25 C
Los Angeles
miércoles, julio 17, 2024

Feed suspended! Please contact the owner.

Inoreader Pro plan is required to export...

“Ha llegado lo que Honduras y su democracia anhela”

Tras la llegada y juramentación del diputado,...

La búsqueda de Loan: las dudas de los investigadores con la sorpresiva declaración de la tía del niño desaparecido

DAVID RAUDALES BLOGLa búsqueda de Loan: las dudas de los investigadores con la sorpresiva declaración de la tía del niño desaparecido

¿Por qué Laudelina Peña, la tía de Loan, el niño que fue visto por última vez hace 16 días, decidió hablar de forma imprevista y afirmar que su sobrino murió atropellado y que el cuerpo fue enterrado en el monte? ¿La decisión de romper el silencio tiene relación con el secuestro de su teléfono celular y la posibilidad de que en el peritaje tecnológico se descubriera información que hasta el momento había ocultado? ¿Su testimonio está vinculado a los rastrillajes que en las próximas horas comenzarán en el paraje El Algarrobal, la zona rural de Nueve de Julio, Corrientes, donde se perdió el rastro del niño? ¿Por qué se presentó ante representantes del Ministerio Público correntino y no con los fiscales federales que tienen a su cargo la investigación?

Son todas dudas que tienen el fiscal federal de Goya, Mariano De Guzmán, y sus colegas Marcelo Colombo y Alejandra Mángano, a cargo de la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (Protex), funcionarios que quedaron a cargo de la investigación después de que, desde el Ministerio Público de Corrientes, surgiera la hipótesis de que Loan había sido capturado con fines de explotación, y que esperan resolver en las próximas horas, según pudo saber LA NACION de fuentes judiciales.

La declaración de la tía de Loan tomó por sorpresa a los detectives judiciales que tienen a su cargo la investigación de la desaparición del niño de cinco años. Recién, después del mediodía, cuando parte del testimonio ya había sido reproducido por los medios de comunicación, los representantes del Ministerio Público Fiscal tuvieron acceso a lo que dijo, bajo juramento de decir la verdad, Laudelina Peña.

“Ahora, el testimonio de la tía de Loan será analizado punto por punto por los fiscales De Guzmán, Mángano y Colombo para determinar la veracidad de la declaración. Fue llamativo que decidiera presentarse ante funcionarios que no están a cargo de la investigación y que lo haya hecho pocas horas después del secuestro de su teléfono celular”, afirmó a LA NACION una fuente con acceso al expediente.

La tía del niño desaparecido dijo que su sobrino no se perdió y que tampoco fue capturado. Sostuvo que Loan fue atropellado por el capitán de navío (R) Carlos Guido Pérez, quien manejaba una camioneta Ford Ranger blanca. El marino retirado estaba acompañado de su esposa, la por entonces funcionaria municipal de Nueve de Julio, María Victoria Caillava.

“Peña sostuvo que escuchó un ruido y que observó a Pérez descender de la camioneta y cargar a Loan en la caja. Afirmó que el niño fue enterrado, pero no dijo dónde”, contó una fuente al tanto de la declaración de la tía de Loan.

De acuerdo a lo expresado por la tía de Loan, la misma tarde que atropellaron y mataron al niño, de cinco años, Caillava amenazó con matarla si no decía que el pequeño se había perdido en el campo y si no plantaba el botín para encubrir el crimen.

La acusación de Laudelina contra el matrimonio integrado por Caillava y Pérez se consignó en una denuncia que realizó durante la madrugada en la fiscalía de Investigaciones Complejas, de Corrientes, a cargo del fiscal Gustavo Robineau.

“Caillava me trajo el botín de Loan y me dijo que me iba a matar si no lo ponía en campo”, sostuvo la mujer ante Robineau.

Este punto no entraría en duda para los fiscales De Guzmán, Colombo y Mángano porque, según informaron a LA NACION fuentes judiciales, los representantes del Ministerio Público tenían indicios de que había sido la tía de Loan la que había plantado el botín del niño a partir de información que habían recopilado en las últimas horas.

¿Por qué Laudelina Peña, la tía de Loan, el niño que fue visto por última vez hace 16 días, decidió hablar de forma imprevista y afirmar que su sobrino murió atropellado y que el cuerpo fue enterrado en el monte? ¿La decisión de romper el silencio tiene relación con el secuestro de su teléfono celular y la posibilidad de que en el peritaje tecnológico se descubriera información que hasta el momento había ocultado? ¿Su testimonio está vinculado a los rastrillajes que en las próximas horas comenzarán en el paraje El Algarrobal, la zona rural de Nueve de Julio, Corrientes, donde se perdió el rastro del niño? ¿Por qué se presentó ante representantes del Ministerio Público correntino y no con los fiscales federales que tienen a su cargo la investigación?

Son todas dudas que tienen el fiscal federal de Goya, Mariano De Guzmán, y sus colegas Marcelo Colombo y Alejandra Mángano, a cargo de la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (Protex), funcionarios que quedaron a cargo de la investigación después de que, desde el Ministerio Público de Corrientes, surgiera la hipótesis de que Loan había sido capturado con fines de explotación, y que esperan resolver en las próximas horas, según pudo saber LA NACION de fuentes judiciales.

La declaración de la tía de Loan tomó por sorpresa a los detectives judiciales que tienen a su cargo la investigación de la desaparición del niño de cinco años. Recién, después del mediodía, cuando parte del testimonio ya había sido reproducido por los medios de comunicación, los representantes del Ministerio Público Fiscal tuvieron acceso a lo que dijo, bajo juramento de decir la verdad, Laudelina Peña.

