17.8 C
Los Angeles
viernes, julio 19, 2024

Feed suspended! Please contact the owner.

Inoreader Pro plan is required to export...

“Ha llegado lo que Honduras y su democracia anhela”

Tras la llegada y juramentación del diputado,...

En otro gesto de distancia con el Gobierno, Pullaro respaldó a Lousteau y pidió que la UCR construya una alternativa de poder

DAVID RAUDALES BLOGEn otro gesto de distancia con el Gobierno, Pullaro respaldó a Lousteau y pidió que la UCR construya una alternativa de poder

Tras la sanción de las leyes económicas en el Congreso, el gobernador de Santa Fe, Maximiliano Pullaro, se mostró junto al senador nacional y titular la Unión Cívica Radical (UCR), Martín Lousteau, uno de los opositores más críticos del gobierno de Javier Milei.

Pullaro recibió a Lousteau en Santa Fe, donde se desarrolla una cumbre de organizaciones radicales. Se trata de una nueva señal de hostilidad que le dedica el mandatario radical a la Casa Rosada, después de que le reclamara al Presidente por la reactivación de las obras de infraestructura, en pleno discurso por el acto del Día de la Bandera, o se mostrara con sus pares de Córdoba y Entre Ríos para advertir al Ejecutivo nacional sobre las deudas con las cajas previsionales de esas provincias.

Hasta ahora, Pullaro había hecho equilibrio entre la posición más cooperativa con el oficialismo que lucieron el resto de los gobernadores de la UCR durante el tratamiento de las reformas de Milei en el Congreso y la postura combativa que exhibió Lousteau, su aliado a nivel partidario, en el Senado para rebatir las propuestas de los libertarios.

“Creo en las ideas que representamos y, como militantes, estamos convencidos que nuestro desafío es que nuestro partido construya poder para llevar a cabo la transformación y para eso es fundamental el poder del partido. Acá gobierna la UCR, que tomó la decisión de marchar en unidad y con una coalición para transformar la realidad”, puntualizó Pullaro a lo largo de su discurso. No obstante, el mandatario encabeza una coalición amplia, que incluye al socialismo, Pro y otras fuerzas con presencia en el territorio de Santa Fe.

Pullaro recibió a Lousteau, habló y se retiró del acto partidario para cumplir con compromisos vinculados a la gestión. A su turno, el jefe del UCR, que se convirtió en un blanco de las críticas, sobre todo, del ala conservadora y liberal del radicalismo que encabezan Alfredo Cornejo y Gustavo Valdés, por su resistencia a colaborar con el Gobierno en el Congreso, le dedicó una batería de elogios a Pullaro. El mandatario se había desmarcado hace un puñado de semanas de sus pares de JxC, quienes promovieron un comunicado para pedir que el Senado aprobara la Ley Bases y el paquete fiscal.

“Nosotros no podemos tener miedo a competir, no podemos tener miedo a perder por nuestras ideas y después no podemos tener miedo de gestionar defendiendo nuestras ideas, Maxi Pullaro y el radicalismo de Santa Fe es un ejemplo de todo eso”, señaló Lousteau, quien apuesta a construir un espacio de centro con sectores del peronismo para conformar una alternativa a Milei.

En ese sentido, Pullaro ya dio pasos clave: tendió puentes con Axel Kicillof, con quien firmó un acuerdo para recibir patrulleros de Buenos Aires para combatir el narcotráfico, cerró filas con Martín Llaryora, sucesor de Juan Schiaretti en Córdoba, y difundió una foto junto a su amigo, Leandro Santoro, referente de Unión por la Patria en la Capital. Santoro explora un pacto con Lousteau para converger en un polo opositor a Milei y Mauricio Macri en 2025 en el bastión de Pro.

También participaron del acto Inés Brizuela y Doria y el titular del radicalismo local, Felipe Michlig. Además, concurrieron referentes de la Juventud Radical, la Franja Morada, la Organización de Trabajadores Radicales, UCR Diversidad y el Foro de Intendentes que sesionarán durante todo el sábado.

Lousteau celebró que el cónclave radical se haya realizado en Santa Fe, terruño de su socio político. “Santa Fe es el emblema del federalismo productivo y es el ejemplo de cómo se puede transformar algo que parecía una pelea desigual para demostrar a la sociedad, que este es un partido que tiene coraje que tiene dirigente con coraje como Maxi y a partir de construir esa identidad, gestionar bien”, subrayó.

A su vez, llamó a la unidad del radicalismo, que arrastra los principales déficits que le impidieron plantar un candidato a presidente en la campaña electoral de 2023, como las divisiones internas y la falta de un liderazgo claro. Tras la sanción de las reformas de Milei en el Congreso, sus figuras comienzan a moverse con la mira en 2025. Por caso, Facundo Manes reaparecerá la semana próxima en Lanús, uno de los distritos más populosos del conurbano. El año próximo Manes aspira a volver a probarse en las urnas bajo el paraguas de un espacio heterogéneo, que incluya a dirigentes de extracción peronista.

