26.9 C
Los Angeles
martes, julio 16, 2024

Thomas Crooks practicó tiro antes de intentar matar a Donald Trump

Thomas Crooks, el joven que intentó asesinar...

Arabia Saudí anuncia la construcción de un estadio futurista inspirado en un oasis

La empresa saudí ‘New Al Murabba Development’...

Florentino Pérez: «Mbappé cumple el sueño de su vida»

El presidente del Real Madrid, Florentino Pérez,...

El Barça no puede salvar a Ansu Fati

DAVID RAUDALES BLOGEl Barça no puede salvar a Ansu Fati

Ansu Fati fue, tal vez, el canterano que más ilusionó en el Barça en los últimos años. Su irrupción fue tan brutal que muchos le compararon como el nuevo Messi del futuro guardando las distancias por sus diferentes características. Nunca antes un chaval de su edad se había mostrado tan determinante tanto en el Barça como en la selección, pero una maldita lesión de rodilla comenzó a truncar su futuro.

Eso y algunas malas decisiones que han ido lastrando su carrera hasta dejarle en zona de nadie. El Barça intentó recuperarle pero acabó abriéndole la puerta y, hoy por hoy, no cuenta. Tanto es así que en el área deportiva estarían abiertos incluso a recibir una propuesta baja y razonable para finiquitar su contrato hasta el 2026 dando por acabada su vinculación con el club blaugrana. Es una pena, pero ya el verano pasado le dejaron salir con la esperanza de que triunfase fuera aunque ya no hay excusa posible a pesar de que sea una pena.

Ansi quería minutos en el Barça de Xavi y no los tuvo y quería volver este verano mucho más fuerte al club pero no ha podido ser. Su aura es tan grande que una de las primeras cosas que preguntó Hansi Flick sobre la plantilla fue lo que había sucedido con el delantero. El entrenador alemán está dispuesto a llevárselo de pretemporada y hacerle jugar, pero tiene claro que aquí ya va a tener pocas oportunidades de presente y de futuro. Le pondrán en el escaparate y habrá que ver dónde acaba colocándole Jorge Mendes, un agente que apostó por muy fuerte con él y que no se da por vencido.

Ansu necesita una nueva oportunidad lejos de aquí. Sin tantos focos y tensiones y mejor si es en la liga española. Volver a sentirse futbolista y probarse en algún equipo en el que sea su máxima estrella. Hay muchos clubs que han preguntado por él y al Barça no le va a quedar otra que aceptar la propuesta que elija el propio jugador para intentar que haga un año completo y pueda ser vendido en el futuro. El nuevo Ansu es Lamine Yamal, el futbolista que sí será la gran apuesta de futuro del club. Por favor, no lo quemen.

Ansu Fati fue, tal vez, el canterano que más ilusionó en el Barça en los últimos años. Su irrupción fue tan brutal que muchos le compararon como el nuevo Messi del futuro guardando las distancias por sus diferentes características. Nunca antes un chaval de su edad se había mostrado tan determinante tanto en el Barça como en la selección, pero una maldita lesión de rodilla comenzó a truncar su futuro.

Eso y algunas malas decisiones que han ido lastrando su carrera hasta dejarle en zona de nadie. El Barça intentó recuperarle pero acabó abriéndole la puerta y, hoy por hoy, no cuenta. Tanto es así que en el área deportiva estarían abiertos incluso a recibir una propuesta baja y razonable para finiquitar su contrato hasta el 2026 dando por acabada su vinculación con el club blaugrana. Es una pena, pero ya el verano pasado le dejaron salir con la esperanza de que triunfase fuera aunque ya no hay excusa posible a pesar de que sea una pena.

Ansi quería minutos en el Barça de Xavi y no los tuvo y quería volver este verano mucho más fuerte al club pero no ha podido ser. Su aura es tan grande que una de las primeras cosas que preguntó Hansi Flick sobre la plantilla fue lo que había sucedido con el delantero. El entrenador alemán está dispuesto a llevárselo de pretemporada y hacerle jugar, pero tiene claro que aquí ya va a tener pocas oportunidades de presente y de futuro. Le pondrán en el escaparate y habrá que ver dónde acaba colocándole Jorge Mendes, un agente que apostó por muy fuerte con él y que no se da por vencido.

Ansu necesita una nueva oportunidad lejos de aquí. Sin tantos focos y tensiones y mejor si es en la liga española. Volver a sentirse futbolista y probarse en algún equipo en el que sea su máxima estrella. Hay muchos clubs que han preguntado por él y al Barça no le va a quedar otra que aceptar la propuesta que elija el propio jugador para intentar que haga un año completo y pueda ser vendido en el futuro. El nuevo Ansu es Lamine Yamal, el futbolista que sí será la gran apuesta de futuro del club. Por favor, no lo quemen.

 Ansu Fati fue, tal vez, el canterano que más ilusionó en el Barça en los últimos años. Su irrupción fue tan brutal que muchos le compararon como el nuevo Messi del futuro guardando las distancias por sus diferentes características. Nunca antes un chaval de su edad se había mostrado tan determinante tanto en el Barça como en la selección, pero una maldita lesión de rodilla comenzó a truncar su futuro. Eso y algunas malas decisiones que han ido lastrando su carrera hasta dejarle en zona de nadie. El Barça intentó recuperarle pero acabó abriéndole la puerta y, hoy por hoy, no cuenta. Tanto es así que en el área deportiva estarían abiertos incluso a recibir una propuesta baja y razonable para finiquitar su contrato hasta el 2026 dando por acabada su vinculación con el club blaugrana. Es una pena, pero ya el verano pasado le dejaron salir con la esperanza de que triunfase fuera aunque ya no hay excusa posible a pesar de que sea una pena.Ansi quería minutos en el Barça de Xavi y no los tuvo y quería volver este verano mucho más fuerte al club pero no ha podido ser. Su aura es tan grande que una de las primeras cosas que preguntó Hansi Flick sobre la plantilla fue lo que había sucedido con el delantero. El entrenador alemán está dispuesto a llevárselo de pretemporada y hacerle jugar, pero tiene claro que aquí ya va a tener pocas oportunidades de presente y de futuro. Le pondrán en el escaparate y habrá que ver dónde acaba colocándole Jorge Mendes, un agente que apostó por muy fuerte con él y que no se da por vencido.Ansu necesita una nueva oportunidad lejos de aquí. Sin tantos focos y tensiones y mejor si es en la liga española. Volver a sentirse futbolista y probarse en algún equipo en el que sea su máxima estrella. Hay muchos clubs que han preguntado por él y al Barça no le va a quedar otra que aceptar la propuesta que elija el propio jugador para intentar que haga un año completo y pueda ser vendido en el futuro. El nuevo Ansu es Lamine Yamal, el futbolista que sí será la gran apuesta de futuro del club. Por favor, no lo quemen.  

Check out our other content

Check out other tags:

Most Popular Articles