“Ahora, el testimonio de la tía de Loan será analizado punto por punto por los fiscales De Guzmán, Mángano y Colombo para determinar la veracidad de la declaración. Fue llamativo que decidiera presentarse ante funcionarios que no están a cargo de la investigación y que lo haya hecho pocas horas después del secuestro de su teléfono celular”, afirmó a LA NACION una fuente con acceso al expediente.

La tía del niño desaparecido dijo que su sobrino no se perdió y que tampoco fue capturado. Sostuvo que Loan fue atropellado por el capitán de navío (R) Carlos Guido Pérez, quien manejaba una camioneta Ford Ranger blanca. El marino retirado estaba acompañado de su esposa, la por entonces funcionaria municipal de Nueve de Julio, María Victoria Caillava.

“Peña sostuvo que escuchó un ruido y que observó a Pérez descender de la camioneta y cargar a Loan en la caja. Afirmó que el niño fue enterrado, pero no dijo dónde”, contó una fuente al tanto de la declaración de la tía de Loan.

De acuerdo a lo expresado por la tía de Loan, la misma tarde que atropellaron y mataron al niño, de cinco años, Caillava amenazó con matarla si no decía que el pequeño se había perdido en el campo y si no plantaba el botín para encubrir el crimen.

La acusación de Laudelina contra el matrimonio integrado por Caillava y Pérez se consignó en una denuncia que realizó durante la madrugada en la fiscalía de Investigaciones Complejas, de Corrientes, a cargo del fiscal Gustavo Robineau.

“Caillava me trajo el botín de Loan y me dijo que me iba a matar si no lo ponía en campo”, sostuvo la mujer ante Robineau.

Este punto no entraría en duda para los fiscales De Guzmán, Colombo y Mángano porque, según informaron a LA NACION fuentes judiciales, los representantes del Ministerio Público tenían indicios de que había sido la tía de Loan la que había plantado el botín del niño a partir de información que habían recopilado en las últimas horas.

 ¿Por qué Laudelina Peña, la tía de Loan, el niño que fue visto por última vez hace 16 días, decidió hablar de forma imprevista y afirmar que su sobrino murió atropellado y que el cuerpo fue enterrado en el monte? ¿La decisión de romper el silencio tiene relación con el secuestro de su teléfono celular y la posibilidad de que en el peritaje tecnológico se descubriera información que hasta el momento había ocultado? ¿Su testimonio está vinculado a los rastrillajes que en las próximas horas comenzarán en el paraje El Algarrobal, la zona rural de Nueve de Julio, Corrientes, donde se perdió el rastro del niño? ¿Por qué se presentó ante representantes del Ministerio Público correntino y no con los fiscales federales que tienen a su cargo la investigación?Son todas dudas que tienen el fiscal federal de Goya, Mariano De Guzmán, y sus colegas Marcelo Colombo y Alejandra Mángano, a cargo de la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (Protex), funcionarios que quedaron a cargo de la investigación después de que, desde el Ministerio Público de Corrientes, surgiera la hipótesis de que Loan había sido capturado con fines de explotación, y que esperan resolver en las próximas horas, según pudo saber LA NACION de fuentes judiciales.La declaración de la tía de Loan tomó por sorpresa a los detectives judiciales que tienen a su cargo la investigación de la desaparición del niño de cinco años. Recién, después del mediodía, cuando parte del testimonio ya había sido reproducido por los medios de comunicación, los representantes del Ministerio Público Fiscal tuvieron acceso a lo que dijo, bajo juramento de decir la verdad, Laudelina Peña.“Ahora, el testimonio de la tía de Loan será analizado punto por punto por los fiscales De Guzmán, Mángano y Colombo para determinar la veracidad de la declaración. Fue llamativo que decidiera presentarse ante funcionarios que no están a cargo de la investigación y que lo haya hecho pocas horas después del secuestro de su teléfono celular”, afirmó a LA NACION una fuente con acceso al expediente.La tía del niño desaparecido dijo que su sobrino no se perdió y que tampoco fue capturado. Sostuvo que Loan fue atropellado por el capitán de navío (R) Carlos Guido Pérez, quien manejaba una camioneta Ford Ranger blanca. El marino retirado estaba acompañado de su esposa, la por entonces funcionaria municipal de Nueve de Julio, María Victoria Caillava.“Peña sostuvo que escuchó un ruido y que observó a Pérez descender de la camioneta y cargar a Loan en la caja. Afirmó que el niño fue enterrado, pero no dijo dónde”, contó una fuente al tanto de la declaración de la tía de Loan.De acuerdo a lo expresado por la tía de Loan, la misma tarde que atropellaron y mataron al niño, de cinco años, Caillava amenazó con matarla si no decía que el pequeño se había perdido en el campo y si no plantaba el botín para encubrir el crimen.La acusación de Laudelina contra el matrimonio integrado por Caillava y Pérez se consignó en una denuncia que realizó durante la madrugada en la fiscalía de Investigaciones Complejas, de Corrientes, a cargo del fiscal Gustavo Robineau.“Caillava me trajo el botín de Loan y me dijo que me iba a matar si no lo ponía en campo”, sostuvo la mujer ante Robineau.Este punto no entraría en duda para los fiscales De Guzmán, Colombo y Mángano porque, según informaron a LA NACION fuentes judiciales, los representantes del Ministerio Público tenían indicios de que había sido la tía de Loan la que había plantado el botín del niño a partir de información que habían recopilado en las últimas horas.  

Check out our other content

Check out other tags:

Most Popular Articles