“Santa Fe es el ejemplo para tener un futuro presidente radical en la Argentina”, remató Lousteau.

Tras la sanción de las leyes económicas en el Congreso, el gobernador de Santa Fe, Maximiliano Pullaro, se mostró junto al senador nacional y titular la Unión Cívica Radical (UCR), Martín Lousteau, uno de los opositores más críticos del gobierno de Javier Milei.

Pullaro recibió a Lousteau en Santa Fe, donde se desarrolla una cumbre de organizaciones radicales. Se trata de una nueva señal de hostilidad que le dedica el mandatario radical a la Casa Rosada, después de que le reclamara al Presidente por la reactivación de las obras de infraestructura, en pleno discurso por el acto del Día de la Bandera, o se mostrara con sus pares de Córdoba y Entre Ríos para advertir al Ejecutivo nacional sobre las deudas con las cajas previsionales de esas provincias.

Hasta ahora, Pullaro había hecho equilibrio entre la posición más cooperativa con el oficialismo que lucieron el resto de los gobernadores de la UCR durante el tratamiento de las reformas de Milei en el Congreso y la postura combativa que exhibió Lousteau, su aliado a nivel partidario, en el Senado para rebatir las propuestas de los libertarios.

“Creo en las ideas que representamos y, como militantes, estamos convencidos que nuestro desafío es que nuestro partido construya poder para llevar a cabo la transformación y para eso es fundamental el poder del partido. Acá gobierna la UCR, que tomó la decisión de marchar en unidad y con una coalición para transformar la realidad”, puntualizó Pullaro a lo largo de su discurso. No obstante, el mandatario encabeza una coalición amplia, que incluye al socialismo, Pro y otras fuerzas con presencia en el territorio de Santa Fe.

Pullaro recibió a Lousteau, habló y se retiró del acto partidario para cumplir con compromisos vinculados a la gestión. A su turno, el jefe del UCR, que se convirtió en un blanco de las críticas, sobre todo, del ala conservadora y liberal del radicalismo que encabezan Alfredo Cornejo y Gustavo Valdés, por su resistencia a colaborar con el Gobierno en el Congreso, le dedicó una batería de elogios a Pullaro. El mandatario se había desmarcado hace un puñado de semanas de sus pares de JxC, quienes promovieron un comunicado para pedir que el Senado aprobara la Ley Bases y el paquete fiscal.

“Nosotros no podemos tener miedo a competir, no podemos tener miedo a perder por nuestras ideas y después no podemos tener miedo de gestionar defendiendo nuestras ideas, Maxi Pullaro y el radicalismo de Santa Fe es un ejemplo de todo eso”, señaló Lousteau, quien apuesta a construir un espacio de centro con sectores del peronismo para conformar una alternativa a Milei.

En ese sentido, Pullaro ya dio pasos clave: tendió puentes con Axel Kicillof, con quien firmó un acuerdo para recibir patrulleros de Buenos Aires para combatir el narcotráfico, cerró filas con Martín Llaryora, sucesor de Juan Schiaretti en Córdoba, y difundió una foto junto a su amigo, Leandro Santoro, referente de Unión por la Patria en la Capital. Santoro explora un pacto con Lousteau para converger en un polo opositor a Milei y Mauricio Macri en 2025 en el bastión de Pro.

También participaron del acto Inés Brizuela y Doria y el titular del radicalismo local, Felipe Michlig. Además, concurrieron referentes de la Juventud Radical, la Franja Morada, la Organización de Trabajadores Radicales, UCR Diversidad y el Foro de Intendentes que sesionarán durante todo el sábado.

Lousteau celebró que el cónclave radical se haya realizado en Santa Fe, terruño de su socio político. “Santa Fe es el emblema del federalismo productivo y es el ejemplo de cómo se puede transformar algo que parecía una pelea desigual para demostrar a la sociedad, que este es un partido que tiene coraje que tiene dirigente con coraje como Maxi y a partir de construir esa identidad, gestionar bien”, subrayó.

A su vez, llamó a la unidad del radicalismo, que arrastra los principales déficits que le impidieron plantar un candidato a presidente en la campaña electoral de 2023, como las divisiones internas y la falta de un liderazgo claro. Tras la sanción de las reformas de Milei en el Congreso, sus figuras comienzan a moverse con la mira en 2025. Por caso, Facundo Manes reaparecerá la semana próxima en Lanús, uno de los distritos más populosos del conurbano. El año próximo Manes aspira a volver a probarse en las urnas bajo el paraguas de un espacio heterogéneo, que incluya a dirigentes de extracción peronista.

