancionada la Ley Bases el Gobierno va en camino de cumplir con las exigencias del FMI, esto es, devaluación, eliminación del impuesto PAIS y del dólar blend y, en una mirada mucho más optimista, de lograr la unificación del tipo de cambio.De esta forma el Gobierno busca mejorar el tipo de cambio para inducir a los productores a vender su soja, pero la realidad es muy distinta a la voluntad y a las necesidades del Gobierno. El productor es muy intuitivo, y en ese sentido, se confirma que no venderá más soja aun mejorando el tipo de cambio, dado que su objetivo de venta está fijado para cuando el Gobierno libere el cepo totalmente.Caída de ventas: en las multinacionales de la maquinaria agrícola viven uno de los momentos más “desafiantes” en 50 añosVolvemos a insistir con la cultura y con la posición histórica de los productores. En tiempos de incertidumbre política y económica como el actual, el productor va a vender únicamente el volumen necesario y en el momento en que lo requiera para cubrir sus compromisos de pago de deudas, planes de canje, vencimientos de tarjetas rurales y para el pago de servicios de flete y de cosecha.Se estima que de los US$17.100 millones hoy en manos de los productores, unos US$6000 millones quedarán a la expectativa de lo que ocurra con la salida del cepo. A menos que el Gobierno decida salir del cepo más pronto que tarde, los productores tendrán la paciencia suficiente para esperar ese momento.El autor es presidente de Pablo Adreani y Asociados  

Check out our other content

Check out other tags:

Most Popular Articles