“Santa Fe es el ejemplo para tener un futuro presidente radical en la Argentina”, remató Lousteau.

 Tras la sanción de las leyes económicas en el Congreso, el gobernador de Santa Fe, Maximiliano Pullaro, se mostró junto al senador nacional y titular la Unión Cívica Radical (UCR), Martín Lousteau, uno de los opositores más críticos del gobierno de Javier Milei.Pullaro recibió a Lousteau en Santa Fe, donde se desarrolla una cumbre de organizaciones radicales. Se trata de una nueva señal de hostilidad que le dedica el mandatario radical a la Casa Rosada, después de que le reclamara al Presidente por la reactivación de las obras de infraestructura, en pleno discurso por el acto del Día de la Bandera, o se mostrara con sus pares de Córdoba y Entre Ríos para advertir al Ejecutivo nacional sobre las deudas con las cajas previsionales de esas provincias.Hasta ahora, Pullaro había hecho equilibrio entre la posición más cooperativa con el oficialismo que lucieron el resto de los gobernadores de la UCR durante el tratamiento de las reformas de Milei en el Congreso y la postura combativa que exhibió Lousteau, su aliado a nivel partidario, en el Senado para rebatir las propuestas de los libertarios.“Creo en las ideas que representamos y, como militantes, estamos convencidos que nuestro desafío es que nuestro partido construya poder para llevar a cabo la transformación y para eso es fundamental el poder del partido. Acá gobierna la UCR, que tomó la decisión de marchar en unidad y con una coalición para transformar la realidad”, puntualizó Pullaro a lo largo de su discurso. No obstante, el mandatario encabeza una coalición amplia, que incluye al socialismo, Pro y otras fuerzas con presencia en el territorio de Santa Fe.Pullaro recibió a Lousteau, habló y se retiró del acto partidario para cumplir con compromisos vinculados a la gestión. A su turno, el jefe del UCR, que se convirtió en un blanco de las críticas, sobre todo, del ala conservadora y liberal del radicalismo que encabezan Alfredo Cornejo y Gustavo Valdés, por su resistencia a colaborar con el Gobierno en el Congreso, le dedicó una batería de elogios a Pullaro. El mandatario se había desmarcado hace un puñado de semanas de sus pares de JxC, quienes promovieron un comunicado para pedir que el Senado aprobara la Ley Bases y el paquete fiscal.“Nosotros no podemos tener miedo a competir, no podemos tener miedo a perder por nuestras ideas y después no podemos tener miedo de gestionar defendiendo nuestras ideas, Maxi Pullaro y el radicalismo de Santa Fe es un ejemplo de todo eso”, señaló Lousteau, quien apuesta a construir un espacio de centro con sectores del peronismo para conformar una alternativa a Milei.En ese sentido, Pullaro ya dio pasos clave: tendió puentes con Axel Kicillof, con quien firmó un acuerdo para recibir patrulleros de Buenos Aires para combatir el narcotráfico, cerró filas con Martín Llaryora, sucesor de Juan Schiaretti en Córdoba, y difundió una foto junto a su amigo, Leandro Santoro, referente de Unión por la Patria en la Capital. Santoro explora un pacto con Lousteau para converger en un polo opositor a Milei y Mauricio Macri en 2025 en el bastión de Pro.También participaron del acto Inés Brizuela y Doria y el titular del radicalismo local, Felipe Michlig. Además, concurrieron referentes de la Juventud Radical, la Franja Morada, la Organización de Trabajadores Radicales, UCR Diversidad y el Foro de Intendentes que sesionarán durante todo el sábado.Lousteau celebró que el cónclave radical se haya realizado en Santa Fe, terruño de su socio político. “Santa Fe es el emblema del federalismo productivo y es el ejemplo de cómo se puede transformar algo que parecía una pelea desigual para demostrar a la sociedad, que este es un partido que tiene coraje que tiene dirigente con coraje como Maxi y a partir de construir esa identidad, gestionar bien”, subrayó.A su vez, llamó a la unidad del radicalismo, que arrastra los principales déficits que le impidieron plantar un candidato a presidente en la campaña electoral de 2023, como las divisiones internas y la falta de un liderazgo claro. Tras la sanción de las reformas de Milei en el Congreso, sus figuras comienzan a moverse con la mira en 2025. Por caso, Facundo Manes reaparecerá la semana próxima en Lanús, uno de los distritos más populosos del conurbano. El año próximo Manes aspira a volver a probarse en las urnas bajo el paraguas de un espacio heterogéneo, que incluya a dirigentes de extracción peronista.“Santa Fe es el ejemplo para tener un futuro presidente radical en la Argentina”, remató Lousteau.  

Check out our other content

Check out other tags:

Most Popular Articles